Lo que se espera del cuidador primario de un paciente de hospicio

Su ser querido está gravemente enfermo. Una vez que esa persona regresa del hospital, usted se da cuenta de que no es solo su ser querido; ahora se trata de su paciente.

Puede ser aterrador ser responsable del cuidado y el bienestar de un ser querido con una enfermedad terminal. Puede contar con la ayuda de miembros capacitados de un equipo de hospicio que lo visitan regularmente, pero es usted quien está a cargo de la atención de su ser querido.

Los servicios del equipo de hospicio no están diseñados para reemplazar el lugar del cuidador primario del paciente, sino para complementar el cuidado que el paciente ya sabe que recibe en su hogar o centro residencial.

Qué hacer si usted es el cuidador

¿Qué significa ser el cuidador primario de un paciente de hospicio? Estas son algunas de las responsabilidades que tienen la mayoría de los cuidadores primarios de pacientes:

  1. Cuidado personal del paciente: incluye ayudar al paciente a mantenerse aseado y cómodo, como por ejemplo ayudarle a la hora de bañarse e ir al baño, aplicar loción sobre la piel seca, mantener los dientes limpios, afeitarse, lavarse y cepillarse el cabello, proporcionar ropa y sábanas limpias y asegurarse de que las uñas de pies y manos estén cortas.
  2. Medicamentos: como cuidador primario del paciente, usted se asegurará de que el paciente tenga todas las recetas completas y de que se suministren las dosis correctas en los horarios correspondientes. Esto puede incluir, entre otras cosas, píldoras, jarabes, parches o inyecciones.
  3. Atención médica: esto podría incluir limpiar y cambiar las vendas de las úlceras por presión, tomarle la temperatura, aplicar frío o calor o medir la presión arterial.
  4. Equipo médico: es responsabilidad del cuidador primario del paciente tener un vasto conocimiento sobre el uso de los equipos médicos del paciente, lo que incluye máquinas de oxígeno, sillas de ruedas, elevadores y camas de hospital.

Tres cosas que facilitan la vida

Hay algunas cosas que usted puede hacer para ayudar a que el trabajo del cuidador primario del paciente sea un poco más sencillo.

  1. Aprovechar al máximo las visitas con los miembros del equipo de hospicio. El equipo es una gran fuente de educación; aproveche este momento para hacer muchas preguntas ya que, mientras más sepa, más seguro se sentirá. Y mientras el auxiliar de hospicio le da a su ser querido un baño o la enfermera controla sus signos vitales, aproveche este momento para tomar una taza de té o dar un paseo solitario para recargar energías antes de retomar tus obligaciones. Su equipo de hospicio lo apoya.
  2. Dormir lo suficiente. No permita que las preocupaciones y el miedo lo mantengan despierto y pensando toda la noche. El sueño es fundamental para mantenerse alerta y fuerte, aunque esto signifique tomarse una siesta mientras su ser querido duerme o pedirle a su médico un auxiliar de sueño.
  3. Pedir ayuda a familiares y amigos. Cuidar de de otra persona durante todo el día es agotador y puede hacer que se sienta aislado. Los familiares y amigos desean ayudar; no tema preguntarles.

Recuerde: nadie lo puede hacer por usted, pero no tiene que hacerlo solo. Se puede contactar con el equipo de hospicio en cualquier momento durante el día o la noche para solicitar ayuda. Sí, usted le brindará la mayor parte del cuidado a su ser querido. Pero seamos honestos, usted no lo querría de otra manera.

Averigüe si el cuidado de hospicio podría ayudar a su ser querido.

English 繁體中文