Qué esperar de una visita de admisión a hospicio

Antes de que el cuidado de hospicio comience, un especialista de admisión de VITAS consultará con el paciente, los familiares, un responsable legal y con el médico actual del paciente para determinar las necesidades y la elegibilidad para cuidado de hospicio.

Pero lo más importante es que esta es una oportunidad para haga todas las preguntas que tenga.

¿Qué documentos necesito para la admisión a hospicio?

Si está participando de una consulta de admisión para usted mismo o para su ser querido, asegúrese de tener a mano la siguiente documentación.

Del paciente debe tener:

  • Carnés de cobertura médica vigente (incluida la tarjeta de identificador de beneficiario de Medicare (MBI), seguro privado, Medicaid/Medi-Cal, TRICARE, etc.)
  • Pasaporte o identificación con foto emitida por el gobierno
  • Copias de cualquiera de las directivas anticipadas, inclusive testamento de vida, Five Wishes, poder notariado para atención de la salud y orden de no resucitar
  • Información sobre medicamentos y dosis
  • Una lista de equipos médicos que el paciente está utilizando
  • Información sobre los miembros del personal de la agencia de asistencia médica que ya trabajan con el paciente
  • Información de contacto de cualquier ser querido que debe recibir las novedades acerca del paciente
Una tarjeta de muestra

Ejemplo de tarjeta de seguro de Medicare con el identificador de beneficiario de Medicare resaltado.

Consulta para admisiones a hospicio

La mayoría de las admisiones a hospicio comienza con la derivación de un médico del paciente, supervisor de casos o trabajador social después de que el paciente haya recibido un pronóstico de seis meses o menos.

El paciente y su familia pueden o no tener conocimiento del pronóstico en ese momento, por lo que la primera conversación acerca de los cuidados al final de la vida a menudo comienza con un especialista de admisiones de VITAS, generalmente una enfermera o una coordinadora de admisiones. Esta persona le proporcionará al paciente y a los familiares toda la información que necesiten acerca de sus opciones de cuidado, qué servicios de hospicio se incluyen y las responsabilidades del cuidador del paciente.

La transición a cuidado de hospicio 

Una vez que el paciente y los familiares acordaron que el cuidado de hospicio es la elección correcta, VITAS se comunicará con el médico del paciente para cualquier papeleo o historia médica adicional. Si el proceso de admisión comenzó con el referido de un médico, es probable que VITAS tenga todos estos materiales.

Al momento de la confirmación del pronóstico del paciente por parte del médico, el paciente (o el representante legal) debe aceptar recibir cuidados paliativos al final de la vida y suspender el tratamiento curativo. En cuestión de horas, un paciente elegible puede ser transferido de un hospital, del departamento de emergencias o instalaciones de cuidado para comenzar el cuidado de hospicio de VITAS en el hogar, dondequiera que sea el mismo.

Desde el inicio hasta el final, el paciente y la familia son parte del equipo de hospicio. Son parte del cuidado del paciente en todo el proceso de admisión y durante el curso del servicio de hospicio, ayudando a dar forma al plan de cuidados.

Averigüe si el cuidado de hospicio podría ayudar a su ser querido.

English 繁體中文