Llame al 1.800.582.9533 hoy
mismo.
SOLICITE INFORMACIÓN
Making the Rounds

El hospicio mantiene a sus pacientes a salvo en casa

07/14/2017

¿Sus pacientes gravemente enfermos pueden vivir y morir en casa? Sí, y los estudios indican que la atención que reciben es más adecuada, mucho menos costosa y se ajusta a sus preferencias cerca del final de la vida.

Esto se debe en gran parte a la experiencia que un proveedor de cuidados de hospicio aporta a los cuidados para que el paciente esté cómodo al final de su vida: controlar el dolor y otros síntomas mientras se atienden los problemas espirituales y psicosociales. 

El hospicio educa a los familiares que cuidan de un paciente

Además de apoyar al paciente y su familia con atención profesional, el hospicio también debe educar a los cuidadores de la familia que son quienes se encargan de la mayoría de los cuidados del paciente.

Una buena comunicación es clave. El equipo y la familia deben estar de acuerdo en cuanto a los objetivos de la atención para que todos hagan su parte.

El equipo trabaja en el hogar para ver la distribución, las áreas que el paciente tiende a usar y qué tareas quedan a cargo de uno o muchos familiares que cuidan al paciente. El equipo monitorea cualquier cosa que pudiera perjudicar al paciente.

Los hogares muchas veces no están diseñados para prestar cuidados médicos, y los cuidadores pueden variar en cantidad y capacidad. Es necesario que todos comuniquen sus inquietudes y hagan todas las preguntas que tengan, desde situaciones en que el paciente podría resbalarse y caer hasta cómo mover a un paciente con seguridad. Entonces, cuando un familiar visitante o un posible cuidador se ofrece a dar una mano, ya existe un paradigma a aplicar para que existan menos probabilidades de algún error o malentendido que pudiera provocar alguna lesión.

VITAS Healthcare presta sus servicios para mantener a los pacientes gravemente enfermos a salvo y puedan vivir y morir en casa.

Derive su paciente a hospicio: En línea | Aplicación móvil | 1.800.938.4827

Esto es lo que el hospicio enseña a las familias sobre el control de infecciones

Al trabajar con familias y cuidadores, uno de los temas que tratamos son las enfermedades infecciosas. Tenemos algunas medidas de control de infecciones que pedimos seguir a los cuidadores:

1. Mantenga una buena higiene personal.

  • Lávese el cuerpo con frecuencia.
  • Lávese el cabello al menos dos veces por semana.
  • Cepíllese los dientes y enjuáguese la boca después de cada comida.
  • Córtese las uñas de las manos y los pies todas las semanas.
  • Use ropa limpia y lavada.
  • Cámbiese la ropa sucia y cambie las sábanas cuando note alguna suciedad.

 2. Lávese bien las manos con frecuencia.

  • Antes de preparar comida, comer o servir comida
  • Después de usar el baño, tener contacto con fluidos corporales (suyos o de otra persona) y sonarse la nariz.
  • Cómo:
    • Humedezca sus manos con bastante jabón y agua tibia.
    • Enjabónese bien las manos y muñecas.
    • Frote la palma de una mano contra el dorso de la otra y resfriéguelas varias veces, luego repita con la otra mano.
    • Entrelace los dedos de ambas manos y resfriéguelos hacia adelante y atrás.
    • Use un cepillo para limpiar debajo de las uñas.
    • Enjuáguese bien las manos bajo el grifo con agua tibia.
    • Séquese bien las manos y muñecas.

3. Limpie bien su casa.

    • Evite el desorden.
    • Ventile bien la casa con aire fresco.
    • Limpie la encimera de la cocina con polvo para limpiar.
    • Saque el polvo y pase la aspiradora todas las semanas.
    • Trapee el piso de la cocina y el baño todas las semanas o cuando se derrame algo.
    • Limpie el interior del refrigerador todas las semanas con agua y jabón.
    • Agregue una cucharadita de blanqueador a cada cuarto de agua que use en floreros.
    • Use guantes cuando limpie pajareras, cajas sanitarias para gatos, peceras, etc.

4. Limpie bien los objetos contaminados de la casa y los equipos médicos.

    • Limpie los equipos médicos según las indicaciones del representante de equipos médicos a domicilio de VITAS.
    • Limpie las jaboneras, recipientes para dentaduras postizas, etc. todas las semanas.
    • No use la misma esponja para limpiar el baño y la cocina.
    • No tire el agua que usó con el trapeado en el fregadero de la cocina.
    • No limpie las esponjas o trapos en el fregadero de la cocina.
    • Desinfecte los trapeadores y esponjas todas las semanas remojándolos en una mezcla de una parte de blanqueador por nueve partes de agua durante 5 minutos.

5. Disminuya su exposición a personas con enfermedades infecciosas.

    • Evite las multitudes siempre que sea posible.
    • Evite el contacto con gente que se haya vacunado recientemente.
    • No comparta la comida o bebida con nadie.