Llame al 1.800.582.9533 hoy
mismo.
SOLICITE INFORMACIÓN
Making the Rounds

Una fuerte presencia del hospicio en hogares de ancianos reduce el riesgo de hospitalizaciones al final de la vida para todos los residentes

10/20/2015
Hogares de ancianos y cuidado de hospicio

Según un informe publicado en el Journal of the American Medical Directors Association, los residentes de hogares de ancianos con mayor incidencia de penetración de cuidados de hospicio tienen un menor riesgo de ser hospitalizados en los últimos 30 días de vida, independientemente de que ellos mismos estén inscritos en el hospicio o no.

"Una mayor exposición a la prestación de cuidados paliativos puede mejorar la capacidad del personal del hogar de ancianos para prestar este tipo de atención a todos los residentes", escriben los autores. "Además de los cuidados apropiados al final de la vida a cargo del personal de hospicio, los residentes inscritos para el cuidado de hospicio también pueden beneficiarse de la mejora de la capacidad del personal del hogar de ancianos para prestar cuidados al final de la vida".

Los investigadores analizaron datos en 747,641 residentes de hogares de ancianos (no de hospicio: 67.7%; inscritos en hospicio: 32.3%) en 14,030 establecimientos de todo el país, que murieron entre el 2005 y el 2007. La edad media en ambos grupos era de 87 años. Las bases de datos utilizadas incluyeron el archivo de Beneficiarios de Medicare vinculado con el Conjunto de Datos Mínimos para características a nivel de residentes, el archivo de Proveedores de Servicios para las características de los establecimientos y ubicaciones y el archivo de Recursos por Área para las características a nivel de condado.

Se examinó una mayor penetración de los cuidados de hospicio en el establecimiento (la proporción de residentes en un hogar de ancianos que reciben cuidados de hospicio en el último mes de vida) con respecto a su efecto en:

  • Índices de hospitalización al final de la vida de residentes no de hospicio en establecimientos con alta penetración comparados con residentes de no hospicio en establecimientos con una baja o nula presencia de hospicio (el "efecto indirecto")
  • Índices de hospitalización de pacientes de hospicio en establecimientos con alta penetración comparado con los pacientes de hospicio en establecimientos con baja penetración (el "efecto de la experiencia")

Resultados clave

  • En general, en los últimos 30 días de vida, el 37.6% de los residente no de hospicio y el 23.2% de los residentes inscritos en hospicio fueron hospitalizados.
  • La penetración media del hospicio en establecimientos de todo el país fue del 28.3%.
  • Por cada aumento del 10% en penetración de hospicio en un establecimiento, hubo una reducción del 5.1% en el riesgo de hospitalización en residentes no de hospicio.

Cada aumento del 10% en la penetración de hospicio generó una reducción del 4.8% en el riesgo para los residentes inscritos en hospicio. "Además del efecto del hospicio en reducir el riesgo de hospitalización de los inscritos, una mayor penetración de hospicio en el establecimiento tiene un efecto indirecto en los residentes que no son de hospicio y un efecto de experiencia en los residentes de hospicio", escriben los autores. "El efecto indirecto y el efecto de experiencia del hospicio según este estudio sugieren que la exposición del personal del hogar de ancianos a los cuidados paliativos prestados por el personal de hospicio puede influenciar la manera en que el personal del hogar de ancianos atiende a los residentes al final de su vida".

Los autores notan que la calidad de la atención al final de la vida en asilos de ancianos es una preocupación creciente, ya que estos establecimientos son cada vez más el último lugar donde los estadounidenses ancianos reciben atención. Si bien se ha demostrado que el hospicio reduce el riesgo de hospitalización en pacientes inscritos en hospicio, los residentes de los hogares de ancianos con frecuencia son transferidos a hospitales cerca del final de su vida.

Los traslados al hospital al final de la vida:

  • Interrumpen los planes de cuidados
  • Pueden generar resultados clínicos adversos
  • A menudo van en contra de los deseos del paciente para el final de su vida
  • A menudo se podrían evitar

"Una mayor colaboración entre el personal del hogar de ancianos y el personal de hospicio puede generar una comunicación más eficiente y eficaz entre las dos partes, lo que puede resultar en intentos más exitosos de prevenir hospitalizaciones posiblemente evitables al final de la vida tanto para residentes de hospicio como para los residentes que no reciben cuidados de hospicio", comentan los autores.

"Además, una mayor colaboración con el hospicio podría ayudar al personal del hogar de ancianos a reconocer el estado terminal de los residentes y la necesidad de prestar cuidados paliativos de manera más oportuna, lo que podría resultar en una inscripción temprana al hospicio y, por lo tanto, un menor riesgo de ser hospitalizado en los últimos treinta días de vida".

Las características del establecimiento relacionadas con un mayor riesgo de hospitalización para residentes que no reciben cuidados de hospicio únicamente, y no para aquellos que reciben cuidados de hospicio, incluyeron una mayor proximidad del hogar de ancianos a un hospital y la ubicación del hogar de ancianos en un condado con más camas de hospital.

Los autores recomiendan investigar más a fondo las preferencias de los residentes en cuanto a cuidados de hospicio, y también más investigaciones sobre la relación entre la penetración de hospicio y el momento de la inscripción al hospicio, así como también la relación entre el momento de la inscripción al hospicio y el riesgo de una hospitalización al final de la vida.

Fuente: "The Effect of Hospice on Hospitalizations of Nursing Home Residents", Journal of the American Medical Directors Association; 7 de octubre de 2014; Zheng NT, Mukamel DB, Friedman B, Caprio TV, Temkin-Greener H; Envejecimiento, discapacidad y cuidados a largo plazo, División de Servicios de Salud e Investigación de Políticas Sociales, RTI International, Waltham, MA; Departamento de Medicina, Health Policy Research Institute, University of California, Irvine; Departamento de Ciencias Públicas de la Salud; División de Geriatría y Envejecimiento, Departamento de Medicina; y el Center for Ethics, Humanities and Palliative Care, Facultad de Medicina y Odontología de la University of Rochester, Rochester, NY.