Los beneficios del hospicio en hogares de ancianos

VITAS le aporta una especialización clínica incomparable, amplio conocimiento de las regulaciones de Medicare y Medicaid para centros de enfermería y la capacidad de integrar la prestación de cuidados de hospicio dentro del establecimiento.

Como socio con experiencia de proveedores basados en episodios, VITAS ofrece una amplia gama de servicios para impactar de manera positiva en el rendimiento y las estadísticas de calidad de su establecimiento de enfermería (NF). Desde planes de atención individualizados y visitas regulares de nuestro equipo de expertos de hospicio, hasta programas educativos y ayuda continua ante el duelo y para el doliente para sus residentes y miembros de su personal, VITAS apoya a su personal clínico para facilitar los resultados positivos.

RELACIONADO: Atención administrada de Medicaid y servicios de hospicio

Cómo VITAS puede ayudar a establecimientos de enfermería

  • Trabajamos bajo el concepto de "envejecer en el lugar" y por eso llevamos el cuidado de hospicio a sus residentes para evitar transiciones de atención innecesarias/disruptivas.
  • Comprendemos el proceso de muerte y convalecencia, lo que incluye el ajuste de medicamentos a medida que la salud del residente se va deteriorando, y ofrecemos la mejor asistencia en el fallecimiento, un certificado de defunción rápido y coordinación con la funeraria.
  • Ofrecemos capacitaciones de EC gratuitas para su personal sobre el papel del hospicio e instruimos a nuestro personal en el trabajo en centros de enfermería.
  • Nos encargamos de la coordinación del conjunto de datos mínimo para cumplir con los requisitos federales y cubrir las necesidades del paciente de hospicio.
  • Nuestros representantes expertos además se encargan de encuestar a los participantes antes de ingresar al establecimiento y durante su estadía en el establecimiento, y ayudan con todas las cuestiones de certificación para garantizar resultados positivos.

Cómo ayudamos a sus residentes

Preguntas frecuentes

¿Su paciente está listo para el hospicio?