Llame al 1.800.582.9533 hoy
mismo.
SOLICITE INFORMACIÓN
Making the Rounds

Un buen entendimiento de la quimioterapia no reduce el uso en los últimos años de vida, sino que aumenta las probabilidades de ingresar a un cuidado de hospicio

10/14/2015
Paciente con cáncer

Las probabilidades de que los pacientes con cáncer avanzado que comprenden que la quimioterapia no curará su enfermedad igualmente se sometan a quimioterapia en el último mes de vida son las mismas que para los que tienen expectativas poco realistas. Pero según un informe publicado en Cancer, los pacientes que comprenden bien la quimioterapia están más inclinados a inscribirse para recibir cuidados de hospicio.

Los autores escriben: "Nuestros resultados presentan una imagen compleja". "Por un lado, la utilización de la quimioterapia en el último mes de vida no era en función de expectativas de que la quimioterapia fuera curativa". Además notan que el uso de quimioterapia en las últimas etapas tampoco estaba relacionado con las primeras preferencias de los cuidados para prolongar la vida por encima de los cuidados de confort.

Sin embargo, "los pacientes que reconocieron que la quimioterapia no era curativa eran más propensos a ingresar a un hospicio, al igual que los pacientes que preferían una atención más centrada en su confort... Por lo tanto, parece razonable que los pacientes que reconocen que la quimioterapia no los curará pueden de la misma manera querer recibir cuidados de hospicio, lo cual se considera un marcador de los cuidados de alta calidad al final de la vida y está relacionado con una mejor calidad de vida cerca de la muerte".

Los investigadores analizaron datos de seguimiento sobre pacientes diagnosticados con cáncer de pulmón o colorrectal en etapa IV entre 2003 y 2005 (n = 722) que estaban inscritos en el estudio Cancer Care Outcomes Research and Surveillance (CanCORS), un estudio de cohorte prospectivo en base al sistema de salud y la población. Se eligieron participantes de cinco áreas geográficas de EE. UU. y se los entrevistó dentro de los cuatro a seis meses del diagnóstico. Todos indicaron haber hablado con un médico sobre la quimioterapia.

Trayectorias funcionales

  • El 33.2% de los pacientes reconoció que "no era para nada" probable que la quimioterapia curara su cáncer.
  • El 51% calificó su experiencia de comunicación con su médico con el puntaje más alto posible.
  • Las preferencias de atención después del diagnóstico de cáncer metastático se dividieron entre el deseo de recibir cuidados para prolongar la vida (44.0%) y la atención dirigida a los síntomas (42.9%).
  • El 18% de todos los pacientes recibió quimioterapia en los últimos 30 días de vida, incluso un 21.7% de los que reconocieron que no era para nada probable que la quimioterapia curara su enfermedad.
  • La duración media de supervivencia después del diagnóstico fue de 13 meses (variando entre 8.5 a 24.7 meses).
  • El 35% de todos los pacientes se inscribió en un hospicio.

Resultados clave

  • Los pacientes que reconocían que no se curarían con la quimioterapia fueron más propensos que otros a inscribirse en hospicio (cociente de posibilidades [CP], 1.97; 95% de intervalo de confianza [IC], 1.37 a 2.82), que los pacientes que preferían estar más cómodos que prolongar su vida (CP, 1.83; 95% IC, 1.26 a 2.66).
  • Estos pacientes también fueron un poco más propensos a recibir quimioterapia en el último mes de vida, comparado con aquellos que tenían expectativas erróneas (CP, 1.32; 95% IC, 0.84 a 2.09).
  • Los pacientes que preferían recibir cuidados orientados a los síntomas también eran un poco más propensos a recibir quimioterapia al final de la vida que aquellos que preferían recibir cuidados para prolongar la vida (CP, 0.71; 95% IC, 0.44 a 1.14).
  • Los pacientes no caucásicos fueron menos propensos que los caucásicos a usar quimioterapia en las últimas etapas (CP, 0.52; 95% IC, 0.30 a 0.90), pero también fueron menos propensos a inscribirse en hospicio (CP, 0.60; 955 IC, 0.40 a 0.90).

El uso de quimioterapia al final de la vida fue relativamente poco frecuente, pero muchos pacientes que se sometieron a este tratamiento en el último mes de la vida habían declarado que preferían cuidados de confort y que sabían que la quimioterapia no les ofrecía ninguna posibilidad de curarse. Los autores sugieren que esto indica que algunos uso de la quimioterapia al final de la vida pueden tener otros objetivos, como el alivio de los síntomas.

"Al menos en el caso de algunos pacientes, el uso de quimioterapia en las etapas finales de la enfermedad puede ser una decisión fundada en base a expectativas realistas de que no se van a curar", advierten. "Sin embargo, hablar sobre la naturaleza incurable de la enfermedad está relacionado con mayores índices de utilización de servicios de hospicio, y esto sugiere que las decisiones fundadas sobre los objetivos del cuidado pueden tener un impacto más amplio sobre la atención, mucho más allá de la decisión inicial sobre el tratamiento".

Los autores sugieren que en el futuro se hagan estudios sobre las complejidades de la toma de decisiones sobre la quimioterapia, así como también del marco de dichas conversaciones por parte de los médicos.

Fuente: "Patient Beliefs That Chemotherapy May Be Curative and Care Received at the End of Life among Patients with Metastatic Lung and Colorectal Cancer", Cancer; formato Epub antes de la impresión, febrero de 11, 2015; DOI: 10.1002/ cncr.29250. Mack JW, et al. División de Oncología Pediátrica y División de Ciencias de la Población, Dana-Farber Cancer Institute, Boston.