Llame al 1.800.582.9533 hoy
mismo.

Relevancia clínica del hospicio: enfermedad renal terminal

Derive a su paciente: En línea | Aplicación móvil1.800.938.4827

Cerca del 80 por ciento de los pacientes con Medicare en diálisis fueron hospitalizados 30 días antes de su muerte; pasaron el doble de días en el hospital que los pacientes que morían de cáncer. Con la ayuda de VITAS, más gente accede a la opción de vivir y morir en el confort de su hogar. El hospicio ayuda a reducir las hospitalizaciones, a minimizar el dolor y los síntomas y a mejorar la calidad de vida.

El plan de cuidados de hospicio para enfermedad renal

El plan de cuidados de hospicio para enfermedad renal terminal (ERT) se enfoca en el bienestar físico y psicosocial del paciente y busca controlar una variedad de síntomas de insuficiencia renal, como:

  • Dolor
  • Fatiga
  • Pérdida de apetito
  • Náuseas y vómitos
  • Picazón
  • Dificultades respiratorias
  • Dificultad para dormir
  • Ansiedad
  • Depresión

Dejar de hacerse diálisis, o elegir renunciar al tratamiento, a menudo es un proceso difícil emocionalmente. El hospicio ofrece apoyo emocional y espiritual para los pacientes y sus seres queridos.

Cómo saber cuando un paciente con ERT está listo para recibir cuidados de hospicio

Cuando un paciente es diagnosticado con ERT, la pregunta que el nefrólogo o el médico que lo está atendiendo es "¿cuál es el objetivo de los cuidados?". El objetivo será realizar diálisis de rehabilitación para mantener o mejorar la función renal u ofrecer cuidados paliativos.

Los pacientes con ERT están cada vez más caracterizados por su edad avanzada y varias enfermedades comórbidas, y tienen una tasa de mortalidad ocho veces mayor que la población general con Medicare. Los cuidados paliativos son adecuados para los pacientes en diálisis por su elevada tasa de mortalidad y alta carga sintomática.

Cada vez más pacientes y familias eligen no comenzar o dejar la diálisis por varios motivos, particularmente en pacientes mayores de 60 años. Es importante contar con directivas anticipadas y directivas de resucitación para garantizar el cuidado paliativo compasivo y enfocado en los objetivos de los pacientes con ERT.1 Tomar estas decisiones a menudo es un proceso difícil emocionalmente. El hospicio ofrece apoyo emocional y espiritual para los pacientes y sus seres queridos.

Indicadores comunes de enfermedad renal terminal:

  • Uremia
    • Confusión, obnubilación
    • Náuseas y vómitos incontrolables
    • Prurito generalizado
    • Nerviosismo, "piernas inquietas"
  • Oliguria: producción de orina de <400 cc/24 hs
  • Hipercalcemia intratable: potasio en suero persistente de >7.0
  • Pericarditis urémica
  • Síndrome hepatorrenal
  • Sobrecarga de fluidos intratable

Otros indicadores y síntomas:

• El paciente se niega a hacerse diálisis o detiene el tratamiento con diálisis

• 25 % al 30 % de los pacientes en diálisis que rechazan el tratamiento con otra enfermedad comórbida, como cáncer, cardiopatía terminal, enfermedad pulmonar terminal

- Pérdida de peso

- Deterioro funcional

- Deterioro cognitivo

- Retracción social

• Dolor incontrolable

• Náuseas frecuentes

• Debilidad en aumento

• Hipotensión ortostática

• Deshidratación

• Disminución de la masa muscular

• Deterioro de la función inmune

• Aumento de infecciones

• Disminución en la respuesta empática a agentes estresantes

Resultados de laboratorio:

  • Depuración de creatina de <10 cc/min (<15 cc/min en diabéticos)

Y

  • Creatina en sangre >8.0 mg/dL (>6.0 mg/dL en diabéticos)

El objetivo de estas pautas de VITAS es servir como una herramienta práctica. No deben suplantar el criterio profesional de un médico.

1Werb R. “Palliative Care in the Treatment of End-Stage Renal Failure". Atención Primaria. 38(2):299-309.

Descargar estas pautas en PDF:

*