Servicios de cuidado paliativo

El cuidado paliativo ha sido una especialidad médica certificada por la junta desde 2006 en Estados Unidos, pero el concepto de cuidado centrado en el confort existe desde hace varios siglos. El tratamiento de cuidado paliativo surgió del movimiento para cuidados de hospicio.

En la actualidad, el 80 por ciento de los hospitales con 300 camas o más cuenta con un especialista en cuidado paliativo o un equipo de cuidado paliativo que trabaja con los demás médicos del paciente para abordar las dolencias físicas, sociales y espirituales de una enfermedad grave y su tratamiento y opciones de atención.

¿Qué es el cuidado paliativo?

El cuidado paliativo ofrece alivio a los síntomas causados por una enfermedad o lesión.

En comparación con el cuidado curativo, que tiene la intención de curar una enfermedad, el cuidado paliativo pretende hacer que el paciente se sienta más confortable. La definición de cuidado paliativo es "hacer que una enfermedad o sus síntomas sean menos graves o angustiantes sin eliminar la causa". El cuidado paliativo aliviará o "paliará" los síntomas y mejorará su calidad de vida.

¿El cuidado paliativo es lo mismo que el cuidado de hospicio?

No. Mientras el cuidado de hospicio y el cuidado paliativo tratan los síntomas, el cuidado de hospicio es apropiado solo en los últimos seis meses de vida, tal como lo estima el médico del paciente. El cuidado de hospicio se ofrece en lugar del tratamiento curativo, mientras que el confort del cuidado paliativo está disponible en cualquier momento de la enfermedad de un paciente, desde el diagnóstico y durante todos los tratamientos curativos.

Obtenga más información sobre las diferencias entre el cuidado paliativo y el cuidado de hospicio >

Por lo general, la medicina paliativa se analiza en el contexto de una enfermedad grave: trastornos pulmonares crónicos progresivos, enfermedad renal, insuficiencia cardíaca crónica, VIH/SIDA, afecciones neurológicas progresivas, cáncer, etc. Se centra en la naturaleza del tratamiento y los resultados posibles y no posibles de las opciones terapéuticas.

La intención del cuidado paliativo es brindar información al paciente y la familia para que puedan determinar sus objetivos y resultados esperados; y de allí viene el término "Análisis de objetivos de cuidado".

¿Cuáles son las metas del cuidado paliativo?

Las metas del cuidado paliativo incluyen:

  • Alinear los resultados del tratamiento con los valores y las preferencias del paciente
  • Mejorar la calidad de vida tanto para el paciente como para la familia
  • Minimizar el dolor y el malestar
  • Aliviar el sufrimiento emocional, la ansiedad o la depresión
  • Ayudar con seguridad, movilidad y equipos
  • Brindar consejería espiritual
  • Empoderar a los pacientes y sus cuidadores para que tomen las decisiones adecuadas para ellos

¿Quiénes integran el equipo de cuidados paliativos?

Por lo general, el cuidado paliativo está a cargo de un equipo de profesionales muy similar al equipo interdisciplinar del cuidado de hospicio. La evaluación clínica y las conversaciones sobre los cuidados normalmente están a cargo de médicos, practicantes de enfermería y enfermeros registrados. Algunas veces también participan trabajadores sociales y capellanes.

¿Cuáles son los beneficios del cuidado paliativo?

El cuidado paliativo ofrece alivio de diversas maneras. Los síntomas físicos como el dolor, la fatiga, la pérdida de apetito, las náuseas y los vómitos, y la dificultad para conciliar el sueño se pueden mitigar con enfoques paliativos, ya sea a través de medicamentos, nutrición, respiración profunda o acupuntura.

Para aquellos pacientes y familiares que están luchando por aceptar un diagnóstico grave, el cuidado paliativo puede abordar la depresión, la ansiedad y el miedo al ofrecer asesoramiento, grupos de apoyo, reuniones familiares y demás recursos similares.

¿Qué incluye el cuidado paliativo?

El cuidado paliativo comienza con una conversación para determinar los síntomas y las necesidades del paciente, así como cualquier medicamento que pueda aliviar su malestar. Dejar de tomar los medicamentos que producen efectos secundarios desagradables se ofrece como una opción paliativa a algunos pacientes.

Las necesidades del paciente también pueden satisfacerse por medio de enfoques que no dependen de medicamentos; por ejemplo, nutrición especializada y ejercicios de respiración. Para lograr un mayor alivio, el equipo de cuidados paliativos puede incorporar terapias complementarias para tratar síntomas específicos.

