La ventaja de VITAS: Estudio de caso sobre el formulario abierto para médicos

Los pacientes de hospicio siguen recibiendo medicamentos enfocados en la enfermedad

En un estudio de medicamentos retrospectivo y transversal de 2015, los miembros del personal de unos 700 hospicios tuvieron que responder esta pregunta: "¿Cuáles son todos los medicamentos y drogas que el paciente estaba tomando 7 días antes y el mismo día de su muerte mientras estaba en el hospicio? Incluyan todos los medicamentos permanentes, de rutina o PRN".

El índice de respuesta a la encuesta sin ponderar fue del 71%. La cantidad promedio de medicamentos tomados fue 10.2, con un rango de 8.5 para pacientes con demencia a 11.4 para pacientes con enfermedad pulmonar.

Las clases terapéuticas más comunes eran:

  • 98% analgésicos
  • 78% medicamentos antieméticos y para el tratamiento de vértigos
  • 76% ansiolíticos, sedantes e hipnóticos
  • 71% anticonvulsivos
  • 53% laxantes

En los datos aparecieron patrones de medicamentos relacionados con el diagnóstico. Aproximadamente un cuarto de las personas usaron inhibidores de la bomba de protones, anticoagulantes y antidepresivos, y menos del 20% tomó antiácidos y antibióticos.

Un porcentaje inferior de personas con demencia y debilidad en comparación con aquellas con cáncer tomó analgésicos con opioides, mientras que un número mayor de pacientes con demencia y debilidad en comparación con aquellas con cáncer y enfermedad pulmonar tomó antidepresivos. Las personas con una cardiopatía tenían más probabilidades que otras en las otras cohortes clínicas de tomar diuréticos, y aquellas con una enfermedad pulmonar tenían más probabilidades que aquellas en las otras cohortes clínicas de tomar broncodilatadores.

Los autores señalan que los pacientes siguen recibiendo terapias enfocadas en la enfermedad cuando se aproximan al final de la vida en lugar de terapias exclusivamente para aliviar los síntomas, lo que sugiere que los tratamientos pueden variar según el diagnóstico inicial de la persona.

Los autores escriben, uno de los cuales es Joseph Shega, MD, vicepresidente sénior y director médico de VITAS: "A medida que la población del país envejece y las poblaciones de hospicio continúan aumentando, entender los tipos y la prevalencia de los medicamentos que se administran cerca del final de la vida es una prioridad de salud pública".

Beneficios del formulario abierto de VITAS para pacientes

El formulario abierto de VITAS garantiza que los pacientes puedan seguir recibiendo terapias y medicamentos basados en la evidencia y enfocados en la enfermedad que controlan sus síntomas y mejoran la calidad de vida una vez que comienzan a recibir cuidado de hospicio.

En el caso de LH, el plan de cuidado de hospicio de VITAS cubriría un inhibidor de la colinesterasa si ofreciera alivio para los síntomas, pero no lo cubriría si el medicamento no ofreciera alivio o contribuyera al daño. Si un inhibidor de la colinesterasa ya recetado no le estuviera aliviando los síntomas o lo estuviera dañando, el plan de cuidado intentaría interrumpir el tratamiento.

Es más probable que los pacientes se sientan confortables con su decisión de pasar al cuidado de hospicio si saben que pueden continuar recibiendo medicamentos y terapias que se enfocan en el confort y el alivio del dolor.​​​​​​​

VITAS ofrece al paciente equipos médicos duraderos y suministros relacionados con el diagnóstico de hospicio, que cuentan con respaldo de los enfermeros de VITAS que supervisan la reconciliación farmacológica y la administración del pastillero.

Fuente: Dwyer, L. Lau, D., & Shega, J. (2015). Medications that older adults in hospice care in the United States take, 2007. Journal of the American Geriatrics society, 63(11), 2282-2289.

¿Su paciente está listo para el hospicio?