Llame al 1.800.582.9533 hoy
mismo.
SOLICITE INFORMACIÓN
Making the Rounds

Romper el ciclo: enviarlos a casa

11/25/2015

Cuando un paciente usa los servicios de hospitales y departamentos de emergencia cada vez más, y además se puede ver un agravamiento progresivo de la carga sintomática y un deterioro funcional, es un sólido indicador de que recibir cuidados paliativos sería lo mejor para su caso. Use su mejor criterio médico y responda esta pregunta:

"¿Me sorprendería que este paciente deje de estar con nosotros dentro de los próximos seis meses?"

Su respuesta aclarará todavía más si le corresponde brindarle atención de hospicio.

La presión sobre los proveedores del departamento de emergencias

Los médicos del departamento de emergencias deberían sentirse empoderados y honrados de presentar opciones de tratamiento a pacientes que hayan identificado como cerca del final de sus vidas. El rendimiento del departamento de emergencias, las readmisiones hospitalarias y otras métricas de calidad están ejerciendo una gran presión sobre los proveedores del departamento de emergencias y el sistema de cuidados intensivos para ofrecer una atención rápida, eficaz y de gran valor a los pacientes.

Pero a medida que la gente vive más y las tecnologías médicas mejoran, los departamentos de emergencias atienden a pacientes mayores con varias enfermedades crónicas avanzadas que progresan simultáneamente con nuestros mejores tratamientos, hasta que el progreso se detiene. Es en ese momento que el personal del departamento de emergencias tiene que afrontar los dolores incontrolable, disnea, delirios y deterioro funcional que surgen cuando hay una insuficiencia cardíaca, EPOC, enfermedad vascular o alguna combinación de estas. La demencia complica la situación, particularmente si no se delimitó cuál es el objetivo de la atención y las directivas anticipadas. El paciente se convierte en un "viajero frecuente" del departamento de emergencias, con distintos problemas como los tiempos de espera, rendimiento, utilización de la observación y camas disponibles.

Ofrecer una vida mejor para el paciente

Al identificar a estos pacientes a tiempo en el ciclo del departamento de emergencias/hospital y derivarlos oportunamente para que reciban cuidados paliativos o de hospicio, les ofrecemos una vida mejor. Están en casa, en el lugar que sienten como su hogar. Un equipo interdisciplinario se encarga de llevarles todos los servicios clínicos necesarios. Las llamadas de pánico al 9-1-1 cesan y la calidad de vida mejora. Sus familias reciben apoyo. Nuestros departamentos de emergencias se enfocan en atender los casos de emergencias. Y comenzamos a romper el ciclo.