Llame al 1.800.582.9533 hoy
mismo.
SOLICITE INFORMACIÓN
Making the Rounds

Ayudar a los oncólogos a tratar la enfermedad mientras que los servicios paliativos y de hospicio tratan al paciente

01/31/2018

Enfoque en oncología

Por: Ileana Leyva, MD, directora médica regional de VITAS Healthcare para Florida y Georgia.

Desde el surgimiento de los programas de hospicio en 1982 han habido cambios y avances arrolladores en el tratamiento contra el cáncer, caracterizados por cientos de nuevos fármacos y agentes biológicos, tecnologías genéticas, terapias focalizadas, mayor acceso a ensayos clínicos y grandes inversiones en centros para el tratamiento contra el cáncer.

En comparación con los pacientes con cáncer 35 años atrás, los pacientes en el 2018 tienen mayores probabilidades de sobrevivir y curarse con el tratamiento, o mayores probabilidades de funcionar y vivir en casa con cáncer durante meses o años, una tendencia que supone un desafío para los servicios de hospicio y su enfoque en los cuidados al final de la vida.

Derive a su paciente al cuidado de hospicio: En línea | Aplicación móvil | 800.938.4827

Sin embargo, el cáncer sigue siendo la enfermedad más común para los servicios de hospicio, y cerca del 30 por ciento de todos los pacientes de hospicio reciben atención durante siete días o menos, según la National Hospice and Palliative Care Organization (NHPCA). VITAS Healthcare, el proveedor destacado de cuidados de hospicio en el sur de Florida y el país, cree que siete días es muy poco y muy tarde, porque se desestima el valor de los cuidados paliativos enfocados en el confort del paciente y no se cumplen sus deseos de tener una muerte digna y sin dolor cuando el cáncer ya no responde al tratamiento curativo como se esperaba.

Frente a este escenario, VITAS actualizó su enfoque para los cuidados paliativos y de hospicio específicos para enfermos de cáncer. VITAS está prestando más servicios y actualizamos continuamente nuestra capacidad de generar datos que cumplan con los estándares emergentes de atención para certificaciones y reintegros oncológicos.

El cáncer es el diagnóstico N.º 1 en las admisiones a hospicios (28 %), y el tercero (detrás de diagnósticos de demencia y enfermedades cardíacas/circulatorias) en cuanto a gastos de hospicio de Medicare. (NHPCA, 2015)

Hoy el 66 % de los pacientes con cáncer viven al menos 5 años después del diagnóstico, en comparación con cerca del 50 % en la década de 1970. (American Cancer Society, 2017)

Un diagnóstico terminal abre la puerta a soluciones de hospicio innovadoras

Las soluciones específicas para cáncer de VITAS incluyen:

  • Un enfoque multidisciplinario para la atención de pacientes con cáncer, basado en un plan de objetivos de atención desarrollado por el paciente, familiares/cuidadores y el equipo de VITAS, que puede incluir a un médico, un enfermero, un trabajador social, un auxiliar de hospicio, un capellán, un especialista en duelo y un voluntario.
  • Un grupo especial oncológico de médicos de VITAS y farmacéuticos que evalúan cada caso de cáncer derivado y toman decisiones en tiempo real sobre los tratamientos y medicamentos según las expectativas y objetivos del paciente para el final de su vida
  • Un equipo especializado que se encarga de abordar el tema difícil de las directivas anticipadas y final de la vida con los pacientes, en cooperación con su oncólogo o médico de cabecera
  • Enfoque holísticos opcionales para tratar los síntomas y mejorar la calidad de vida, como reiki, acupuntura, aromaterapia, visitas de mascotas, musicoterapia y más

Curativo: una definición que vale la pena analizar

VITAS puede continuar tratamientos o intervenciones que otros proveedores de hospicio pueden suspender. La regla es que todos los tratamientos curativos para una enfermedad terminal se suspenden una vez que el paciente es derivado a un hospicio. Pero con la documentación y justificación correspondiente, VITAS mantiene el uso de medicamentos e intervenciones para pacientes con cáncer terminal si al hacerlo:

  • se alivia el dolor y los síntomas
  • se mejora la calidad de vida
  • se previenen situaciones o efectos secundarios adversos
  • se mantiene la cognición y conciencia a medida que se acerca la muerte

Por ejemplo: VITAS podría continuar un tratamiento de radiación para un paciente con cáncer avanzado, o seguir administrando Lupron a un paciente con cáncer de próstata en estadio final, si la intervención alivia el dolor fuerte, evita el uso de morfina/opioides o previene los efectos graves en los músculos de medicamentos como la cortisona y otros.

Nuestro mensaje para los pacientes con cáncer: "No podemos curar su enfermedad pero podemos tratar sus síntomas en función de lo que es más importante para usted, su familia y su calidad de vida".

Un camino más claro también para los hospitales

VITAS envía un mensaje similar sobre cuidados paliativos a los hospitales, especialistas en cáncer y grupos de oncología de la zona: "Mientras ustedes tratan el cáncer, nosotros nos encargamos de la persona y sus síntomas".

Y cuando los tratamientos curativos dejan de ser eficaces, un equipo de VITAS se encarga de las cuestiones médicas, emocionales y espirituales prevalentes cerca del final de la vida. Esto puede incluir el control de síntomas específicos del cáncer o su tratamiento, así como también los efectos psicológicos del duelo, la pérdida de sentido, ingresos, el rol de la familia y mucho más.

El enfoque de VITAS también está en línea con los cambios en la industria en cuanto a certificaciones y reintegros por servicios oncológicos. La American Society of Clinical Oncology, por ejemplo, ahora exige documentación de servicios paliativo para otorgar su certificación. Del mismo modo, otras iniciativas de calidad de vida están vinculando los reintegros relacionados con pacientes con cáncer a mediciones de resultados que evalúan factores como el tiempo transcurrido entre la última dosis de quimioterapia del paciente y su muerte, o la presencia de directivas anticipadas en al plan de atención contra el cáncer. VITAS puede ofrecer tanto las soluciones como las métricas para cumplir con estos estándares más elevados.

Codo a codo: atención oncológica y hospicio

Demasiadas veces, tras varias semanas de recibir cuidados de hospicio ya demorados, los pacientes con cáncer me dicen: "Ojalá me hubiesen dado estos servicios hace tres meses, o seis meses o nueve meses".

El tratamiento contra el cáncer, los cuidados paliativos y los cuidados de hospicio pueden y deben ir de la mano, en favor de los pacientes, sus familias y los hospitales y médicos que los tratan. VITAS está bien posicionado para ser un socio experto e innovador de hospitales y especialistas del sur de Florida en el tratamiento de pacientes con cáncer.