De qué manera el cuidado temporal ayuda a aliviar el agotamiento del cuidador

Las exigencias de cuidar a otra persona

Cuidar a una persona que está enferma puede resultar estresante, pero cuando esa persona se acerca al final de la vida, el cuidador se enfrenta a distintos desafíos. Los requisitos de atención a menudo se escalan para incluir medicamentos frecuentes, atención especial de heridas o asistencia con la alimentación y el uso del baño.

La incertidumbre de cuándo ocurrirá la muerte crea una presión emocional adicional.

Todo esto puede hacer que los cuidadores pierdan el sueño y vivan aislados y con miedo, lo que puede resultar en depresión, fatiga y ansiedad, lo que también se conoce como "agotamiento del cuidador".¹ Para evitar esto, los seres queridos o amigos que se preocupan por la muerte también deben cuidarse a sí mismos, descansar lo suficiente y hacer tiempo para sí mismos lejos de las demandas de cuidado.

Los pacientes que se acercan al final de la vida y reciben servicios de hospicio son elegibles para el "cuidado temporal", servicio que se encuentra definido y cubierto por el beneficio de hospicio de Medicare Parte A. El cuidado temporal de hospicio permite a un cuidador de la familia tomar un descanso de las tareas de cuidado médico mientras el paciente es atendido en un establecimiento para pacientes hospitalizados certificado por Medicare.

¿Qué es el cuidado temporal?

Medicare define el cuidado temporal como la "atención a corto plazo de pacientes hospitalizados que se brinda al individuo solo cuando resulte necesario para aliviar a los miembros de su familia o a la persona que se encarga de cuidar al individuo en su casa".²

Las situaciones que se consideran necesarias incluyen: 

  • Cuidadores que puedan estar padeciendo agotamiento físico o mental ocasionado por el cuidado de un paciente durante todo el día
  • Cuidadores que desean asistir a un evento familiar como una graduación, boda, funeral, etc.
  • Cuidadores que se enferman y no pueden cuidar al paciente.

¿Quién proporciona cuidado temporal?

En el caso de este tipo de situaciones, el beneficio de hospicio se paga para que un paciente permanezca en un centro certificado por Medicare por hasta cinco días y noches mientras el cuidador no está. Los miembros del equipo de cuidados de hospicio están en posición de notar los síntomas de agotamiento del cuidador; pueden pedirle al médico del equipo que proporcione órdenes para admitir a un paciente en un centro aprobado por Medicare, como una unidad para pacientes hospitalizados en un hospicio, una cama en un hospital contratado por el hospicio o un hogar de ancianos.

Una vez que se ingresa al paciente, el equipo de servicios de hospicio continúa facilitando el plan de cuidado del paciente, mientras que el personal del centro brinda la atención que de otra manera le brindaría el cuidador familiar. Bajo los beneficios de hospicio, se puede proporcionar cuidado temporal para pacientes hospitalizados ocasionalmente hasta por cinco días y noches, lo que garantiza que el cuidador pueda relajarse y disfrutar del tiempo libre sabiendo que su ser querido está en buenas manos.

No todos los cuidadores necesitan un descanso. El alivio del cuidado también puede ser proporcionado por otros medios. Cuando un miembro del equipo de cuidados de hospicio, incluido un voluntario del hospicio, llega [a la casa] o un amigo de confianza está de visita [en la casa], el cuidador familiar puede utilizar ese tiempo para hacer recados, salir a caminar o encontrarse con amigos.

Renovar las energías del cuidador con cuidado temporal

Pasar tiempo con otras personas o hacer un viaje corto puede ayudar a los cuidadores a recuperar el descanso que tanto necesitan, obtener perspectiva y fomentar una actitud más positiva. Para aprovechar al máximo el cuidado temporal, se recomienda a los cuidadores planificar por adelantado para decidir cómo invertirán su tiempo. La National Respite Network and Resource Center (ARCH, Red Nacional para Descanso y Centro de Recursos) recomienda que los cuidadores tomen un tiempo de descanso regular y suficiente, y hagan que este descanso de la rutina sea un tiempo significativo y útil.³

El cuidado temporal es uno de nuestros cuatro tipos de cuidado

VITAS ofrece cuatro tipos amplios, o niveles, de cuidados según la definición de los beneficios de hospicio de Medicare:

  • Cuidado de rutina a domicilio. Así es como VITAS proporciona el cuidado de hospicio con mayor frecuencia: en el hogar de los pacientes, en centros de cuidado a largo plazo y en hogares de ancianos.
  • Cuidado continuo (Intensive Comfort Care®). Cuando es médicamente necesario, el personal de hospicio se encarga de controlar los síntomas agudos en casa o en otro establecimiento, en turnos de hasta 24 horas/día, para que el paciente no tenga que ser hospitalizado.
  • Cuidado de paciente hospitalizado. Cuando no se pueden atender las necesidades de un paciente en el hogar, las unidades de cuidados de hospicio para pacientes hospitalizados de VITAS y otros centros locales con convenios especiales brindan cuidado de hospicio durante todo el día hasta que el paciente pueda regresar a su hogar.
  • Cuidado temporal. Limitado a hasta cinco días consecutivos, el cuidado temporal es un breve "descanso" para el cuidador primario del paciente, en el que el paciente que recibe cuidados a domicilio es hospitalizado aunque no reúna los criterios para control de los síntomas y el dolor para "pacientes hospitalizados".

¹https://americanhospice.org/caregiving/caregiving-at-lifes-end-facing-the-challenges/

²National Palliative Care Organization. Hoja de consejos de tipos de cuidado, 2012. www.nhpco.org/regulatroy

³http://archrespite.org/consumer-information

Averigüe si el cuidado de hospicio podría ayudar a su ser querido.

English 繁體中文