Equipo interdisciplinar de cuidadores de hospicio

El equipo de cuidado de hospicio está integrado por un grupo de profesionales de atención médica capacitados que se aseguran de que los pacientes vivan sus últimos días, semanas o meses con dignidad y confort.  Los miembros de este equipo interdisciplinar incluyen un médico, personal de enfermería, auxiliar de hospicio, trabajador social, capellán, voluntario y especialista en duelo.   

El médico de hospicio

Cada paciente que recibe cuidados de hospicio está bajo la supervisión de un médico de hospicio que controla de cerca el avance de la enfermedad del paciente, receta los medicamentos correspondientes y coordina el cuidado con otros miembros del equipo. El médico de hospicio invita al médico de cabecera del paciente a involucrarse en el plan de cuidados de la manera en que prefieran hacerlo. 

El personal de enfermería de hospicio 

El personal de enfermería de hospicio está capacitado para evaluar y controlar el dolor y los síntomas del paciente. Son cuidadores capacitados que brindan cuidados prácticos al paciente. El personal de enfermería de hospicio, quienes son buenos oyentes, consuela a la familia y al mismo tiempo les enseña a brindar la mejor atención a su ser querido. 

El auxiliar de hospicio 

Los auxiliares de hospicio son asistentes de enfermería certificados que ofrecen atención personalizada al paciente, como ayuda para bañarse, vestirse o cuidar la higiene bucal. Están disponibles para aliviar la carga de los cuidadores familiares al colaborar en actividades como lavado de la ropa y tareas livianas del hogar. 

El trabajador social de hospicio 

Los trabajadores sociales de hospicio brindan apoyo emocional y psicosocial al paciente y su familia. Coordinan la logística del cuidado del paciente, y trabajan con las compañías de seguros o la Administración de Veteranos en asuntos como finanzas, planificación de funeral, etc. Los trabajadores sociales están siempre disponibles para escuchar de manera amigable y atenta. 

El voluntario de hospicio 

Los voluntarios de hospicio están especialmente capacitados en hospicio y asuntos relacionados con el final de la vida para ofrecer compañía a los pacientes y sus familias o para facilitar su cuidado. Los voluntarios son una parte importante del hospicio; sus responsabilidades van desde visitar pacientes o confeccionar manualidades hasta documentar las historias de vida de los pacientes o ayudar en la oficina. 

El capellán de hospicio 

Independientemente de las creencias o tradiciones religiosas de una familia, los capellanes de hospicio están disponibles para satisfacer las necesidades espirituales que suelen aparecer cuando un paciente se acerca a la muerte. El capellán de hospicio está a disposición del paciente y su familia, honrando y apoyando las tradiciones y valores culturales que tanto aprecian. Cuando se lo solicita, el capellán de hospicio trabaja con el clérigo del paciente. 

El especialista en duelo 

El especialista en duelo se ocupa tanto del duelo anticipado como de la pérdida después de la muerte. Las familias que reciben cuidado de hospicio también reciben servicios de ayuda para el doliente hasta 13 meses después de la muerte, incluido el contacto continuo, los grupos de apoyo, la educación para el duelo y las visitas individuales. El hospicio siempre está a disposición de quienes han experimentado la pérdida de un ser querido. 

Visitas regulares y apoyo telefónico las 24 horas

Los miembros del equipo de hospicio se aseguran de que los pacientes bajo su cuidado estén cómodos, no sientan dolor y puedan mantener la más alta calidad de vida. Visitan al paciente donde sea que viva, ya sea en una residencia privada, comunidad de vida asistida u hogar de ancianos.

Los miembros del equipo de hospicio visitan al paciente 5-6 veces por semana en promedio. Entre todos, ofrecen apoyo físico, emocional y espiritual al paciente, supervisando el dolor, controlando los síntomas, abordando necesidades de nutrición, atendiendo a problemas emocionales y brindando su apoyo. Los miembros del equipo también enseñan al cuidador de la familia a brindar el mejor cuidado personalizado al paciente.

En caso de tener necesidades después de horario, VITAS ofrece acceso telefónico las 24 horas a clínicos de hospicio que pueden responder preguntas, brindar asistencia a los cuidadores por teléfono o enviar a un miembro del equipo junto a la cama del paciente, si fuera necesario. 

Llame a VITAS para obtener más información sobre las opciones de cuidado paliativo y de hospicio.

English 繁體中文