Llame al 1.800.582.9533 hoy
mismo.
Derivar un paciente

Lo que deben saber los médicos y grupos hospitalarios

Derive su paciente a VITAS: En línea | Aplicación móvil | 800.873.5198

  1. Como médico estoy entrenado para ofrecer tratamientos curativos. ¿El hospicio implica que los médicos, pacientes y familias tengan que "darse por vencidos"?
  2. ¿Por qué debería derivar a mis pacientes a hospicio?
  3. La progresión de la enfermedad y el pronóstico a veces son difíciles de determinar. ¿Qué sucede si mi paciente con un diagnóstico no oncológico sobrevive su pronóstico de 6 meses de vida mientras recibe cuidados de hospicio? ¿Entonces tendría que prescindir de los cuidados de hospicio? ¿Cuáles son sus opciones?
  4. ¿Mis pacientes perderán la cobertura de su seguro si eligen los servicios de hospicio?
  5. ¿A qué tiene que renunciar mi paciente para poder recibir servicios de hospicio?
  6. Un colega acaba de derivar a uno de sus pacientes a hospicio y se está desempeñando como su médico de cabecera. ¿Cuáles son las ventajas de ser un médico de cabecera de hospicio? Lo estoy considerando.
  7. ¿Si sigo atendiendo a mi paciente puedo facturar los servicios?
  8. ¿Mi paciente puede seguir tomando sus medicamentos?
  9. ¿Quién le recetará los medicamentos al paciente?
  10. ¿El enfermero llamará si hubiera un cambio en el estado del paciente para pedir indicaciones?
  11. ¿Seré responsable si derivo a mi paciente y no es adecuado para el hospicio?
  12. ¿Mi paciente puede cambiar de parecer si desea acudir al hospital o recibir un tratamiento agresivo?
  13. ¿La calidad de atención y los objetivos del tratamiento para mi paciente seguirán siendo los mismos una vez que reciba cuidados de hospicio?
  14. Si sigo siendo el médico de cabecera, ¿cómo me ayudará el médico del equipo de hospicio?
  15. ¿Se me informará cuando el paciente fallezca?
  16. ¿Qué síntomas físicos pueden ayudar a determinar cuándo es momento de elegir el hospicio?
  17. ¿Cómo derivo a un paciente a VITAS?

Para médicos y grupos hospitalarios

Como médico estoy entrenado para ofrecer tratamientos curativos. ¿El hospicio implica que los médicos, pacientes y familias tengan que "darse por vencidos"?

No. Cuando los pacientes ya no responden al tratamiento curativo, el hospicio ofrece una opción para que la gente viva con confort, tranquilidad y dignidad sin cuidados curativos. El hospicio mejora la calidad de vida porque se encarga de tratar agresivamente los síntomas como el dolor, rodeado de familiares o seres queridos y en el confort de un lugar que ellos elijan, en general su casa. 

Preguntas frecuentes 1

Cuando deriva a un paciente a hospicio, usted, como médico, sabe que ha hecho todo lo que el paciente le pidió para ofrecerle una cura y extender su vida. Si bien el cuidado de hospicio implica suspender los esfuerzos curativos, no significa abandonar a su paciente ni acelerar (o demorar) la muerte de ninguna manera. Por el contrario, el cuidado de hospicio mejora la calidad de vida del paciente a medida que se acerca al final de su vida, y se ha demostrado que este enfoque ayuda a los pacientes a vivir por más tiempo.

¿Por qué debería derivar a mis pacientes a hospicio?

En algún punto en cualquier enfermedad grave, el tratamiento y sus efectos secundarios se vuelven menos eficaces/más debilitantes que la enfermedad. Este es el momento de enfocarse en el paciente y su calidad de vida: el momento para el hospicio. Dado el tiempo -meses o semanas, en lugar de días u horas- el hospicio puede mejorar la calidad de vida y ayudar al paciente y su familia a enfocarse en las cosas que más les importan, como pasar tiempo juntos, liberarse del malestar y estar en el entorno que prefieran.

La progresión de la enfermedad y el pronóstico a veces son difíciles de determinar. ¿Qué sucede si mi paciente con un diagnóstico no oncológico sobrevive su pronóstico de 6 meses mientras recibe cuidados de hospicio? ¿Entonces tendría que prescindir de los cuidados de hospicio? ¿Cuáles son sus opciones?

