Llame al 1.800.582.9533 hoy
mismo.
SOLICITE INFORMACIÓN
Making the Rounds

La palabra que empieza con "H"

12/02/2015

El Dr. Eric Shaban explica lo que puede hacer el cuidado de hospicio por los pacientes y sus familiares.

Conceptos erróneos sobre el hospicio

La palabra hospicio está rodeada de misterio y malas interpretaciones. A menudo existe el concepto erróneo de que el hospicio es un lugar a donde los pacientes van a morir, donde todo el tratamiento se detiene, donde las órdenes de no resucitación y una certidumbre absoluta de un pronóstico son obligatorias.

La mayoría de los pacientes y proveedores de servicios de asistencia médica se sienten incómodos, en distinta medida, con la realidad de una enfermedad terminal progresiva y con muchos síntomas. Tampoco comprenden bien la intención de los beneficios de hospicio de Medicare.

Las realidades del hospicio

Los beneficios de hospicio de Medicare cubren todas las necesidades de atención médica de una parte vulnerable de la población y ayudan a prevenir el uso desmedido de los servicios del departamento de emergencias y hospitales cerca del final de la vida. En realidad, el hospicio es una filosofía de atención para pacientes con enfermedades terminales que ingresan en sus últimos seis meses de vida. El hospicio no es un lugar, sino un conjunto de servicios prestados a los pacientes en el lugar que ellos llaman su hogar.

Los pacientes de hospicio eligen un enfoque de cuidado dedicado a los síntomas en lugar de terapias agresivas para modificar la enfermedad, que muy a menudo significan sacrificar la calidad de vida. El cuidado de hospicio está a cargo de un equipo interdisciplinario cuya prioridad es el paciente y su familia. Lo más importante es un manejo experto de los síntomas físicos, emocionales y espirituales.

El hospicio ofrece todos los medicamentos y servicios relacionados con el pronóstico terminal e incluye visitas del médico a domicilio para el control de los síntomas. Un paciente que eligió el cuidado de hospicio recibe varias visitas cada semana de distintos profesionales para atender los objetivos del cuidado y manejar los síntomas. Incluso después de la muerte del paciente, independientemente de cuánto tiempo recibió cuidados, los familiares tienen acceso a servicios de apoyo ante el duelo por al menos un año.

"¿Misterioso? Lo dudo. Para mí la palabra que empieza con "H" es humano: una intervención compasiva, delicada y natural para un sector vulnerable de la población", dice Eric S. Shaban, MD, director médico regional de VITAS.

Más información: ¿Qué es el hospicio?