Llame al 1.800.582.9533 hoy
mismo.

¿Cuándo el paciente está listo para los servicios de hospicio?

Derive a su paciente: En línea | Aplicación móvil800.938.4827

Los pacientes son elegibles para el cuidado de hospicio cuando un médico toma una determinación clínica de que la expectativa de vida es de seis meses o menos si la enfermedad sigue su curso normal. Estas pautas pueden ayudarle a tomar esa determinación. Su objetivo es servir como una herramienta práctica y no deben suplantar el criterio profesional de un médico.

Si el paciente no cumple con estos criterios, es posible que igualmente sea elegible para el cuidado de hospicio por otras comorbilidades o deterioro rápido.

Criterios generales para un paciente elegible para VITAS

  • La enfermedad es terminal (un pronóstico de ≤ 6 meses) y el paciente y/o familia ha optado por cuidados paliativos.
  • El paciente presenta un deterioro funcional a determinar según:
    • Una clasificación en la escala de valoración paliativa (EVP) de ≤ 50-60 %
    • Dependencia en 3 de 6 actividades de la vida diaria (AVD)
  • El paciente presenta una alteración en el estado nutricional, por ej. > 10 % de pérdida de peso corporal en los últimos 4-6 meses
  • El paciente presenta un deterioro observable y documentado en la condición clínica general en los últimos 4-6 meses, manifestado por al menos uno de los siguientes:
    • ≥ 3 hospitalizaciones o visitas a la sala de emergencias
    • Disminución en la tolerancia a la actividad física
    • Disminución en la capacidad cognitiva
  • Otras afecciones comórbidas

Criterios clínicos

El 90 % de los pacientes de VITAS tienen un diagnóstico principal de:

Otros pacientes de VITAS tienen diagnósticos como:

Todos los pacientes de VITAS deben:

  • Tener un pronóstico de expectativa de vida de 6 meses o menos si la enfermedad sigue su curso normal
  • Aceptar un plan de cuidados con objetivos que sean de naturaleza paliativa; los objetivos de atención se enfocan principalmente en el control de los síntomas físicos, psicosociales, emocionales y espirituales del paciente en vez del tratamiento de la enfermedad principal

¿Un "plan de cuidados paliativos" restringirá lo que se puede hacer por el paciente?

VITAS ofrece un tratamiento agresivo para todos los síntomas del paciente, incluso el dolor y otros síntomas físicos, psicosociales, emocionales y espirituales. Todas las intervenciones están enfocadas en mejorar el confort y calidad de vida del paciente en general.

Al centrarnos en el control de síntomas en lugar del tratamiento de la enfermedad principal, se desempeña un papel limitado en el caso de muchas terapias tradicionales para modificar la enfermedad, como:

  • Quimioterapia
  • Terapia de radiación
  • Cirugía
  • Transfusiones de sangre
  • Nutrición parenteral total (NPT)
  • Hidratación parenteral
  • Nutrición enteral

Cuando un paciente de VITAS recibe uno de estos tratamientos, es porque el médico y el equipo interdisciplinario de VITAS, el medico principal del paciente y el paciente y la familia acuerdan que:

  • El objetivo principal de la terapia es controlar uno o más síntomas.
  • La terapia tiene una alta probabilidad de ser eficaz para el alivio del/los síntoma(s).
  • Los beneficios de la terapia superan cualquier efecto secundario posible del tratamiento.
  • Se espera que el paciente viva lo suficiente como para beneficiarse con el tratamiento.
  • El paciente está de acuerdo con la intervención.

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes que VITAS ayuda a controlar?

  • Dolor
  • Anorexia
  • Disnea
  • Náuseas/vómitos
  • Debilidad profunda
  • Disfagia
  • Obstrucción intestinal
  • Deterioro en varios sistemas

El objetivo de estas pautas de VITAS es servir como una herramienta práctica. No deben suplantar el criterio profesional de un médico.