Llame al 1.800.582.9533 hoy
mismo.
SOLICITE INFORMACIÓN

¿Qué es el cuidado paliativo?

Servicios de cuidado paliativo

¿Qué es el cuidado paliativo?

Cuidado paliativo ha sido una especialidad médica certificada por la junta desde 2006 en Estados Unidos, pero existe hace varios siglos. Todos conocemos la medicina paliativa, también denominada cuidado de confort. Si usted se fractura un hueso, busca curarse: el médico acomoda el hueso y lo mantiene inmóvil para que se sane. Pero le receta calmantes para que usted se sienta confortable. Los calmantes son paliativos: mejoran la calidad de vida mientras usted y su médico tratan fracthra del hueso.

Generalmente, cuando hablamos de cuidado paliativo, lo hacemos en el contexto de una enfermedad grave: trastornos pulmonares crónicos y progresivos; enfermedad renal; insuficiencia cardíaca crónica; VIH/SIDA, afecciones neurológicas progresivas, cáncer, etc. 

También vea: ¿De qué manera el cuidado paliativo puede ayudar a los pacientes con cáncer?

Por ejemplo, mientras se somete a la quimioterapia, la cual se realiza para curar el cáncer, su médico también trata sus náuseas, depresión o ansiedad al recetarle un medicamento, indicarle sesiones con un fonoaudiólogo o programar las visitas de mascotas. Si su familia está estresada, un trabajador social o un capellán pueden brindar apoyo. Todos estos mecanismos para afrontar enfermedades son considerados paliativo: mejoran la calidad de vida mientras usted y su médico tratan su cáncer.

El cuidado curativo tiene la intención de curar una enfermedad. El objetivo del cuidado paliativo es lograr que el paciente se sienta más confortable. Paliar es "hacer que una enfermedad o sus síntomas sean menos graves o angustiantes sin eliminar la causa".

¿Cuál es la historia del cuidado paliativo?

El tratamiento de cuidado paliativo surgió del movimiento para cuidados de hospicio. En la actualidad, el 80 por ciento de los hospitales con 300 o más camas ofrecen un especialista en cuidados paliativos o un equipo especializado que trabaja con los otros médicos del paciente a fin de abordar la angustia física, psicológica, social o espiritual de una enfermedad grave y su tratamiento.

Más paras pacientes y familias:

Más para clínicos: