Llame al 1.800.582.9533 hoy
mismo.
SOLICITE INFORMACIÓN
Making the Rounds

Los pacientes de hospicio tienen índices de hospitalización más bajos, costos médicos más bajos y tienen cinco veces más probabilidades de fallecer en su hogar

05/19/2017

Según un informe publicado en JAMA Internal Medicine, los pacientes de Medicare con un pronóstico desfavorable de cáncer que reciben cuidados de hospicio son significativamente menos propensos que los otros pacientes a ser hospitalizados, admitidos en una unidad de cuidados intensivos (UCI) o recibir procedimientos invasivos cerca del final de la vida. Además, los pacientes de hospicio tienen menos gastos de atención médica en el último año de vida y tienen cinco veces más probabilidades de fallecer en su hogar que los pacientes con características similares que no reciben cuidados de hospicio.

"Nuestro estudio demuestra claramente que el hospicio es importante", dice el autor principal Ziad Obermeyer, MD, MPhil, de Brigham and Women's Hospital y Harvard Medical School, Boston. "Los pacientes de hospicio y los otros pacientes tuvieron patrones muy similares de uso de servicios médico hasta la semana de inscripción en hospicio; a partir de ahí, la atención empezó a verse muy diferente".

"Los pacientes que no se inscribieron en hospicio terminaron con una atención mucho más agresiva en su último año de vida, en su mayoría por complicaciones agudas como infecciones e insuficiencia orgánica, y ni directamente relacionada con su diagnóstico de cáncer". Los autores indican que es poco probable que este tipo de atención coincida con lo que la mayoría de los pacientes quieren para el final de su vida.

Los investigadores analizaron datos de una muestra del 20% representativa a nivel nacional de 86,851 beneficiarios de Medicare recién diagnosticados con cáncer sin un buen pronóstico (por ej., pulmón, páncreas, cerebro o cualquier malignidad metastásica) que murieron en 2011. Se compararon los pacientes que se inscribieron en hospicio y fallecieron mientras recibían estos servicios con un grupo de control que falleció sin servicios de hospicio, así se crearon 18,165 pares de comparación (edad media, 80 años ) para el estudio de cohorte comparativo.

¿Su paciente está listo para el hospicio?

Derive su paciente a VITAS: En línea | Aplicación móvil | 800.873.5198

En general:

  • La duración media desde el primer diagnóstico con un pronóstico desfavorable hasta el fallecimiento fue de 13 meses (rango intercuartílico, tres a 34 meses).
  • El 60% de los pacientes se inscribió en un hospicio.
  • La duración media de la estadía en hospicio fue de 11 días; menos del 6% de las estadías superó los seis meses.

Resultados clave

En comparación con los pacientes de hospicio, los otros pacientes tuvieron mayores índices de:

  • Hospitalizaciones (65.1% vs. 42.3%; coeficiente de riesgo [CR], 1.5; 95% de intervalo de confianza [IC], 1.5 a 1.6)
  • Admisiones a UCI (35.8% vs. 14.8%; CR, 2.4; 95% IC, 2.3 a 2.5)
  • Procedimientos invasivos como intubación, diálisis o resucitación (53.0% vs. 26.7%; CR, 1.9; 95% IC, 1.9 a 2.0)
  • Fallecimiento en un hospital u hogar de ancianos (74.1% vs. 14.0%; CR, 5.3; 95% IC, 5.1 a 5.5)
  • Gastos de atención médica durante el último año de vida ($71,517 vs. $62,819; diferencia, $8,697; 95% IC, $7,560 a $9,835)

Casi tres cuartos de los pacientes que no recibieron cuidados de hospicio fallecieron en hospitales u hogares de ancianos, en comparación con solo el 14% de los pacientes de hospicio. "Estos resultados resaltan la importancia de que los médicos hablen honestamente con los pacientes sobre sus objetivos de atención al final de la vida en relación con decisiones de tratamiento y calidad de vida", dice Obermeyer. "Esto es particularmente pertinente en vista de la reciente incorporación de códigos de reintegro por planificación anticipada de cuidados de los Centros de Medicare y Medicaid", agrega.

Costos más bajos

La inscripción en los servicios de hospicio se relacionó con una disminución en los costos totales de atención médica de $8,697 por paciente durante el último año de vida. Los pacientes inscriptos por cinco a ocho semanas representaron la mayor diferencia en costos ($17,903) en comparación con los pacientes que no recibieron cuidados de hospicio, aunque las estadías más cortas resultaron en diferencias de costos más bajas pero igualmente estadísticamente significativas. Los gastos superaron a los del grupo fuera de hospicio solamente entre el 2% de los pacientes que permanecieron en hospicio durante más de un año.

"Las trayectorias de costos comenzaron a divergir en la semana después de la inscripción al hospicio, lo que implica que las diferencias básicas entre los beneficios con y sin servicios de hospicio no fueron responsables por las diferencias en los costos", observan los autores. "La inscripción en hospicio de cinco a ocho semana produjo los ahorros más grandes; las estadías más cortas produjeron menos ahorros, probablemente a causa de los costos de iniciación de hospicio y la necesidad de alivio de los síntomas en los días previos al fallecimiento".

Estadías demasiado cortas en hospicio

La duración media de la estadía entre los pacientes de hospicio del estudio fue de 11 días. A medida que crece la cantidad de pacientes con cáncer que usa los servicios de hospicio, la duración de las estadías se acorta, mientras que la intensidad de atención fuera del hospicio aumenta, notan los autores.

"Los pacientes con cáncer -el grupo más grande de usuarios de hospicio- tienen los índices más altos de inscripción en hospicio y los índices más altos de estadías en hospicio de menos de tres días", indican. Desde la iniciación de los beneficios de hospicio de Medicare en 1982, la cantidad de personas con todo tipo de diagnóstico que reciben estos servicios ha aumentado, pero la duración media de la estadía ha disminuido durante el mismo período.

"Sabemos que mucha gente accede a los cuidados de hospicio demasiado tarde como para aprovechar al máximo todo lo que puede ofrecer este modelo de atención en equipo y orientada al paciente y la familia", dice Donald Schumacher, PsyD, expresidente y director ejecutivo de la National Hospice and Palliative Care Organization.

"Si bien los pacientes con cáncer todavía representan a más de un tercio de los atendidos por proveedores de hospicio, la duración de sus estadías en el hospicio está entre las más cortas. Esto apunta a la necesidad urgente de que los médicos oncólogos hablen con los pacientes sobre los cuidados paliativos y de hospicio.

Fuente: "Association between the Medicare Hospice Benefit and Health Care Utilization and Costs for Patients with Poor-Prognosis Cancer", JAMA Internal Medicine; 12 de noviembre de 2014; 312(18):1888-1896. Obermeyer Z, Makar M, Abujaber S, Dominici F, Block S, Cutter DM; Departamentos de Medicina de Emergencia y Políticas de Atención Médica, Harvard Medical School; Departamentos de Medicina de Emergencia y Psiquiatría, Brigham and Women's Hospital; Ariadne Labs; Departamento de Bioestadística, Harvard School of Public Health; Departamento de Oncología Psicosocial y Cuidados Paliativos, Dana-Farber Cancer Institute; Departamento de Economía, Harvard University, todos en Boston.