Cuidados de hospicio para pacientes hospitalizados

Cuando los síntomas no se pueden controlar en el hogar

En la mayoría de los casos, el cuidado de hospicio se brinda en el hogar del paciente, ya que es el lugar donde las personas gravemente enfermas desean estar: en un entorno familiar con rutinas familiares y rostros familiares.

Todos los hospicios también deben ofrecer servicios para pacientes hospitalizados y así ayudar en la evaluación y manejo de síntomas agudos, complejos o no controlados, como dolor e insuficiencia respiratoria, cuando no es posible manejarlos en casa u otros entornos.


Conozca al equipo de cuidado para pacientes hospitalizados de VITAS

Un director de equipo de la IPU de VITAS

Directora del equipo

El director del equipo supervisa el cuidado de todos los pacientes en la unidad de hospicio para pacientes hospitalizados.
Un médico de VITAS

Médico

El médico controla de cerca el avance de la enfermedad del paciente, receta los medicamentos correspondientes y coordina el cuidado con otros miembros del equipo.
Un enfermero de hospicio de VITAS

Enfermero de hospicio

El enfermero de hospicio es experto en la evaluación y el control del dolor y otros síntomas. Un enfermero también puede ayudar con el cuidado personal.
Una trabajadora social de VITAS

Trabajador social

El trabajador social cumple el rol de un oyente comprensivo y capacitado, y brinda apoyo emocional.
Una capellana de VITAS

Capellán

El capellán se encarga de las necesidades espirituales de pacientes y familias de todos los credos, y puede trabajar con su clérigo.
Una especialista en duelo de VITAS

Especialista en duelo

El especialista en duelo brinda apoyo para enfrentar el dolor y la pérdida a los seres queridos del paciente.
Una voluntaria de VITAS

Voluntario

El voluntario de hospicio puede llevar música o mascotas de compañía a través del programa Paw Pals, y pasa tiempo de calidad con el paciente y la familia.
El equipo interdisciplinar de VITAS

¿Cuándo se recurre al cuidado de hospicio para pacientes hospitalizados?

Algunos indicios que señalan la necesidad de cuidado de hospicio para pacientes hospitalizados pueden incluir:

  • Deterioro repentino que requiere intervención de enfermería intensiva
  • Dolor incontrolable
  • Náuseas y vómitos incontrolables
  • Fracturas patológicas
  • Dificultad respiratoria que no se puede controlar
  • Alivio de los síntomas mediante medicamentos intravenosos que requieren monitoreo cercano
  • Cuidado de heridas que requiere cambios de vendajes complejos y/o frecuentes que no se pueden realizar en la residencia del paciente
  • Agitación o intranquilidad inmanejable que requiere intervención intensiva
  • Convulsiones incontrolables
  • Procedimientos menores para mejorar el confort del paciente, como extraer líquido del área del estómago (paracentesis) o insertar un drenaje o tubo permanente

¿Dónde se prestan los servicios de cuidado de hospicio para pacientes hospitalizados?

La atención a pacientes hospitalizados se brinda en un centro —por lo general en un hospital, pero también en centros de enfermería y casas de hospicio independientes— que puede ofrecer atención clínica las veinticuatro horas.

Un médico habla con una mujer acostada en su cama

La atmósfera en un centro para pacientes hospitalizados es muy diferente a la de un centro de cuidados agudos. La unidad para pacientes hospitalizados es más tranquila y similar a un hogar. Los miembros del personal se mueven a un ritmo pausado y, por lo general, se toman el tiempo de hablar con el paciente, visitar a la familia y responder preguntas.

Tanto de día como de noche, los familiares y amigos de todas las edades son bienvenidos y en ocasiones pueden pasar la noche allí.

Pero no se confunda: se trabaja incansablemente para controlar el dolor y los síntomas, con el objetivo de estabilizar al paciente para que pueda volver al cuidado de hospicio de rutina en su hogar.

El equipo de cuidado de hospicio para pacientes hospitalizados:

  • Evalúa los síntomas
  • Se encarga del control intensivo de síntomas
  • Presta atención las veinticuatro horas y hace visitas regulares al paciente

El equipo en general logra manejar y controlar los síntomas del paciente en relativamente poco tiempo, normalmente en días, y el paciente puede regresar a casa.

Unidades de cuidados de hospicio para pacientes hospitalizados VITAS y VITAS Suites

VITAS cuenta con varias unidades de cuidado de hospicio para pacientes hospitalizados y VITAS Suites. Algunos son edificios independientes; otros están ubicados en un ala o piso de otro centro. Todas las unidades de cuidado de hospicio para pacientes hospitalizados de VITAS y VITAS Suites son únicas. Están diseñadas y decoradas teniendo en cuenta las necesidades de los pacientes de hospicio y sus familias. Para un paciente de hospicio, funcionan como un hogar lejos de su hogar. Se pone énfasis en el confort y la dignidad, incluso cuando se necesitan cuidados intensivos.

