Llame al 1.800.582.9533 hoy
mismo.
SOLICITE INFORMACIÓN
Making the Rounds

Cómo superar la muerte de un paciente

02/01/2017

Cartel de Cómo superar

Vivir con la muerte

"Algunos pacientes mueren. Como médico tengo que vivir con este hecho inevitable".

Estas son las palabras que usó el Dr. Ranjana Srivastava, oncólogo y autor australiano, para abrir una columna de 2015 sobre cómo afrontar la muerte de un paciente. (The Guardian, 20 de marzo de 2015). Los profesionales médicos que trabajan en distintas especialidades tienen conocimientos y protocolos de tratamiento diferentes. Pero la mayoría tiene una cosa en común: la muerte de un paciente.

Sin embargo, por más común que sea, a los profesionales médicos en general no les resulta fácil hablar sobre el desgaste emocional. "El artículo 'I lost a patient today' (Hoy perdí a un paciente) produjo bastante incomodidad entre los médicos", escribe el Dr. Srivastava. Cómo superar una pérdida no forma parte del entrenamiento del médico. A diferencia de los seres queridos del paciente, los profesionales médicos no tienen acceso a servicios de apoyo para el duelo; a veces ni siquiera tienen tiempo de reflexionar sobre lo que sienten acerca de la muerte. Y, tal como lo revelan estas ideas erróneas comunes, se menosprecia hasta la necesidad de hacer un duelo:

  • Como profesional estoy entrenado para que no me afecte.
  • El duelo es poco profesional.
  • Hay que seguir adelante porque hay otros pacientes que atender.
  • Mi trabajo no es personal.
  • No puedo hacer mi trabajo si me permito sufrir por la pérdida.

"El consuelo de cumplir con las obligaciones de médico eran familiares, pero también las emociones frágiles que surgen con la pérdida de un paciente. Era como si un poco de aflicción estuviera siempre al acecho en los corredores, esperando para atacar a algún alma desprevenida. A veces se la ignora y otras veces uno termina subyugado". - Dr. Ranjana Srivastava

En las últimas cuatro décadas se han hecho investigaciones donde se identificaron las posibles consecuencias adversas que afectan la salud y bienestar de los profesionales que no confrontan sus sentimientos después de la muerte de un paciente. Estas incluyen estrés, problemas con la salud física, depresión, desgaste y "fatiga por compasión". Uno de los temas que surge de los estudios es el de equilibrar las barreras emocionales: involucrarse emocionalmente lo suficiente como para que el paciente nos importe pero permanecer lo suficientemente distante como para evitar el dolor de la pérdida. Algunos profesionales encuestados indicaron que les parece haber podido hacerlo eficazmente.

Cómo superar la pérdida

Imagen del cuerpo del artículo Cómo superar

Algunas estrategias recomendadas son obvias: hacer ejercicio, comer bien, aprender a fijar límites, reservar tiempo para uno mismo. Otras son un poco menos usuales. Pero todas pueden ayudar a los profesionales médicos y a sus equipos a mantenerse sanos durante momentos emocionalmente estresantes.

  • Pida consejos a un médico con más experiencia en el que confíe: la mayoría han vivido esta situación en algún momento de su carrera. Quizás esté dispuesto a contarle su experiencia y aconsejarle estrategias para superar este momento.
  • Sea instrospectivo: determine qué lecciones puede aprender que resulten útiles para su trabajo y el de su equipo. Esté dispuesto a recibir comentarios.
  • Apoye a su equipo: repase el caso con su equipo para que cada integrante opine sobre lo que ocurrió.
  • Esté presente para la familia: sin importar cómo se esté sintiendo, ellos perdieron a un ser querido.
  • Pida apoyo a sus familiares/amigos: haga el duelo y acuda a sus familiares, amigos, el clérigo o sus colegas para que lo reconforten.
  • Analice la opción de asistir al funeral: esto dependerá de la cercanía de la relación con el paciente y la familia. Esto les da tranquilidad a algunos profesionales. Las familias agradecen su presencia.
  • Escriba una nota personal a la familia.
  • Hable con un colega que haya perdido a un paciente: una línea abierta de comunicación puede ser beneficiosa para usted y su colega.
  • Busque ayuda profesional: la muerte de un paciente puede provocar un gran estrés. Si un caso lo pone muy mal, considere hablar con un consejero.

Los profesionales médicos deben ser responsables de su propio cuidado. Una evaluación honesta de su capacidad para superar una pérdida, y del desgaste que ya podría tener, puede ayudar a determinar cuáles son los siguientes pasos que debe dar.

"Sabía que había un punto para estar afligido, como catalizador para mejorar. Ser médico es emocionalmente desgastante, pero conectarnos con nuestros pacientes a nivel humano es lo que hace que esta profesión no sea simplemente un trabajo, sino una vocación incomparable". - Dr. Ranjana Srivastava

Más artículos sobre Aflicción y duelo en Recursos de VITAS