Cuidadores, si se sienten abrumados, recuerden la sigla "HALT"

El trabajo más difícil

"El cuidado asistencial es el trabajo más difícil del mundo", señala Stephanie Kozakiewicz, una trabajadora social de VITAS.

Stephanie habla de cuidadores que participan en el cuidado regular y voluntario de un ser querido, ya sea que esa persona sea su cónyuge, padre, hijo, pariente o amigo.

Como trabajadora social de hospicio, Stephanie a menudo se encuentra con cuidadores que se ocupan de seres queridos con enfermedades terminales; a veces lo han estado haciendo durante años. Sin importar la cantidad de tiempo, el cuidado asistencial puede ser agotador física, mental y emocionalmente.

Stephanie resume su consejo con la sigla en inglés "HALT"

Cuando Stephanie conoce a los cuidadores, les pide que recuerden la sigla "HALT".

Dice que los cuidadores no deben permitirse llegar a estar demasiado:

  • Hambrientos (Hungry)
  • Enojados (Angry)
  • Solitarios (Lonely)
  • Cansados (Tired)

"Como cuidadores, experimentarán todo eso en un momento u otro, y está bien sentirse así. Simplemente no deberían quedarse allí", aconseja Stephanie. "Si lo hacen, no tomarán buenas decisiones, no van a poder amar adecuadamente y todo les va a parecer exagerado".

¿Se siente abrumado? Esto es lo que debe hacer entonces

Si usted es un cuidador y con frecuencia se siente hambriento, enojado, solitario o cansado, Stephanie le ofrece una palabra simple: respaldo.

"No está solo, eso es lo más importante", le dice al cuidador que se siente abrumado. "Permita que VITAS comparta este viaje con usted. Consideramos que es un honor y un privilegio ser parte de su vida en este momento; permítanos compartir algunas de las responsabilidades".

¿Necesita el apoyo de servicios de hospicio para usted o un ser querido? Llame a VITAS al 877.838.9587 o comuníquese con nosotros por Internet

El trabajo de Stephanie es encontrar recursos para ayudar a los cuidadores. Eso podría significar encontrar cualquier cosa, desde cuidadores de servicio privado que puedan brindar atención domiciliaria hasta un nuevo hogar para el paciente en un centro de atención profesional. Cada situación es única, según las necesidades del paciente y la familia.

Enfrentar un día a la vez

"¿Qué está dispuesto a dejar de lado, qué dejaría que otras personas hagan?" Esta es una pregunta que Stephanie le hace al cuidador que se siente abrumado.

Podría ser algo tan simple como brindarle una buena comida al día o programar ayuda externa para darle un descanso y un poco de tiempo.

Stephanie recuerda a la mujer que cuidaba a su madre que estaba muy enferma. "Ella ya no sabía qué hacer. Pero pude conseguirle una manicura, una pedicura y un masaje. Eso es lo que dijo que necesitaba: alguien que le diera un poco de cariño, porque ella estaba dando todo lo que tenía para amar a su madre", cuenta Stephanie.

"HESC", "respaldo", "soltar", el mensaje es claro: disminuya la velocidad y vuelva a evaluar.

"Retrocedamos y enfrentemos un día a la vez", señala Stephanie.

Averigüe si el cuidado de hospicio podría ayudar a su ser querido.

English 繁體中文