Las unidades de cuidado de hospicio para pacientes hospitalizados de VITAS y VITAS Suites están a cargo de un equipo para pacientes hospitalizados de VITAS. Un médico de VITAS hace recorridos diarios. El personal de enfermería brinda atención y los miembros del equipo, desde trabajadores sociales hasta capellanes y musicoterapeutas, visitan a pacientes designados. Las familias participan en nuestra atención. El personal llega a conocer a los seres queridos. Pueden ayudar a quienes no viven en el lugar a recorrer el área o dar la bienvenida a una mascota querida que llega de visita. Mejoran la calidad de vida de los pacientes y sus familias.

Nuestras unidades ofrecen servicios como habilitaciones familiares, cocinas y áreas de juego para niños. Hay espacios donde se puede rezar o reflexionar en silencio, y espacios que se adaptan a las necesidades de diversas generaciones. Siempre hay una taza de café o un lugar donde recalentar comida hecha en casa disponibles.

Contacte al equipo interdisciplinar de VITAS en su zona.

Cuidado de hospicio en Hospitales y hogares de ancianos

Algunos pacientes elegibles para hospicio que ya fueron admitidos en un hospital u hogar de ancianos para recibir cuidados agudos no se pueden reubicar en su hogar o un centro para pacientes hospitalizados sin ponerlos en riesgo. En estos casos, VITAS trabaja con el centro donde reside el paciente y el personal que lo atiende para coordinar su atención enfocándose en su confort, controlar síntomas y, cuando es posible, coordinar una transición sin contratiempos para trasladar al paciente al lugar donde prefiere estar.

Ya sea en un hospital o centro de enfermería especializada, el equipo interdisciplinar de VITAS apoya al personal que presta cuidados intensivos a pacientes con síntomas difíciles de controlar, liberando al personal para que pueda encargarse de otras tareas. El personal del centro también puede recurrir a VITAS cuando necesita información y asesoramiento clínico sobre cuidados al final de la vida, así como también asistencia para administrar medicamentos.

Cuando los integrantes de nuestro equipo interdisciplinar no pueden acceder a un centro por restricciones de seguridad, VITAS recurre a prestaciones de telesalud para hacer evaluaciones, hablar sobre los objetivos de la atención y prestar una variedad de servicios integradores.

Atención para pacientes hospitalizados: uno de los cuatro tipos de cuidados

Cualquiera sea el entorno, la atención para pacientes hospitalizados las 24 horas es uno de los niveles obligatorios del cuidado de hospicio, disponible cuando no es posible controlar los síntomas conforme a las pautas de Medicare. Algunos pacientes pueden necesitar el nivel de atención para pacientes hospitalizados a fin de ayudarles en su transición del cuidado curativo en el hospital al cuidado de hospicio en el hogar. Otros pacientes que reciben cuidado de rutina a domicilio pueden tener síntomas que se exacerban.

En cualquier caso, el paciente en general recibe cuidados para pacientes hospitalizados por un corto período (3 a 5 días) hasta que los síntomas están bajo control, y luego regresa a casa para seguir el cuidado de hospicio de rutina.

VITAS ofrece cuatro tipos amplios, o niveles, de cuidados según la definición de los beneficios de hospicio de Medicare:

  • Cuidado de rutina a domicilio: casi siempre, los cuidados se prestan en el hogar, ya sea que viva en una vivienda/residencia privada, un hogar de ancianos o una comunidad de vida asistida. El personal de VITAS hace visitas regulares y VITAS provee todo el equipo médico, suministros y medicamentos relacionados con su diagnóstico.
  • Cuidado continuo a domicilio (Intensive Comfort Care®): cuando sus síntomas no se pueden controlar con los cuidados de rutina, VITAS puede prestar servicios de control de síntomas intensivo en el lugar donde ya está recibiendo atención, hasta que los síntomas estén bajo control conforme a las pautas de Medicare. Nuestros enfermeros y auxiliares cumplen turnos de hasta 24 horas de cuidado continuo en su entorno de atención preferido, para que pueda quedarse allí mientras pueda seguir recibiendo atención de forma eficaz y segura.
  • Cuidado general para pacientes hospitalizados: cuando sus síntomas o dolor no se pueden controlar con cuidados a domicilio, y no desea recibir Intensive Comfort Care® en casa, VITAS puede prestar una atención especializada de mayor nivel en un entorno de hospitalización hasta que los síntomas estén bajo control conforme a las pautas de Medicare. El  cuidado general para pacientes hospitalizados se puede prestar en una variedad de lugares, como en las unidades de hospicio para pacientes hospitalizados de VITAS o en un centro de atención para pacientes hospitalizados asociado, como un hospital u hogar de ancianos.
  • Cuidado temporal: cuando es necesario, VITAS lo cuida en un lugar de cuidado dentro de un hospital por hasta cinco días consecutivos para que su cuidador o familiares se tomen un "respiro" o descanso necesario.