Llame al 1.800.582.9533 hoy
mismo.
SOLICITE INFORMACIÓN
Making the Rounds

"Desrecetar": suspender medicamentos al final de la vida

06/28/2018

"Desrecetar"

¿Suspender sus medicamentos sería una buena opción para su paciente de hospicio?

La suspensión de los medicamentos es un debate analítico que abarca cuestiones médicas, cuestiones éticas y factores financieros relacionados con suspender o continuar la administración de medicamentos al final de la vida.

Cuando se deriva a un paciente a hospicio, la transición normalmente implica cambios en su equipo de atención médica, objetivos de los cuidados y plan de atención. Puede cambiar el entorno, del hospital a casa o un hogar de ancianos. Su régimen de medicamentos también debería reevaluarse.

En la polifarmacia en hospicio se deben reconciliar todos los medicamentos y productos que toma el paciente. Hay que evaluar cada estatina y vitamina, cada medicamento de mantenimiento y producto de venta libre para determinar su relevancia e impacto al final de la vida:

  • ¿Se trata de un medicamento de alto riesgo?
  • ¿Cuáles son los beneficios?
  • ¿Sus beneficios son importantes para los objetivos del paciente?
  • ¿Alguno de los beneficios es improbable dada la expectativa de vida limitada del paciente?
  • ¿El efecto en la enfermedad o síntoma que debe tratar el medicamento es aplicable o no existente?

Derive su paciente gravemente enfermo a hospicio: En línea | Aplicación móvil | 1.800.938.4827

Explicaciones y preguntas

Medicamentos de alto riesgo a reconsiderar en los cuidados de hospicio:

  • Antiagregantes
  • Opioides
  • Benzodiacepinas
  • Fármacos psicotrópicos
  • Estatinas
  • AINE
  • Anticoagulantes
  • Digoxina
  • Fármacos cardiovasculares
  • Agentes hipoalergénicos
  • Agentes anticolinérgicos
  • AINE + diuréticos
  • Inhibidor de la ECA y enfermedad renal crónica

Hay que considerar factores como la enfermedad terminal del paciente, cualquier comorbilidad presente, el estado del paciente en el proceso de la enfermedad, la fisiología del paciente, los objetivos de atención, entre muchos otros. ¿El medicamento tiene relación con el pronóstico terminal? ¿La intención es lograr un efecto paliativo? ¿Sirve para controlar síntomas o para prevenir una enfermedad progresiva?

"En VITAS, el enfermero de admisiones (ARN) se encarga de explicar el plan de atención a los nuevos pacientes y sus familias", dice James Wright, DO, director médico regional de VITAS. "El ARN aborda todas estas cuestiones con la familia y el médico que deriva al paciente para que no haya ninguna sorpresa.

"Después, durante la reunión del equipo, volvemos a evaluar los medicamentos del paciente. La muerte es un proceso. Un paciente puede tener una presión arterial más baja o perder la capacidad de tragar. Puede ser bastante complejo. Durante todo el proceso seguimos adaptando los medicamentos según la fisiología y estado general del paciente", dice. "Lo importante es qué es mejor para el paciente, no el costo".

El costo

Los medicamentos paliativos relacionados con la enfermedad terminal de un paciente están cubiertos por los Beneficios de Hospicio de Medicare, mientras que la aseguradora anterior del paciente sigue cubriendo los medicamentos que no están relacionados con la enfermedad terminal. Si el medicamento está relacionado con la enfermedad pero no es paliativo, lo más probable es que ninguno de los dos lo cubra porque no contribuye al alivio de los síntomas.

Pero el objetivo de suspender los medicamentos al final de la vida, dice el Dr. Wright, es siempre para mejorar la calidad de vida. Por ejemplo, cuando un médico determinó que un diabético ya no tiene que evitar los dulces, tomar pastillas, hacerse pruebas caseras o de laboratorio, se intenta reemplazar toda la gestión innecesaria de la enfermedad para que el paciente disfrute lo que le queda de vida.

Una evaluación personalizada

La suspensión de medicamentos a veces es una cuestión fuerte emocionalmente, y las consideraciones quizás no estén basadas únicamente en los datos clínicos. Los pacientes y sus familiares pueden sentir que su médico los abandonó, por ejemplo, cuando un médico de hospicio determina que un medicamento que a su modo de ver los estaba manteniendo con vida o ayudando a que los síntomas sean tolerables ahora no es necesario.

Se logra un mejor resultado cuando se incluye a los pacientes y familiares en el proceso de toma de decisiones, algo que empieza con una comunicación empática por parte del médico. Las herramientas de aprendizaje que ayudan a los profesionales de la salud a hablar mejor con los pacientes sobre una enfermedad terminal y los objetivos de atención también son útiles al momento de suspender medicamentos. Le recomendamos leer estos tres artículos:

Riesgos versus beneficios

"Cuando un paciente o los familiares están preocupados por la suspensión de un medicamento, tenemos una charla sobre riesgos versus beneficios", dice Heather Veeder, MD, directora médica sénior de VITAS. "Nos preguntamos: '¿Cuáles son los riesgos? ¿Cuáles son los beneficios? ¿Cómo se siente el paciente tomando el medicamento? ¿Todavía es necesario? Cada paciente es diferente. Lo importante es siempre: '¿se trata de una intervención paliativa?'".

Las charlas sobre suspender medicamentos no quedan reservadas exclusivamente a los pacientes y familiares. Los médicos de hospicio consultan a los otros especialistas que participaron activamente en la gestión médica del paciente. Algunos medicamentos que antes se consideraban esenciales ahora se pueden suspender. El concepto de "desrecetar" medicamentos puede ser desconocido para muchos médicos. Pero igual, la mayoría de los especialistas comprenden que no son expertos en cuidados al final de la vida. A menudo confían en el juicio del médico de hospicio.

Al "desrecetar", los médicos se aseguran de que los medicamentos al final de la vida (o la ausencia de estos) ayuden a los pacientes a vivir mejor. En los meses, semanas o días que les queden, los pacientes pueden tener menos efectos secundarios, estar más alertas, sentir menos dolor y tener una mejor calidad de vida.