Llame al 1.800.582.9533 hoy
mismo.
SOLICITE INFORMACIÓN
Making the Rounds

¿Por qué no hay más profesionales de atención médica con directivas para el final de la vida?

01/12/2018

Directivas anticipadas para profesionales médicos

En función de sus experiencias de primera mano con sus pacientes, sería razonable que los profesionales de atención médica se sintieran motivados para crear planes de atención para el final de sus vidas.

Los planes, también conocidos como directivas anticipadas, permiten que sus seres queridos y proveedores de servicios de asistencia médica sepan exactamente qué opinan de la atención al final de la vida (EOL, en inglés) y quién tomará decisiones en su nombre si ellos no pueden hacerlo.

Pero, según algunos estudios y encuestas, el público en general acepta las directivas anticipadas mucho mejor que los profesionales de atención médica. En una unidad de cuidados intensivos de Kentucky, solo el 13% de los integrantes del equipo tiene planes formales de atención EOL. Entre el público en general, el 39% tiene un testamento de vida y el 33% nombró a un apoderado para ocuparse de sus cuestiones relacionadas con la salud.

Más información acerca de las opciones de cuidados al final de la vida.

Tome medidas hoy: una guía paso a paso para dejar sus directivas anticipadas

Los expertos en EOL recomiendan tomar estas medidas ahora para procurar que se conozcan y cumplan sus deseos si le diagnostican una enfermedad terminal o se acerca al final de su vida y no está en condiciones de tomar decisiones:

  • Conozca las opciones de cuidados al final de la vida disponibles para usted, incluso cómo iniciar la charla. 
  • Haga las preguntas difíciles y luego decida qué tipo de atención quiere, y qué intervenciones y tratamientos no quiere. 
  • Converse sobre sus deseos cuando se acerque su muerte con su familia, sus seres queridos, su pareja, su proveedor de atención médica y la persona que designó como su apoderado para cuestiones médicas.
  • Deje sus deseos por escrito, para que sus elecciones sean claras para todos los involucrados. Procure incluir una copia escrita en su historia clínica. Descargue los formularios correspondientes a su estado para iniciar el proceso. ​
  • Reparta copias de sus directivas anticipadas entre sus familiares y cualquiera que vaya a participar del proceso de toma de decisiones al final de su vida, incluidos su médico y los integrantes de su equipo de atención médica.

Five Wishes es un testamento de vida con lenguaje sencillo (en cualquier idioma) para dejar por escrito sus deseos médicos, personales, emocionales y espirituales cuando se aproxime el final de su vida. Está disponible a través de la organización sin fines de lucro Aging With Dignity. Averigüe si el documento de Five Wishes es válido en su estado. Algunos estados exigen otros formularios o avisos para reconocerlo como válido.

Más aun, según una encuesta de 2013 de Stanford University, mientras que la mayoría de los médicos tomarían medidas agresivas para salvar las vidas de sus pacientes, casi nueve de cada 10 optaría por órdenes de no resucitar (DNR, en inglés) para sí mismos en casos de una crisis médica, lesión o diagnóstico terminal, quizá porque tienen clara conciencia de los efectos secundarios, costos y consecuencias negativas de las sondas, los respiradores y otras intervenciones EOL.

Esto despierta el siguiente interrogante: si saben qué quieren (y qué no quieren), ¿por qué no ponen sus deseos por escrito?

¿Qué es lo que reprime a los profesionales de atención médica?

Hay una serie de dinámicas que entran en juego para los profesionales de atención médica que no han formalizado sus deseos sobre EOL:

  • Como lidian con enfermedades a diario, mucho no se sienten cómodos frente a la idea de su propia muerte
  • Algunos conversaron sobre EOL o la designación de un apoderado para temas de salud con su cónyuge o pareja y familiares, pero no dejaron sus deseos por escrito
  • Algunos reciben poca capacitación, o ninguna, acerca de cómo hablar con sus pacientes sobre cuidados paliativos y la muerte; probablemente esta brecha afecte sus propios procesos de toma de decisiones
  • La influencia cultural puede incidir; según un estudio de 2017, las culturas no occidentales suelen demorar su planificación sobre EOL por temor o porque es impropio hablar de la muerte
  • Los especialistas en emergencias, pediatría, obstetricia y ginecología y medicina física/rehabilitación están más a favor de las directivas anticipadas, en relación con los especialistas en radiología, cirugía, ortopedia y oncología radiológica, según la encuesta de Stanford

Para comenzar: confirme sus deseos sobre EOL y designe a una persona a cargo de las decisiones

Por lo general, las directivas anticipadas suelen incluir dos documentos fáciles de celebrar:

  • Un testamento de vida, que da cuenta de los tipos de atención que quiere un paciente (y cuáles no quiere) si se ve frente a una crisis médica o la muerte inminente, especialmente si el paciente pierde la capacidad de comunicarse
  • Un poder general durable para decisiones médicas, en el que se designa a una persona para que hable y tome decisiones en nombre del paciente conforme a sus valores y deseos

Los profesionales de atención médica, así estén derivando a un paciente a un entorno de hospicio adecuado o realizando una cirugía de cerebro, toman decisiones de vida o muerte todo el tiempo.

Pero si ellos mismos no tienen planes para el final de sus vidas, o si evitan mantener conversaciones francas acerca de sus directivas anticipadas, pueden generar situaciones en las que sus seres queridos y médicos se vean forzados a tomar decisiones críticas y en circunstancias que no son las ideales. Sin orientación clara, sus propios médicos podrían decidir el tratamiento que consideren mejor, más allá de los deseos del paciente. Los familiares y cuidadores podrían elegir opciones de tratamiento más agresivas (y no deseadas), especialmente si entran en conflicto con los deseos del paciente o si sus valores están enfrentados con los de los pacientes.

Final de la vida: un tema complejo y delicado del que hay que empezar a hablar

Sí, hablar sobre la muerte puede ser difícil y emocionalmente extenuante.

Pero las directivas anticipadas son la forma más segura de garantizar que las decisiones sobre su propia vida y muerte, tomadas en un momento de claridad mental, respeten sus deseos y valores.