Técnicas utilizadas para ayudar a las personas en duelo

Es importante hacerles saber a las personas en duelo que lo más importante que pueden hacer es permitirse atravesar el dolor a su manera. No hay una manera correcta ni una cantidad de tiempo correcta. Aliéntelas a evaluar con honestidad sus sentimientos (p. ej., enojo, tristeza, culpa) y a que luego compartan sus pensamientos y sentimientos con alguien de su confianza, como un amigo, familiar, clérigo, terapeuta, etc.

¿Cómo podemos ayudar? La mayoría de los expertos en duelo advierten acerca de hacer cambios drásticos demasiado pronto luego de la muerte de un ser querido (p. ej., mudarse a una nueva casa o comenzar una nueva relación). Estos cambios prematuros a menudo se consideran como un intento de "huirle" al sufrimiento del duelo.

Pero como confidente, puede utilizar distintas técnicas y preguntas acerca del duelo para ayudar a otros a abordar sus propios sentimientos y dolor.

Busque el momento ideal e inicie la conversación

  • Cree un entorno de contención al buscar un lugar tranquilo y privado para dialogar. Al conversar, transmita calidez, interés y respeto. 
  • Al hablar de la persona fallecida, use el tiempo pasado, llámela por su nombre y no tenga temor de emplear las palabras "muerte", "murió", "muerto", etc.
  • Puede dar inicio al primer encuentro con la persona en duelo pidiéndole que le cuente acerca del fallecimiento en cuestión. ¿Qué sucedió ese día o esa anoche?
  • Pregúntele acerca de los planes para el funeral o los servicios fúnebres.
  • Pregúntele qué ha estado sucediendo desde el fallecimiento. ¿Cómo han estado las cosas con familiares/amigos? ¿Parece estar dispuesto a hablar abiertamente sobre el difunto?

Hágale preguntas que le permitan reflexionar sobre sus propias reacciones al dolor

  • Algunas personas tienen inconvenientes para comer o dormir luego de la muerte de un ser querido. ¿Está comiendo bien? ¿Está saliendo de la casa y realizando sus actividades y pasatiempos habituales? ¿Hay algo que le haya estado molestando últimamente?
  • ¿Debió atravesar otras épocas difíciles en su vida? ¿Fueron recientes o en el pasado? (La manera en que una persona respondió ante pérdidas pasadas puede decir mucho sobre la manera en que probablemente se adaptará a la pérdida actual).
  • ¿Qué estrategias de afrontamiento usó en crisis anteriores? Intente volver a confiar ahora en esos mismos recursos.

Brinde ayuda tangible y motivación táctica

  • Ayude a la persona a reconocer sus logros pasados como estrategia para restablecer su autoestima.
  • Haga hincapié en su capacidad para sobrevivir a la pérdida actual.
  • Pregúntele acerca de su relación con la persona fallecida.
  • Ayúdele a examinar sus cualidades y talentos particulares que lo hacían especial para el difunto.
  • Recuérdele al sobreviviente que es normal sentirse abrumado por la intensidad de sus sentimientos.
  • Ayude a que identifique los sentimientos de pérdida y de dolor. Reconozca que el sufrimiento es parte de la experiencia del duelo; recuérdele que el dolor no siempre será tan intenso.
  • Permítale llorar y sentir alivio cuando se sienta de esa manera.
  • Reconozca que las recaídas sucederán y recuérdele que no debe entrar en pánico. Por momentos, el proceso de duelo se siente como una montaña rusa emocional, pero explíquele que son solo restos de dolor y no una señal de que todo está volviendo a comenzar.
  • Atravesar el proceso de duelo es agotador, tanto a nivel físico como emocional. Aliente a la persona en duelo a cuidar de sí misma al ingerir comidas balanceadas, beber mucha agua, dormir lo suficiente, ejercitarse con regularidad y limitar la ingesta de alcohol y otras drogas capaces de alterar su estado mental ya que pueden entorpecer el proceso de duelo.
  • Fomente la paciencia con uno mismo y con los demás, quienes podrían no comprender los sentimientos de la persona en duelo.
  • Recuérdele tener expectativas realistas acerca de la cantidad de tiempo que necesitará para sanar su dolor.
  • Aliéntela a tomarse un día a la vez. A veces, puede ser más fácil dividir el día en porciones manejables.
  • Sugiera retomar de a poco las rutinas normales al completar pequeñas tareas cotidianas (p. ej., hacer las compras) o elegir 2-3 metas realistas a alcanzar en incrementos de seis meses. Validar el progreso y fijar metas brinda seguridad y una sensación de haber retomado el control de nuestra propia vida.
  • Aliente a la persona a hacer pequeñas cosas por otros para desviar la atención de su propio dolor.
  • Recuérdele que está bien poner límites a los demás y decir "no" cuando lo considere apropiado.
  • Haga hincapié en su derecho a sentirse alegre y esperanzado, y a entablar nuevas relaciones: no son muestras de falta de lealtad hacia la persona fallecida.

Use estas ayudas específicas con la persona en duelo:

Algunas personas en duelo sienten la necesidad, en especial inmediatamente después de la muerte, de averiguar todo lo posible sobre la enfermedad y/o circunstancia de la muerte de su ser querido, y a veces desean revisar la historia clínica. Esto es normal y especialmente típico en el caso de una muerte repentina.

  • Aliente el uso de símbolos y "objetos de transición" como fotos, grabaciones de video o audio, prendas de vestir o joyas, o una colección que era especial para el difunto.
  • Sugiérale expresar sus pensamientos o sentimientos al escribir una carta a la persona fallecida, a Dios o a alguna otra deidad.
  • Propóngale conservar un diario, poema u otros recuerdos especiales de la experiencia de duelo.
  • Aliente a la persona a visitar librerías, bibliotecas, hospicios y recursos de Internet para obtener información sobre el duelo y ayudar a normalizar la experiencia de atravesarlo.
  • Sugiera usar obras artísticas, libros de recuerdos, cajas de recuerdos y otros objetos similares para expresar sus sentimientos de dolor.
  • Si quien atraviesa el proceso de duelo tiene "asuntos no resueltos" con la persona que falleció, aliéntelo (como lo haría un especialista en duelo) a recrear el conflicto en su mente e imaginar cómo podría haberlo resuelto. Enfocarse en lo que el sobreviviente pudo hacer por la persona fallecida —en lugar de centrarse en lo que debería haber hecho— puede facilitar la recuperación.
  • Aliéntelo a recrear situaciones temidas o que le resulten incómodas, como iniciar una nueva relación o vender una casa. El juego de roles puede desarrollar habilidades eficaces para sobrellevar una pérdida.

Averigüe si el cuidado de hospicio podría ayudar a su ser querido.

English 繁體中文