Cuando se los admite, los pacientes de hospicio reciben una certificación inicial de un médico de hospicio y, generalmente, del médico que los deriva. Los primeros dos períodos del beneficio duran 90 días cada uno. Después de cada uno de estos períodos, el médico de hospicio certifica que el paciente sigue siendo elegible para el servicio. Después, a partir del tercer período del beneficio, se vuelve a certificar al paciente cada 60 días hasta que fallece o deja el hospicio. El paciente elegible para hospicio ni su médico son penalizados por vivir más de lo pronosticado.

Si la salud del paciente mejora es posible que ya no necesite los cuidados de hospicio. Los pacientes tienen derecho a revocar su decisión de recibir cuidados de hospicio en cualquier momento con una declaración firmada. Si un paciente decide dejar de recibir cuidados de hospicio, volverá a acceder a la cobertura de Medicare que tenía antes de elegir a un proveedor de hospicio, como Medicare original, un plan Medicare Advantage (como un HMO o PPO) o cualquier otro tipo de plan médico de Medicare. Es importante determinar si existe un período de espera para reactivar la cobertura previa (por ejemplo, a principio de mes). Si un paciente es elegible para hospicio puede volver a recibir cuidados de hospicio en cualquier momento.

¿Mis pacientes perderán la cobertura de su seguro si eligen los servicios de hospicio?

No. Cuando un paciente elige el hospicio, se identifica la enfermedad terminal y se convierte en el centro de la terapia de hospicio. Los seguros que cubren los servicios de hospicio, incluso Medicare, también siguen cubriendo cualquier enfermedad o accidente no relacionado con la enfermedad terminal, como siempre. El hospicio se reembolsa únicamente por servicios relacionados con el diagnóstico terminal.

¿A qué tiene que renunciar mi paciente para poder recibir servicios de hospicio?

Mientras reciben cuidados de hospicio, los pacientes no pueden recibir cuidados curativos; aunque el hospicio sigue implementando tratamientos agresivos en pos del confort del paciente como control del empeoramiento de la enfermedad, antibióticos o cuidado de lesiones. Si acuden a una sala de emergencias o llaman al 911 por alguna cuestión que creen es una emergencia, una hospitalización podría indicar que desean recibir cuidados curativos para la enfermedad terminal identificada. Si este fuera el caso, el paciente firmaría un formulario de revocación y se suspenderían los cuidados de hospicio. Sin embargo, un paciente que elija permanecer en hospicio podría, en ciertos casos, ser hospitalizado y seguir recibiendo cuidados de hospicio. O podría regresar a casa y volver a recibir los cuidados de hospicio en el hogar y rechazar la atención en un hospital. Los pacientes de hospicio y sus equipos interdisciplinarios están preparados para manejar las emergencias sin acudir al hospital. Siempre y cuando los pacientes y las familias comprendan que el cuidado de hospicio es paliativo, no curativo, y que la intención es mantener el confort y dignidad y mejorar la calidad de vida, ser un paciente de hospicio no tiene ningún lado negativo.

Un colega acaba de derivar a uno de sus pacientes a hospicio y se está desempeñando como su médico de cabecera. ¿Cuáles son las ventajas de ser un médico de cabecera de hospicio? Lo estoy considerando.

El médico de cabecera puede ser el médico que hace el seguimiento y que dictamina las órdenes, consulta con el enfermero del equipo y da instrucciones. El médico del equipo de hospicio estaría disponible para consultas. O también puede ser el médico que atiende al paciente, que recibe informes del equipo de hospicio y contribuye al diálogo, pero deja la tarea del médico de seguimiento al médico de hospicio.

¿Si sigo atendiendo a mi paciente puedo facturar los servicios?

Sí. Si el paciente lo designa como su médico registrado, usted podría facturar directamente a Medicare por toda la atención que usted preste al paciente, incluso el diagnóstico terminal. El médico de cabecera también puede derivar al paciente al equipo de hospicio y no participar para nada. Nota: todo médico que trate al paciente por el diagnóstico terminal y que no sea el médico de cabecera debe tener un contrato de servicio a través del hospicio para recibir el pago por sus servicios.

