Pautas de admisión a hospicio por demencia y Alzheimer

¿Cuándo su paciente con demencia está listo para recibir cuidados de hospicio?

La enfermedad de Alzheimer y otras demencias progresivas son condiciones que alteran la vida y terminan en la muerte, y no existe una terapia que permita curarlas. Los pacientes con demencia o alzhéimer son elegibles para los cuidados de hospicio cuando muestran todas las siguientes características:1

  • Imposibilidad de deambular sin asistencia 
  • Incapacidad de vestirse sin asistencia 
  • Incapacidad de bañarse bien 
  • Incontinencia intestinal y urinaria 
  • Incapacidad de hablar o comunicarse con sentido (la capacidad para hablar está limitada a aproximadamente una docena o menos de palabras entendibles y diferentes) 

Pensar en la demencia como una enfermedad terminal con la que la gente muere con el correr de los años, en vez de meses, permite que los profesionales de asistencia médica se enfoquen de manera explícita y agresiva en un plan de cuidados paliativos.2

Las enfermedades intercurrentes relacionadas con la demencia avanzada incluyen: 

  • Neumonía por aspiración 
  • Pielonefritis o infección urinaria alta 
  • Septicemia 
  • Úlceras de decúbito, varias, estadio 3-4 
  • Fiebre recurrente después de antibióticos 

Estado nutricional deteriorado: 

  • Dificultad para tragar o negarse a comer 
  • Si está recibiendo soporte nutricional artificial (tubo NG o G, TPN), el paciente debe exhibir una pérdida continua de peso a pesar de la alimentación 
  • Desnutrición proteico-calórica: 
    • Pérdida de peso de más del 11 %, o 
    • IMC <18, o
    • Albúmina <3.1

Afecciones comórbidas que afectan significativamente la salud y funcionalidad del paciente con demencia:

  • Cardiopatía congestiva o enfermedad cardiovascular
  • EPOC o enfermedad pulmonar restrictiva
  • Enfermedad cerebrovascular, incluso derrame cerebral
  • Diabetes mellitus
  • Insuficiencia renal
  • Malignidad

El objetivo de estas pautas de VITAS es servir como una herramienta práctica. No deben suplantar el criterio profesional de un médico.

Fuentes:

  1. Diagnosis, Management and Treatment of Dementia. American Medical Association, 1999. 
  2. Reisberg B: Dementia: A Systematic Approach to Identifying Reversible Causes. Geriatría, 41:30, 1986.

Adaptado de Stuart B, Herbst L, Kinzbrunner BM, et al: Medical Guidelines for Determining Prognosis in Selected Non-Cancer Diseases. 2.ᵃ edición. Virginia: National Hospice Organization, 1996. 

Contáctenos y entérese cómo VITAS puede ayudarle a cuidar de su paciente.

English 繁體中文