7 consejos para cuidadores a larga distancia

Cuidar a un ser querido

Cuidar a un ser querido gravemente enfermo que vive en la misma casa o en la misma ciudad es un desafío, insume mucho tiempo y es complicado. Pero cuando vive lejos de ese ser querido, cuidarlo aumenta el estrés.

De acuerdo con la Caregiver Action Network, siete millones de estadounidenses califican como cuidadores de larga distancia que viven a más de una hora de su ser querido. Si usted es un cuidador de larga distancia, aquí le ofrecemos algunos consejos que pueden resultarle útiles:

1. Pida a todos que colaboren

Una vez que sepa que un ser querido necesita cuidado continuo, es hora de reunir a las tropas y ver quién está disponible para ayudar en su ausencia. Comience con familiares inmediatos, pero recuerde que aquellos que viven cerca del paciente pueden sentir que están siendo los más afectados. Es importante equilibrar las tareas de cuidado y para ello es necesario conseguir tanta ayuda como sea posible. Reclute voluntarios, como amigos o vecinos, o contrate profesionales.

Si está lejos, puede asumir responsabilidades tales como pagar facturas médicas y del hogar, tratar con Medicare u ocuparese de los formularios de seguros, programar citas futuras para el paciente y coordinar el transporte a las citas, además de ofrecer asistencia por teléfono o Internet.

2. Organícese

Conozca a los profesionales médicos que participan del cuidado de su ser querido y obtenga su información de contacto. Este es un buen momento para que su ser querido firme una autorización médica que le otorgue permiso para hablar sobre su condición con los proveedores de atención médica.

Guarde esta autorización y todos los documentos importantes relacionados con el cuidado o la condición de su ser querido en una carpeta especial que incluya directivas anticipadas, poder notariado para la atención médica, tarjeta/póliza de seguro médico, certificado de nacimiento, tarjeta del seguro social, testamento y una lista de sus medicamentos. Coloque la carpeta en un lugar seguro y de fácil acceso en el hogar del paciente. Tener estos instrumentos a mano reducirá el estrés de buscarlos cuando el paciente los necesite para citas médicas o estadías en el hospital.

A medida que se paguen las facturas médicas, colóquelas en una carpeta separada. Cuando consulte acerca de un error en la facturación siempre necesitará el número de cuenta y otra información que se encuentra solo en la factura. Al final del año, estas facturas también son importantes para la declaración de impuestos del paciente.

Conozca más: La importancia de hablar sobre los cuidados al final de la vida

3. Prepárese para emergencias

Incluso ante los planes mejor diseñados y a la persona más organizada se le puede presentar una emergencia. Cuando vive lejos, un evento inesperado puede convertirse en pánico muy rápidamente. La planificación anticipada es esencial para los cuidadores de larga distancia.

Establezca un árbol telefónico con miembros de la familia y cuidadores cercanos para que sea más fácil obtener información actualizada sobre la condición de su ser querido.

Hable con su empleador acerca del tiempo libre, pagado y no pagado, que tiene. Empaque una maleta con todo lo que necesita en caso de que tenga que salir con prisa. Incluso si nunca usa el tiempo libre, saber que está listo para salir puede ayudar a aliviar la ansiedad.

4. Manténgase en contacto

Sentirse culpable por no poder estar con un ser querido gravemente enfermo es una emoción común para los cuidadores de larga distancia. Diseñar un plan para mantenerse en contacto regularmente y llevarlo a cabo puede aliviar estos sentimientos. Hay servicios gratuitos en línea que facilitan la configuración de un sitio web privado, chatear por video o la comunicación regular a través de las redes sociales.

7 consejos para la imagen del cuidador

5. Conéctese

Varias aplicaciones de cuidado permiten que los cuidadores de larga distancia y sus seres queridos enfermos puedan hacer un seguimiento de las citas y los medicamentos con recordatorios o alarmas predeterminados. Los sistemas de vigilancia instalados en el hogar del paciente pueden permitir a los cuidadores de larga distancia ver a un ser querido desde su teléfono y monitorear sus actividades o estado desde lejos. Varios sistemas médicos de guardia, algunos ofrecidos a través de hospitales locales, brindan asistencia si algo sucede cuando un cuidador no se encuentra en el lugar. Hay tecnología inteligente nueva, como Amazon Echo o Google Home, que puede mantener a su ser querido conectado y con la capacidad de pedir ayuda.

6. Tómese tiempo de calidad durante las visitas

Dado que las visitas para los cuidadores de larga distancia pueden ser atareadas y frenéticas, es importante pasar el mayor tiempo de calidad posible con su ser querido durante las visitas. Tomarse un momento de tranquilidad para sentarse y conversar le permite tener una idea de cómo le está yendo a su ser querido. Puede ser tranquilizador para usted y crear recuerdos maravillosos para ambos.

7. Obtenga apoyo para sí mismo

Mantener sus sentimientos reprimidos solo aumentará su estrés, así que busque a alguien con quien compartir sus sentimientos. Tómese un tiempo para usted o mímese de alguna manera para mantenerse conectado a tierra cuando se sienta presionado por todos lados. Puede ser tan simple como ir caminando a una cita para un masaje o hacer tiros de golf en el campo de prácticas durante una hora. Lo que sea que le permita tomarse un descanso del estrés debe considerarse una tarea de cuidado importante.

Aceptar ayuda externa de familiares y amigos, estar organizado y preparado para lo que sea que suceda, y cuidarse a sí mismo, le ayudarán a sentirse más seguro sobre cómo cuidar a alguien que ama desde lejos.

Averigüe si el cuidado de hospicio podría ayudar a su ser querido.

English 繁體中文