Colaboramos en la batalla contra el dolor

El dolor es un síntoma complejo que acompaña a muchas enfermedades que limitan la vida. El dolor intenso tiene mayor prevalencia en pacientes adultos con cáncer avanzado.1 Además del dolor, estos pacientes a menudo sufren disnea y aflicción al final de la vida, y requieren cuidados intensivos en el hospital cuando la muerte se acerca.2

El dolor se puede manejar efectivamente al final de la vida, y el hospicio prioriza el manejo del dolor. Un estudio reciente evaluó a 1,970 pacientes con cáncer, la mitad de ellos recibían cuidados de hospicio. El grupo de control no recibió cuidados de hospicio. Se administraron medicamentos analgésicos al noventa y uno por ciento de los pacientes de hospicio, con el fin de controlar los síntomas, en relación con el 81 % de los pacientes del grupo de control.2

Los familiares de los pacientes que recibían cuidados de hospicio informaron que los regímenes de manejo del dolor estaban orientados de forma apropiada a los niveles de sus síntomas, un componente clave en el cuidado de calidad y la satisfacción del paciente. Aproximadamente el 80 % de los familiares comentó que sus seres queridos en hospicio recibieron "la cantidad adecuada" de medicamentos para el dolor. Además, los investigadores descubrieron que los efectos positivos del cuidado de hospicio aumentaron, al igual que lo hizo la duración de la estadía.2

Los médicos de VITAS se especializan en el manejo del dolor

Los médicos de hospicio de VITAS colaboran con los médicos de cabecera para identificar el mejor tratamiento del dolor para pacientes con enfermedades terminales. Juntos, garantizamos que los pacientes reciban los medicamentos necesarios para aliviar el dolor y evitar un sufrimiento futuro, lo que les permite disfrutar de una calidad de vida óptima durante el tiempo restante. Además de expertos clínicos, VITAS también ofrece materiales educativos que incluyen:

  • Pautas de manejo del dolor de VITAS diseñadas específicamente para el tratamiento de pacientes con enfermedades terminales. Estos protocolos contienen información sobre la dosis adecuada y la valoración de los analgésicos opioides
  • Estudios de caso sobre el manejo exitoso del dolor complejo en pacientes con enfermedades terminales
  • Materiales educativos para pacientes y familiares que facilitan la comprensión y exploran opciones para el manejo del dolor
  • Intervenciones no farmacológicas, como musicoterapia y terapia de masajes, que ayudan a aliviar el dolor de los pacientes y ofrecen confort (la disponibilidad varía según la ubicación)

Atención integral que va más allá del dolor físico

Dado que las enfermedades en etapa terminal por lo general involucran a más que el dolor físico, el equipo de hospicio multidisciplinario de VITAS complementa el cuidado de los médicos de cabecera abordando las necesidades emocionales y espirituales de los pacientes y sus familias. Además de un médico especialmente capacitado en cuidados paliativos, el equipo de hospicio incluye personal de enfermería, auxiliares de hospicio, especialistas en duelo, farmacéuticos, capellanes y trabajadores sociales.

Comuníquese con un experto en manejo del dolor de VITAS, que podrá ayudarle

El médico de hospicio de VITAS se especializa en el manejo del dolor y está disponible para ayudar a manejar cualquier tipo de dolor en pacientes con enfermedades terminales. El médico de cabecera del paciente mantiene al paciente y colabora con el médico de hospicio.

La asociación con un especialista en dolor de VITAS garantiza el uso apropiado de opioides, la entrega óptima de los medicamentos y las fórmulas y una programación adecuada de la dosis. Los expertos de VITAS están capacitados para abordar los complejos desafíos del manejo del dolor, tales como:

  • Dolor refractario
  • Dolor generalizado y localizado, que requiere múltiples analgésicos
  • Pacientes que no toleran algunos medicamentos
  • Pacientes que desarrollan efectos secundarios no deseados
  • Riesgo aumentado de interacción de medicamentos debido a la toma de múltiples analgésicos
  • Riesgo aumentado de toxicidad por la dosis de los analgésicos
  • Analgésicos no apropiados para la intensidad del dolor
  • Problemas con la administración de los opioides
  • Pacientes que no pueden cumplir con los métodos de entrega de medicamentos recomendados
  • Paciente que no logran los niveles satisfactorios del control del dolor

VITAS también evalúa a los pacientes para determinar si las intervenciones para el dolor no farmacológicas son adecuadas.

1Web de National Cancer Institute. "Pain Overview." http://www.cancer.gov/cancertopics/pdq/supportivecare/pain/HealthProfessional/page1 Consultado el 10 de septiembre de 2014.

2Kumar P. et al., Family Perspectives on Hospice Care Experiences of Patients with Cancer. Journal of Clinical Oncology - publicado en línea antes de la impresión el 19 de diciembre de 2016.

¿Su paciente está listo para el hospicio?

English 繁體中文