Las características específicas del cuidado paliativo varía de un caso a otro; esto se debe a que los tratamientos están diseñados para abordar las necesidades particulares de un paciente y su tolerancia al malestar.

El equipo de cuidado paliativo habla con el paciente regularmente para determinar la intensidad de su dolor y otros síntomas. Con base en esa información, evalúan juntos las opciones de tratamiento adecuadas.

Cuando un paciente no puede comunicarse o de alguna otra forma no puede manifestar su dolor ni otros síntomas incómodos, el equipo interdisciplinar se vale de las herramientas de evaluación del dolor y el juicio clínico para abordar el alivio de los síntomas.

¿Cuánto tiempo puede estar en cuidado paliativo?

El cuidado paliativo puede necesitarse en cualquier momento de la vida, y su duración puede variar; además puede complementarse con el cuidado curativo. El cuidado de hospicio, que incluye al cuidado paliativo, está diseñado para brindar confort y dignidad en los últimos seis meses de vida de un paciente.

Las investigaciones sugieren que el inicio temprano de los cuidados paliativos tiene un efecto positivo en la satisfacción del paciente y su familia respecto al cuidado que recibe, en las percepciones del dolor por parte del paciente y hasta en los índices de supervivencia del paciente. Un paciente en hospicio que elige interrumpir los servicios de hospicio puede seguir recibiendo cuidado paliativo.

Hablar con sus proveedores de servicios de asistencia médica acerca del cuidado paliativo

Para los pacientes y familiares que se enfrentan a preocupaciones más allá de la enfermedad en sí misma, un miembro del equipo de cuidado paliativo interdisciplinar de VITAS puede responder preguntas y ayudar a encontrar los recursos necesarios para abordar problemas financieros, legales, laborales, de transporte y de vivienda. Tanto si la fe es su sostén o siente que la fe lo ha abandonado, o incluso si no tiene creencias religiosas de ningún tipo, el cuidado paliativo puede abordar inquietudes espirituales respetando su cultura y tradiciones.

Los médicos de cuidado paliativo están capacitados sobre todo para escuchar las necesidades, los objetivos, las preocupaciones y las preguntas de los pacientes y sus familias. Toman muy en serio los sentimientos y la experiencia subjetiva de los pacientes y entablan con habilidad conversaciones que pueden dejar al descubierto problemas sin resolver con el fin de elaborar un plan de cuidado informado e integral centrado en el paciente.

Se ha demostrado que el cuidado paliativo es eficaz en la mejora de la calidad de vida. Cuando sus síntomas están controlados y sabe que tiene a alguien que lo escucha, se siente mejor y vive de otra manera. Las consultas de cuidado paliativo derivan en menores costos de asistencia médica porque pueden ayudarle a sentirse lo suficientemente bien como para elegir no ir al hospital y disminuyen las pruebas o los tratamientos que no están en línea con sus objetivos.

¿De qué manera aborda VITAS el cuidado paliativo?

En VITAS, el cuidado paliativo comienza con un plan especialmente adaptado por un equipo interdisciplinar que satisface las necesidades del paciente. El equipo puede trabajar con pacientes que recién recibieron un diagnóstico y aquellos que luchan con los efectos secundarios de las terapias curativas. Algunos miembros del equipo de cuidado paliativo pueden estar certificados por la junta de cuidado de hospicio y medicina paliativa; otros pueden ser desde capellanes hasta trabajadores sociales.

Una consulta de cuidado paliativo con el paciente ofrece información específica y oportuna que ayuda al paciente y sus familiares a entender lo que implica la medicina paliativa, y ayuda a los médicos y demás miembros del equipo interdisciplinar a brindar la atención más apropiada.

Si los síntomas del paciente empeoran y ya no pueden ser controlados por el equipo de cuidado paliativo de rutina, VITAS está disponible las 24 horas, los 7 días de la semana, para pasar al paciente a un nivel más alto de cuidado que incluye apoyo continuo por parte de un enfermero especializado en situaciones de crisis hasta que los síntomas estén nuevamente bajo control. Si los síntomas son particularmente agudos, VITAS puede trasladar al paciente a una unidad de hospicio para pacientes hospitalizados para un control intensivo de los síntomas hasta que esté nuevamente en condiciones de regresar a su hogar.

¿Desea obtener más información sobre las diferencias entre cuidado paliativo y cuidado de hospicio?