Llame al 1.800.582.9533 hoy
mismo.
SOLICITE INFORMACIÓN
Making the Rounds

Los pacientes con insuficiencia cardíaca bajo cuidados de hospicio viven más, usan menos recursos médicos y tienen menos probabilidades de morir en un hospital

11/14/2018

Hospicio e insuficiencia cardíaca

Según un informe publicado en JACC: Heart Failure, los adultos mayores con insuficiencia cardíaca avanzada (ICA) y dos o más altas hospitalarias dentro de los seis meses anteriores a empezar a recibir cuidados de hospicio no solo usan menos servicios de atención médica de urgencia que aquellos con un tratamiento usual, sino que además presentan una tasa de supervivencia promedio mayor y menos probabilidades de morir en un hospital.

Derive a su paciente en condiciones de ingresar a un hospicio: En línea | Aplicación móvil | 1.800.938.4827

"Estas observaciones respaldan varios otros estudios que indican que los pacientes que reciben cuidados de hospicio viven más tiempo, y que la inscripción a hospicio reduce el uso y los costos de servicios de atención médica", escriben los autores. También indican que el ahorro promedio en costos es de $2,300 por beneficiario de Medicare inscrito en hospicio, lo que supone un ahorro total de más $3.5 mil millones al año.

El hospicio aborda las necesidades de los pacientes con insuficiencia cardíaca

Los autores observan que la insuficiencia cardíaca es la principal causa de muerte en los EE. UU., y cerca del 80 % de los pacientes con IC hospitalizados son mayores de 65 años de edad. Además, el 44 % de los adultos mayores con IC que ingresan a los hospitales vuelven a internarse dentro de los seis meses del alta.

"El hospicio es un modelo de atención que podría cubrir las necesidades de los pacientes con IC y sus cuidadores", escriben los autores. "Aunque la cantidad de pacientes con IC que reciben servicios de hospicio se ha duplicado en la última década, la proporción de fallecidos por IC que recibieron cuidados de hospicio es mucho menor en comparación con otras enfermedades graves. Muchas asociaciones de profesionales cardiovasculares han pedido que se promueva la integración temprana de pacientes con cardiopatía avanzada a los cuidados de hospicio".

Cómo los investigadores examinaron los datos

Los investigadores analizaron datos de una submuestra de personas de un estudio de observación longitudinal de patrones de atención entre pacientes con IC, identificando un grupo de individuos que habían sido hospitalizados dos o más veces por IC (es decir, admitidos con un diagnóstico principal de IC) dentro de un período de seis meses durante 2009 y fallecieron dentro de los seis meses de la segunda alta hospitalaria (muestra despareja, n = 7810).

Los autores observan que la incidencia de varias hospitalizaciones por IC dentro de un período de seis meses es un marcador que indica mayor gravedad de enfermedad y riesgo de muerte.

Usando datos de Medicare y de evaluación de pacientes recopilados por clínicos que trabajan a domicilio para el Outcome and Assessment Information Set (OASIS) en 2009, con datos de seguimiento recopilados en 2010, los investigadores examinaron indicadores de ingreso a hospicio entre dos muestras con puntuación de propensión nivelada de 3067 personas cada una: aquellos que ingresaron a hospicio y aquellos que recibieron el tratamiento usual (edad media, 82 años; mujeres, 53 %; no caucásicos, 15 %). 

Resultados clave: pacientes de hospicio

  • Aquellos que ingresaron a hospicio mostraron una supervivencia media mayor en comparación con los pacientes bajo el tratamiento usual (80 días vs. 71 días; P = 0.004).
  • Los pacientes con IC que ingresaron a hospicio fueron menos propensos a morir en un hospital en comparación con los que recibieron el tratamiento usual (3 % vs. 56 %; P < 0.001) y menos propensos a morir en un establecimiento de enfermería especializada (1.0 % vs. 10 %; P < 0.001).
  • Entre los inscritos, el 57 % falleció bajo cuidados de hospicio en el hogar, el 32 % falleció en un centro de hospicio para pacientes hospitalizados y el 4 % falleció bajo cuidado de hospicio en un entorno desconocido.  
  • La cantidad media de días desde la segunda alta hospitalaria (SD) al ingreso a hospicio fue de 51 días (SD = 47 días); el 33.3 % de los pacientes ingresó dentro de los 30 días después de la segunda alta por IC y el  8.1 % ingresó dentro de los siete días después de la segunda alta por IC.  
  • Cerca de la mitad (45 %) falleció dentro de los siete días de haber ingresado a hospicio. 

