¿Quién toma la decisión de recurrir al cuidado de hospicio?

Los pacientes, las familias y los proveedores de servicios de asistencia médica toman juntos la decisión de recurrir a los servicios de hospicio. Es una decisión de asistencia médica. Los proveedores de servicios de asistencia médica siguen ciertas pautas que los ayudan a decidir si un paciente es eligible para recibir servicios de hospicio financiados por Medicare, los cuales brindan cuidados centrados en el confort al final de la vida.

Los pacientes pueden elegir ellos mismos el hospicio si se hallan en pleno uso de sus facultades mentales. Por lo general, la familia, los proveedores médicos, los consejeros y los asesores espirituales ayudan a los pacientes a tomar esta decisión. Los miembros del equipo de hospicio también pueden ayudar.

Cómo elegir un proveedor de hospicio

Tenga en cuenta estos factores al evaluar y elegir un proveedor de hospicio:

  • Repase la historia y la reputación del proveedor de hospicio antes de tomar la decisión. ¿Cuánto tiempo ha estado en ejercicio? ¿Ofrece los 4 niveles de cuidado de hospicio, tal como lo exige Medicare? ¿Qué opinan otros pacientes o familias sobre sus experiencias?
  • Verifique la certificación, la licencia y las ofertas del proveedor. ¿Está aprobado por Medicare y cuenta con licencia y certificación en su estado? ¿Hay todo un equipo de hospicio interdisciplinario que preste el cuidado emocional, psicológico y espiritual?
  • Asegúrese de que el programa de hospicio satisfaga sus necesidades específicas. ¿Participa en el programa nacional We Honor Veterans? ¿Ofrece un tipo de cuidado que tiene en cuenta las particularidades culturales con base en la raza, la religión, la cultura, la etnia o el estilo de vida? ¿Hablan los miembros del personal su idioma de preferencia?
  • Explore los servicios adicionales. ¿Hay alguien disponible las 24 horas, los 7 de la semana, todo el año, si tiene una emergencia o una crisis? ¿Elabora el equipo de hospicio un plan de cuidado personalizado y adaptado a usted? Si tiene una enfermedad grave, ¿ofrece los servicios necesarios, el cuidado especializado y la experiencia que apoyen su calidad de vida al aproximarse al final de la vida?

Más ayuda: Cómo elegir un proveedor de hospicio >

Directivas anticipadas y cuidado de hospicio

Si los pacientes no pueden tomar decisiones ellos mismos ni expresarse, hay otras opciones para elegir el cuidado de hospicio. Lo ideal es que el paciente haya creado y firmado una directiva anticipada, como un testamento de vida. En ese documento, se puede designar a otra persona para que tome las decisiones en su nombre. Según su estado, esta persona se denomina apoderado de la asistencia médica, sustituto para la asistencia médica, poder notariado para asistencia médica, o agente de asistencia médica.

Si el paciente no cuenta con una directiva anticipada, las decisiones de asistencia médica las toma un familiar cercano: normalmente el cónyuge en primer lugar, sino los hijos adultos. Consulte las regulaciones de su estado o póngase en contacto con el trabajador social y clínico con licencia o supervisor de casos de su ser querido si tiene preguntas.

Elegir el hospicio le permite tener el control de cómo y dónde recibirá cuidados al acercarse al final de la vida.