¿Mi paciente puede seguir tomando sus medicamentos?

Depende de la situación. El equipo de hospicio evalúa todos los medicamentos en vista del plan de cuidados paliativos de hospicio. Es posible que se descontinúen algunos o se reduzcan las dosis a medida que la condición del paciente cambia. También se le pueden dar nuevos medicamentos. Como médico de cabecera del paciente, usted puede ser parte del proceso de toma de decisiones.

¿Quién le recetará los medicamentos al paciente?

El médico de seguimiento generalmente es el que receta, pero el hospicio puede contratar a médicos de consulta si se determina que se necesita atención especializada. Estos médicos también pueden recetar medicamentos si el médico de seguimiento lo autoriza.

¿El enfermero llamará si hubiera un cambio en el estado del paciente para pedir indicaciones?

Sí, el enfermero de hospicio informa todo cambio al médico principal y al médico de seguimiento y les pide indicaciones. Como se indicó más arriba, el médico principal puede elegir permitir que los médicos de hospicio sigan al paciente y no sea llamado para la administración de la atención.

¿Seré responsable si derivo a mi paciente y no es adecuado para el hospicio?

No. La certificación inicial de hospicio por parte del médico que deriva al paciente es solo una declaración de su opinión. Después de ese punto, no tiene ningún tipo de responsabilidad en cuanto a la progresión de la enfermedad. Cada paciente es evaluado antes de su admisión y continuamente mientras recibe los cuidados de hospicio. Si en cualquier momento el paciente no cumple con las pautas de elegibilidad para hospicio, dejará de recibir cuidados de hospicio. Los pacientes pueden dejar de recibir cuidados de hospicio y, si corresponde, volver a recibirlos varias veces sin ningún tipo de penalidad para ellos o su médico de cabecera.

¿Mi paciente puede cambiar de parecer si desea acudir al hospital o recibir un tratamiento agresivo?

Sí. Adicionalmente, tenga en cuenta que el hospicio es un tratamiento agresivo del dolor y otros síntomas de la enfermedad terminal. Los pacientes de hospicio siempre tienen el derecho de revocar sus beneficios de hospicio por cualquier motivo. Si cambian de parecer, pueden volver a comenzar el tratamiento de hospicio, siempre que sean evaluados y cumplan con los requisitos de elegibilidad.

¿La calidad de atención y los objetivos del tratamiento para mi paciente seguirán siendo los mismos una vez que reciba cuidados de hospicio?

Los objetivos del hospicio son diferentes a los objetivos curativos, pero se establece un plan de cuidados y el equipo de hospicio se reúne semanalmente para evaluar el estado del paciente y modificar el plan de atención según corresponda. La información a considerar en esta evaluación semanal puede venir del auxiliar de hospicio, la familia, el médico, el trabajador social, e incluso del paciente. La determinación de los objetivos de tratamiento para un paciente es un proceso colaborativo impulsado por el paciente y la familia, con el asesoramiento y apoyo del equipo de hospicio.

Si sigo siendo el médico de cabecera, ¿cómo me ayudará el médico del equipo de hospicio?

El médico de hospicio es especialista en medicina paliativa y de hospicio y es experto en reducir el dolor y otros síntomas al final de la vida.

¿Se me informará cuando el paciente fallezca?

Sí, cuando un paciente fallece se informa al médico de cabecera.

¿Qué síntomas físicos pueden ayudar a determinar cuándo es momento de elegir el hospicio?

Preguntas frecuentes 5

VITAS tiene una aplicación para su smartphone: descárguela en VITASapp.com. La misma información está disponible en un pequeño cuaderno con espiral, la Guía de referencia de elegibilidad para el hospicio. También hay una aplicación para el Apple Watch. Si necesitara otro tipo de materiales con información para derivaciones, desde folletos hasta tarjetas, hable con un representante de VITAS.

¿Cómo derivo a un paciente a VITAS?

Quizás la manera más fácil de derivar a un paciente sea la aplicación de VITAS para smartphones y el Apple Watch. Pero nuestro personal de admisiones está disponible las 24 horas, todo el año, para recibir una derivación, visitar a un paciente/familia o para hablar con usted sobre algún caso.

Derive su paciente a VITAS: En línea | Aplicación móvil | 800.873.5198