Indicadores del ingreso a hospicio

En comparación con los pacientes que recibieron el tratamiento usual, el grupo que ingresó a hospicio mostró una mayor incidencia de: 

  • Ser mayores de 85 años (45 % vs. 34 %; P < 0.001)
  • Ser caucásicos (86 % vs. 78 %; P < 0.001) 
  • Tener un ingreso familiar promedio más alto ($53,193 vs. $50,761; P < 0.001) 
  • Estar más enfermos (cáncer metastásico, 9 % vs. 6 %; P < 0.001) 
  • Tener demencia (22 % vs. 18 %; P < 0.001),
  • Tener disnea en reposo o con esfuerzo mínimo (49 % vs. 44 %; P < 0.001) 
  • Tener más dependencias funcionales (4.1 vs. 3.8; P < 0.001) 

"Si bien los que ingresaron a hospicio tras la segunda alta hospitalaria por IC eran mayores, en su mayoría caucásico y con menor probabilidad de tener Medicaid o privilegios por discapacidad que aquellos que recibieron el tratamiento usual, estas tendencias son similares a las estadísticas nacionales sobre el ingreso a hospicio por todos los diagnósticos", escriben los autores.

En los seis meses anteriores a la segunda hospitalización por IC, los que después ingresaron a hospicio tuvieron:

  • Menos ingresos a la sala de emergencias (3.1 vs. 4.6; P < 0.001) que aquellos que no se inscribieron en hospicio
  • Menos internaciones por cualquier causa (1.70 vs. 1.88; P < 0.001)
  • Menos días internados por cualquier causa (12.4 vs. 14.0; P < 0.001)

No hubo diferencias significativas entre los dos grupos en cuanto a días en la UCI y días en SNF en los seis meses antes de la segunda alta. Después de un análisis de la puntuación de propensión, solo la cantidad media de ingresos a la sala de emergencias siguió siendo un indicador significativo para el uso de servicios de hospicio (2.38 vs. 2.59; P = 0.01).

Puntuación de propensión nivelada y resultados modificados

Dentro de los 30 días después de la segunda alta por IC, aquellos que ingresaron a hospicio tuvieron menos ingresos a la sala de emergencias (2.64 vs. 2.82; P = 0.04) y pasaron menos días en el hospital (3.90 vs. 4.67; P < 0.001) y en la UCI (1.25 vs. 1.51; P < 0.001) que los que no ingresaron a hospicio.

En los seis meses después de la segunda hospitalización/alta por IC, aquellos que ingresaron a hospicio tuvieron significativamente menos: 

  • Ingresos a la sala de emergencias (4.25 vs. 5.25; P < 0.001) 
  • Hospitalizaciones (1.75 vs. 2.18; P < 0.001) y días hospitalizados (11.7 vs. 14.8; P < 0.001)
  • Días en la UCI (3.75 vs. 4.86; P = 0.04) 
  • Estadías en un establecimiento de enfermería especializada (4.38 vs. 6.44; P = 0.04) 

Fuente:

"Predictors of Hospice Enrollment for Patients with Advanced Heart Failure and Effects on Health Care Use", Journal of the American College of Cardiology: Heart Failure; septiembre de 2018; 6(9):780-789. Gelfman LP et al; Departamento de Geriatría y Medicina Paliativa de Brookdale, Icahn School of Medicine at Mount Sinai, Ciudad de Nueva York; Geriatric Research Education and Clinical Center, James J. Peters VA Medical Center, Bronx, NY; Center for Home Care Policy and Research, Visiting Nurse Service of New York, Ciudad de Nueva York; contratista independiente, Bonny Doon, CA; y Divisiones de Cardiología y Políticas y Ciencias de la Salud de la Población, Icahn School of Medicine at Mount Sinai, Ciudad de Nueva York. 

Artículos relacionados

Los cardiólogos instaron a "defender" los cuidados al final de la vida de los pacientes y familiares

Los cuidados cardíacos de hospicio son un control intensivo y paliativo de los síntomas