El duelo en la adolescencia

Por desgracia, para muchísimos adolescentes la muerte y el dolor que esta provoca son parte de la vida cotidiana.

Para cuando terminen la escuela secundaria, el 5 por ciento de los alumnos actuales habrá perdido a uno de sus padres, y el 20 por ciento habrá experimentado la muerte de alguien cercano antes de cumplir 18 años. Al ser encuestados, el 90% afirma haber experimentado la muerte de un ser querido.¹ Desde 2010 y hasta mediados de 2018, más de 170 estudiantes estadounidenses fueron asesinados en tiroteos escolares².

Reacciones comunes de adolescentes en duelo

El dolor es tan único como la persona que lo experimenta, pero algunas reacciones son universales y se consideran normales o típicas. La mayoría de los adolescentes que experimentan la muerte de un ser querido mostrarán algunas de las siguientes conductas o sentimientos:

  • Opresión en el pecho o nudo en la garganta.
  • Sensación de vacío en el estómago y pérdida del apetito.
  • Culpa por algo que hicieron o dijeron, o algo que no hicieron o dijeron.
  • Enojo o ataques contra otros, a veces en cualquier momento y sin motivo aparente.
  • Enojo profundo con la persona fallecida por haber muerto, y posteriores sentimientos de culpa por haberse enojado.
  • Cambios de humor por los motivos más mínimos.
  • Ataques de llanto o arrebatos inesperados.
  • Sentimientos de intranquilidad y dificultad simultánea para concentrarse en una determinada tarea.
  • Sentimiento de que la pérdida no es real y nunca ocurrió.
  • Sentir la presencia de la persona fallecida, esperar que la persona fallecida entre por la puerta en el horario habitual, escuchar su voz, o la sensación de "ver" a la persona fallecida en la comisura de sus ojos.
  • Hablarle a las fotografías.
  • Conversar con la persona fallecida en un lugar especial.
  • Insomnio o sueños inquietantes.
  • Adoptar gestos o rasgos de la persona fallecida, o usar sus prendas favoritas.
  • Regresión emocional e incluso mojar la cama, lo que puede resultar muy molesto para los adolescentes.
  • Necesidad de volver a contar y recordar cosas acerca de su ser querido hasta el punto de que la repetición resulte molesta para otros.
  • Incapacidad de expresarse, o necesidad de ser sumamente responsable.
  • Asumir el rol del "nuevo" hombre o mujer de la casa, distraer a otros de sus propios sentimientos al cuidar de todos los demás.

No hay formas correctas o incorrectas de atravesar el duelo

Los adolescentes que sufren la muerte de un ser querido deben saber que no existe una forma correcta o incorrecta de atravesar el duelo. Sin embargo, existen ciertas formas útiles y otras no tanto de hacerlo. Ofrecer formas constructivas para que los adolescentes expresen su dolor ayudará a prevenir estados de tristeza y depresión prolongados o no resueltos. Sugiera maneras constructivas de expresar sus sentimientos —hablar con alguien de su confianza, escribir un diario, crear obras artísticas— en lugar de guardarse sus sentimientos u optar por métodos de afrontamiento más destructivos como el alcohol, el abuso de sustancias, o las conductas antisociales o de alto riesgo.

Las fluctuaciones del proceso de duelo

El dolor viene y va. No es algo que los adolescentes logren "superar", sino una realidad con la que aprenden a vivir. Aunque el primer y segundo año pueden ser especialmente difíciles, los adolescentes crecen acompañados por su dolor y experimentan su pérdida en diferentes momentos de su desarrollo.

Los días especiales y las fechas importantes pueden provocar el resurgimiento de ciertas emociones, ya sea a través de recuerdos o suposiciones hipotéticas. Parte del normal desarrollo de un adolescente es volver a integrar lo que ha aprendido acerca de su pérdida a su etapa actual de desarrollo. Por ejemplo, un egresado de la escuela secundaria puede usar la camisa de su padre fallecido en su graduación. Una novia de 19 años podría dedicar su primer brindis a su abuela fallecida, una figura de gran importancia en su vida, en su fiesta de bodas.

La adolescencia puede ser una época turbulenta, en especial para aquellos adolescentes que han experimentado la muerte de un familiar o amigo. Al igual que el cambio de estaciones, el dolor que estos adolescentes experimenten será continuo y cambiante a medida que crezcan y se acerquen a la adultez.

¹Día de la Concientización del Duelo Infantil (PDF)

²https://en.wikipedia.org/wiki/List_of_school_shootings_in_the_United_States#2015_to_present

Averigüe si el cuidado de hospicio podría ayudar a su ser querido.

English 繁體中文