Llame al 1.800.582.9533 hoy
mismo.
SOLICITE INFORMACIÓN
Making the Rounds

Los cuidados cardíacos de hospicio son un control intensivo y paliativo de los síntomas

11/14/2018

Por James Wright, DO, director médico regional de VITAS Healthcare

La insuficiencia cardíaca suele ser difícil de pronosticar, por eso solo el 4.9 % de los pacientes con Medicare hospitalizados por insuficiencia cardíaca avanzada son derivados a hospicio. Y estos pacientes son derivados excepcionalmente tarde en la trayectoria de su enfermedad, según "Trends in Hospice Discharge and Relative Outcomes Among Medicare Patients in the Get With the Guidelines® Heart Failure Registry".

Derive a su paciente en condiciones de ingresar a un hospicio: En línea | Aplicación móvil | 1.800.938.4827

La cantidad de pacientes que fallecen en los hospitales demuestra la naturaleza tardía en la derivación por IC. En este estudio, la mayoría de los pacientes (66 %) falleció dentro de los 30 días de haber sido derivado; casi uno de cada cuatro pacientes con IC falleció en los primeros tres días después de haber sido derivado a hospicio. Solo el 15 % vivió seis meses o más. Pocos pacientes que recibieron cuidados de hospicio -el 4.1 %- fueron rehospitalizados dentro de los 30 días. 

Mejores herramientas, mejor control

Dr. Wright

Los autores del estudio creen que los clínicos necesitarían mejores herramientas para evaluar el pronóstico de IC y así poder derivar a los pacientes para que reciban cuidados paliativos y de hospicio a tiempo. También creer que un mejor control de los síntomas podría conducir a una mejor transición al hospicio. 

Sin embargo, ya sabemos cuáles son los pacientes con IC que son elegibles para hospicio. La American Heart Association (AHA) y el American College of Cardiology (ACC) han provisto la herramienta: un sistema de estadios de insuficiencia cardíaca de A a D. El estadio D describe a pacientes con cardiopatía estructural y síntomas progresivos en reposo que ya están recibiendo el tratamiento médico óptimo.

Si el paciente con la enfermedad en estadio D no es candidato para, o elige no proceder con, un trasplante de corazón, dispositivos de asistencia ventricular (DAV) u otras opciones de cirugía cardíaca, entonces, por definición, ya se maximizaron todas las opciones de tratamiento. 

Esta definición permite a los proveedores, pacientes con IC y sus familias avanzar al siguiente nivel terapéutico: el hospicio. 

Cuidados de hospicio paliativos e intensivos

Los cuidados cardíacos de hospicio son un control intensivo y paliativo de los síntomas. Pueden incluir terapias como el uso maximizado de medicamentos cardíacos que ya se están usando, infusión continua de inótropos y la implementación de más medidas de confort en el entorno que el paciente elija. 

Cabe destacar que "paliativo" e "intensivo" no son términos que se excluyen mutuamente. Tenemos que terminar con la noción equivocada de que el alivio de los síntomas significa darse por vencidos. El hospicio no es darse por vencido. Se trata de reenfocarse en el paciente -sus necesidades físicas, espirituales y emocionales- y en su familia, en vez de exclusivamente en la enfermedad. 

Meses antes de que un paciente con cardiopatía estructural avanzada sea hospitalizado, una derivación a hospicio puede iniciar un control paliativo e intensivo mientras el paciente y su familia todavía tienen el tiempo y la voluntad de disfrutar una buena calidad de vida.  

Algún día, el mejor control de una cardiopatía avanzada quizás signifique un mejor control de los síntomas, y el escenario óptimo será el alivio de los síntomas bajo cuidados de hospicio.

Artículos relacionados

Los cardiólogos instaron a "defender" los cuidados al final de la vida de los pacientes y familiares

Los pacientes con insuficiencia cardíaca bajo cuidados de hospicio viven más, usan menos recursos médicos y tienen menos probabilidades de morir en un hospital