Llame al 1.800.582.9533 hoy
mismo.
SOLICITE INFORMACIÓN
Making the Rounds

¿El hospicio se utiliza como un complemento del cuidado cada vez más intensivo al final de la vida?

07/13/2016

Las regiones de los EE.UU. con los mayores índices de cuidado intensivo para pacientes con enfermedades terminales en los últimos seis meses de la vida representan el índice más alto de inscripciones en hospicios durante poco tiempo. Esto sugiere que el hospicio de corta duración ayuda a explicar la paradoja del creciente uso de cuidados intensivos al final de la vida, mientras el uso del hospicio también sigue expandiéndose. Esto indica un informe publicado en Medical Care, la revista oficial de la sección de atención médica de la American Public Health Association.

"Los resultados nos ayudan a resolver la incógnita de la creciente intensidad de los cuidados al final de la vida, mientras que, al mismo tiempo, aumenta el uso de los servicios de hospicio y se demuestra que ciertos patrones del uso del hospicio se vinculan a una mayor intensidad en los cuidados al final de la vida", escriben los autores.

"El resultado apoya la idea de que muchos de los incrementos en el hospicio, especialmente el 30% del uso de hospicio a corto plazo, pueden interpretarse como 'complementos' de un curso de atención de alta intensidad".

Los investigadores analizaron la información de los reclamos de Medicare de beneficiarios mayores de 66 años que fallecieron en el año 2011 (n = 660,132) para determinar el nivel de intensidad de cuidados en los últimos seis meses de la vida, en 306 regiones de remisión hospitalaria (HRR, siglas en inglés) y su asociación con la duración de la inscripción en hospicios: muy corta (menos de 7 días), media (de 8 a 179 días) o larga duración (más de 180 días).

General

  • Menos de la mitad (47.2%) de los fallecidos utilizaron el hospicio en los últimos seis meses de vida.
  • Entre los usuarios de hospicio, el 32.4% tuvo breves estadías de hospicio, mientras que solo el 9.9% tuvo estadías de más de 6 meses.

Duración de la estadía de hospicio

  • Si se comparan a los pacientes con breves estadías de hospicio con aquellos que no utilizaron el hospicio, los primeros eran más propensos a ser hospitalizados en los últimos seis meses de vida (83.6% contra 68.4%) y a ser hospitalizados mediante el uso del departamento de emergencias (74.4% contra 58.2%).
  • El 57.6% de los fallecidos con hospicios de media duración eran menos propensos que aquellos que no utilizaron el hospicio a recibir cuidados intensivos al final de la vida (P < 0.001 para todas las mediciones).

"[L]os pacientes sin hospicio y con hospicio de corta duración tuvieron cuidados más intensivos que aquellos con hospicio de media y larga duración", escribieron los autores.

"Estos resultados sugieren que los pacientes sin hospicio o con hospicio de corta duración pueden tener factores importantes en común (p. ej., ausencia de planificación al final de la vida), que puede resultar en cuidados más intensivos y mayor dificultar en la inscripción a tiempo en el hospicio".

Los autores destacan que los índices del uso promedio de hospico y la intensidad del cuidado en los últimos seis meses variaron sustanciamente en las diferentes HRR. Sin embargo, la comparación de los mayores y menores quintiles en los índices de la intensidad de los cuidados al final de la vida demostró que las HRR en los mayores quintiles presentan índices mucho más altos del uso de hospicio de corta duración.

Intensidad del cuidado

Los índices altos de las siguientes mediciones del cuidado intensivo al final de la vida se asociaron a hospicios de muy corta duración:

  • Hospitalización (cociente de probabilidades ajustadas [CPA], 1.14; 99% de intervalo de confianza [IC], 1.04 a 1.25)
  • Admisión en la unidad de cuidados intensivos (UCI) (CPA, 1.25; 95% de IC, 1.14 a 1.38)
  • Cantidad de días en la UCI (CPA, 1.20; 95% de IC, 1.08 a 1.32)
  • Uso del departamento de emergencias (CPA, 1.23; 95% de IC, 1.12 a 1.36)
  • Cantidad de días en el hospital (CPA, 1.10; 95% de IC, 1.00 a 1.21)

"[L]a inscripción en el hospicio a corto plazo (es decir, siete días antes de la muerte) se ha propuesto como una medida de la pobre calidad de los cuidados al final de la vida. A su vez, una corta duración de la inscripción en el hospicio se ha vinculado a menores servicios recibidos, mayores necesidades sin satisfacer y depresión clínica entre los miembros de la familia", destacan los investigadores.

En cambio, los investigadores también advierten que "el uso del hospicio a largo plazo puede disminuir el sufrimiento del paciente en lo que respecta a la intensidad de los cuidados al final de la vida".

"Las iniciativas efectivas para reducir la hospitalización y el cuidado intensivo al final de la vida se beneficiarían del uso del hospicio y de la presentación temprana del hospicio en el curso de los cuidados".

Fuente: "End-of-Life Care Intensity and Hospice Use: A Regional-Level Analysis", Medical Care; formato Epub antes de la impresión, 22 de abril de 2016; DOI: 10.1097/MLR.0000000000000547. Wang SY, et al; Department of Chronic Disease Epidemiology, Yale University School of Public Health, New Haven, Connecticut.