La ventaja de VITAS: Ayudar a los hogares de ancianos con los pacientes que requieren cuidados críticos

Con la ayuda del proveedor de hospicio correcto, los pacientes con necesidades de cuidados críticos pueden recibir asistencia en un hogar de ancianos.
¿Es su paciente elegible para el hospicio?

De qué manera VITAS lo ayuda

Cuando la mayoría de las personas se aproximan al final de la vida, desean permanecer en su hogar. Para muchos estadounidenses, eso quiere decir en el entorno familiar de su hogar de ancianos. Si bien más del 20 por ciento de los estadounidenses mayores muere en un hogar de ancianos, el 30 por ciento de todas las muertes registradas en un hospital involucra a personas que fueron trasladadas desde su hogar de ancianos durante los últimos días de vida; esto indica la presencia de enfermedades y síntomas que no pudieron ser manejados en la instalación.1

VITAS está equipado para recibir pacientes que requieren cuidados críticos —pacientes en hogares de ancianos para los que otros programas de hospicio no tienen los recursos ni la experiencia para darles el cuidado que necesitan, en especial cuando se requieren modalidades complejas.

Mejores métricas de calidad y relaciones con los hospitales

VITAS puede ayudar a mejorar sus métricas de estancia corta y prolongada, en especial si su residente está lidiando con síntomas agresivos o un dolor incontrolable, tiene que acudir con frecuencia a la sala de emergencias o fue admitido nuevamente en el hospital que hizo el referido.

No importa cuán complejos o desafiantes sean los síntomas de su residente, VITAS ofrece soluciones de cuidado de hospicio y paliativo y protocolos que muchos otros proveedores de hospicio no ofrecen y que mejoran la calidad de cuidado y evitan que sus residentes tengan que acudir a la sala de emergencias. De esta manera, le ayudamos a mantener sus métricas de calidad y las relaciones con los hospitales que le refieren.

Asistencia clínica las 24 horas del día, los 7 días de la semana

Con VITAS, su personal siempre tiene apoyo. Los clínicos de VITAS están siempre disponibles para responder las preguntas de su personal e informarlos. Cuando un paciente de VITAS en su instalación presenta síntomas graves o no cumple con el programa, VITAS puede enviar a un clínico en cualquier momento del día, por la noche, durante el fin de semana o un día festivo para que brinde asistencia y alivio, y así reducir el agotamiento y el estrés de su personal.

Plan de atención individualizado en el entorno de atención preferido

Adaptamos nuestros planes de cuidado en función de los deseos y objetivos que tienen los residentes al final de la vida, lo que genera resultados más favorables para ellos, sus familias y cuidadores, y su personal. Para los residentes de hogares de ancianos, esto significa recibir cuidado en el lugar donde viven actualmente. VITAS ofrece cuatro niveles de cuidado de hospicio para cubrir las diferentes necesidades del paciente durante todo el transcurso de su enfermedad, ayudándoles a quedarse en su hogar y tener una muerte ideal en su entorno preferido.

Cuidado especializado para demencia/Alzheimer

VITAS está preparado para satisfacer las necesidades particulares de cada paciente que vive con Alzheimer/demencia y que desea permanecer en el lugar donde reside. Nuestro equipo interdisciplinar elabora un plan de cuidado con el asesoramiento y consentimiento del neurólogo u otros médicos de su residente; un director de equipo coordina el flujo de información entre nuestro personal y el suyo.

Cuando los pacientes se alteran o desarrollan otros síntomas de mucha gravedad, VITAS puede administrar antipsicóticos y ofrecer otras formas de alivio, farmacológico y no farmacológico, para que el residente permanezca en su instalación y mejoren sus métricas de calidad de estancias prolongadas.

Fuente:

1. Johnson, S. (2005). "Making Room for Dying: End of Life Care in Nursing Homes". The Hastings Center Report, 35(6), S37-S41. Consultado de: www.jstor.org/stable/24290049