Llame al 1.800.582.9533 hoy
mismo.
SOLICITE INFORMACIÓN

¿Cómo se maneja VITAS Healthcare durante una catástrofe natural?

Imagen destacada de VITAS y catástrofes naturales

En el caso de una catástrofe natural, en VITAS Healthcare -el proveedor destacado a nivel nacional de cuidados de hospicio- estamos preparados y armados con una gran variedad de recursos y profesionales diligentes que tratan con la vida y la muerte a diario.

Incluso antes de que se implementaran los actuales requisitos de preparación ante catástrofes a nivel nacional, VITAS invirtió en preparar a los pacientes, familiares y empleados para facilitar la atención continua de los pacientes antes, durante y después de que una catástrofe natural impacte cualquier centro de VITAS.

También vea: Cómo prepararse para una catástrofe con un paciente de hospicio


"La atención al paciente no se detiene por inundaciones, tormentas, incendios y otras catástrofes", dice Jennifer Nygaard, vicepresidente de operaciones de VITAS. "De hecho, una catástrofe muchas veces aumenta la necesidad de servicios de atención médica, tanto en hogares como en centros de atención como hospitales, establecimientos de cuidados a largo plazo y facilidades de vida asistida.

"Seguimos un estricto conjunto de normas, políticas y procedimientos para garantizar que, en medio de un cambio extremo en las condiciones climáticas y otros desafíos, sigamos enfocados en cubrir las necesidades de nuestros pacientes, sus familias y nuestro personal".

La comunicación es fundamental

Como práctica estándar, a cada paciente se le asigna un nivel de prioridad en emergencias al momento de su admisión. Se brinda información sobre preparación ante emergencias y se desarrolla un plan de atención. Continuamente se hacen evaluaciones integrales para actualizar el nivel de prioridad en emergencias en las reuniones de planificación de atención semanales y para actualizar los planes de acción durante una catástrofe específicos para cada paciente.

I. Ante la posibilidad de que ocurra una catástrofe, se activa un plan de emergencia. El componente central de este plan es la comunicación. Los directivos principales de los centros afectados se reúnen para prepararse. Los directivos se comunican por teléfono constantemente para garantizar que se cubran todos los aspectos de planificación para la catástrofe.

Se designa un "comandante de catástrofe" de VITAS que se encarga de indicar al personal que hable con los pacientes y familias, evalúe las necesidades de los pacientes y se hagan los cambios necesarios a los planes. Un paciente que está en su casa podría ser trasladado a un centro, o a la casa de un familiar. Los empleados de VITAS se unen como un ejército para asegurarse de tener toda la información que necesitan para garantizar que nuestros pacientes y sus familias estén totalmente atendidos.

Para garantizar la comunicación cuando se activa un plan por catástrofe, el comandante de catástrofe supervisa un registro detallado de los pacientes, que puede incluir:

  • Las medidas de preparación cuando el centro recibe una advertencia de que se aproxima una catástrofe
  • Si el paciente se está evacuando
  • Su ubicación durante el evento
  • Todo equipo médico entregado al paciente que necesite mantenimiento o reparación
  • Si el paciente tiene la cantidad suficiente de medicamentos, suministros médicos, alimentos, etc.
  • Visitas necesarias antes, durante y después de una catástrofe

II. Cuando se emite una advertencia de catástrofe, se abren los canales de comunicación entre nuestros directivos locales, directivos sénior y directivos de los departamentos corporativos (equipos médicos a domicilio, centros de atención, informática, operaciones clínicas, servicios de farmacia, etc., dependiendo de la naturaleza de la catástrofe). Durante todo el evento, las decisiones se toman según la información de las agencias locales y federales. Mientras los empleados de VITAS se encargan de que los pacientes y sus familias estén en un lugar seguro y con los equipos necesarios, los directivos de VITAS se mantienen atentos a las pautas locales y estatales sobre toques de queda e instrucciones de no circular en carreteras, para garantizar la seguridad de los empleados.

Cuando el personal de campo ya no puede circular, VITAS mantiene sus líneas telefónicas abiertas las 24 horas, los 7 días de la semana, los 365 días al año. Nuestro personal experto de Telecare® monitorea a los pacientes por teléfono. Además, nuestros equipos de comunicaciones digitales actualizan nuestros sistemas telefónicos y recursos en línea para que nuestros pacientes, sus familiares y nuestros empleados se mantengan informados.

III. Una vez pasada la catástrofe y que nuestro personal pueda salir, comenzamos rápida y eficientemente con los trabajos de recuperación. Desde verificar que los pacientes y familias bajo nuestro cuidado estén a salvo hasta tomar decisiones sobre si es seguro aceptar y transferir nuevos pacientes, VITAS tiene un plan mesurado y equilibrado para enfrentar los problemas que pudieran surgir tras una catástrofe.

Como trabajamos en todo el país y el proceso de priorización en emergencias es universal y accesible a todo VITAS, el personal de un área puede acercarse a otros centros de VITAS del otro lado del país para ayudar en lo que se pueda, y así nuestros pacientes sigan recibiendo una atención de alta calidad.

Más información sobre nuestros servicios de hospicio.

En VITAS, también nos cuidamos unos a otros

Mientras nos ocupamos de la seguridad de nuestros pacientes, también nos preocupamos por la de nuestros empleados. Aquellos que hayan sufrido daños, necesiten provisiones o se hayan visto afectados de alguna manera por la catástrofe reciben ayuda. Los que están disponibles para recibir asignaciones de emergencia averiguan dónde se los necesita más. VITAS retoma su rutina regular con su personal completo lo antes posible.

¿Por qué elegir VITAS para sus pacientes en áreas vulnerables a catástrofes?

Nuestra trayectoria de atención a pacientes bajo una presión intensa es uno de los motivos por los que médicos eligen a VITAS con confianza.

Nuestros equipos de profesionales trabajan bajo presión, ante una crisis y normalmente. Los directivos de VITAS siguen normas y regulaciones establecidas y actualizan los procesos de atención a los pacientes periódicamente.

Como el proveedor destacado de servicios de hospicio del país, contamos con los recursos para prestar una atención excelente incluso ante una catástrofe. Desde redireccionar llamadas telefónicas en áreas afectadas hasta transportar suministros con nuestra gran flota de camiones HME, VITAS tiene una ventaja rotunda.

Habiendo sentado varios precedentes de una gestión sólida y oportuna durante crisis, como durante la destrucción inaudita de los huracanes Harvey e Irma en 2017, VITAS cumple su promesa a los pacientes y sus familias: una atención compasiva y de alta calidad al final de la vida.