Llame al 1.800.582.9533 hoy
mismo.
SOLICITE INFORMACIÓN
Making the Rounds

Los pacientes de hospicio no necesitan revocar beneficio si visitan el departamento de emergencias

05/13/2016

Departamento de emergencias

Beneficios de hospicio de Medicare

El señor de 78 años que está tratando una vez más por episodios de insuficiencia cardíaca grave le dice que hace poco empezó a recibir cuidados de hospicio. Si el paciente necesita ser hospitalizado, usted le pregunta a su personal cómo debe manejar la situación. Le dicen que todos los pacientes de hospicio que se atienden en el departamento de emergencias deben revocar sus beneficios de hospicio. Esto lo angustia. Independientemente de que su paciente tenga que hospitalizarse, necesitará reingresar al hospicio para recibir atención de seguimiento en casa.

Si bien esto sucede todo el tiempo, existe una mejor opción. Un paciente de hospicio que acude al departamento de emergencias para controlar sus síntomas no tiene que revocar sus beneficios, y usted como su médico puede ayudarle a comprender esto.

Derive a su paciente al cuidado de hospicio: En línea | Aplicación móvil | 800.938.4827

Los beneficios de hospicio de Medicare pertenecen al paciente que se inscribe voluntariamente para los cuidados de hospicio dando por entendido de que recibirá cuidados paliativos en vez de cuidados curativos para su enfermedad terminal. El paciente debe revocar el beneficio si decide recibir cuidados curativos.

Sin embargo, el control de síntomas -como la atención recibida en el departamento de emergencias por un episodio de insuficiencia cardíaca grave- no se considera un cuidado curativo. Está cubierto por los beneficios de hospicio de Medicare, al igual que el servicio de ambulancia y admisión en el hospital en una cama destinada a pacientes de hospicio. El hospicio puede no estar al tanto de que su paciente está en el departamento de emergencias para controlar su enfermedad, pero una vez que se lo informe, deberá cubrir cualquier servicio paliativo que se preste para controlar la enfermedad terminal.

El hospicio tiene un contrato con hospitales para que se asignen camas para pacientes hospitalizados o unidades de hospicio. Conforme a la política de Medicare, una hospitalización en una de estas camas no es una readmisión; se considera una cama transicional -pagada por el hospicio- para controlar síntomas graves y mejorar los resultados de la atención de emergencia. Solamente cuando no existe un acuerdo contractual o cuando el paciente revoca sus beneficios de hospicio la factura corre por cuenta del paciente o su aseguradora. Las revocaciones no son retroactivas; toda atención prestada antes de la revocación es cubierta por el hospicio.

Su paciente en el departamento de emergencias no debe revocar su beneficio. Lo ideal es que retenga sus beneficios de hospicio y regrese a casa sin ser hospitalizado, o que se lo interne en una cama para pacientes hospitalizados o unidad para pacientes de hospicio si es que el hospicio tiene un acuerdo de este tipo.

Artículos relacionados

Reducir las multas por readmisión de 30 días