¿Y quién se encarga de cuidar al cuidador de una persona con cáncer de seno?

En un solo día puede llevar a los niños a la escuela, asistir a una cita médica, recoger medicamentos recetados, lavar la ropa, administrar medicamentos, ayudar a su esposa a bañarse, preparar la cena, ayudar con la tarea, pagar cuentas y levantarse varias veces en la noche para reconfortar a su esposa. Mañana empezará todo de nuevo.

Para los cuidadores de pacientes con cáncer de seno, los días son largos, el sueño es corto y la preocupación nunca termina. El servicio de hospicio puede marcar la diferencia.

Cuidado de hospicio, un esfuerzo en equipo para ayudar a las familias de pacientes con cáncer de seno

En el centro de todos los servicios de hospicio se encuentran los cuidados paliativos, que incluyen la prevención o el tratamiento de "... los síntomas de la enfermedad; los efectos secundarios causados ​​por el tratamiento de la enfermedad y los problemas psicológicos, sociales y espirituales relacionados con la enfermedad". Estos servicios se extienden para incluir a toda la familia.

Si está cuidando a una paciente con cáncer de seno, o si conoce a alguien que lo esté, estos son algunos consejos que otros cuidadores han compartido:

  • Descanse lo suficiente.
  • Maneje el estrés de manera productiva: haciendo ejercicio, hablando con alguien, etc.
  • Hable sobre el futuro con esperanza.
  • Mantenga el sentido del humor.
  • Dése permiso para sentir las emociones asociadas a la enfermedad de su ser querido.
  • Aproveche los recursos disponibles para cuidadores, como grupos de apoyo, información en línea, etc.
  • No tiene que hacer todo solo/a. Pida ayuda; acepte ayuda cuando se la ofrezcan.
  • Permítase continuar con los pasatiempos que ama.
  • Pruebe técnicas de relajación como la meditación o masajes terapéuticos.
  • Mantenga una actitud positiva.

Beneficios de un equipo interdisciplinar

Los servicios de hospicio reúnen las habilidades de muchos profesionales de la salud, incluidos médicos, personal de enfermería, trabajadores sociales, ayudantes de hospicio, capellanes, terapeutas especializados (por ejemplo, en masajes, acupuntura, Reiki, música, arte, mascotas, etc.), coordinadores de servicios de apoyo para el doliente y voluntarios. Su objetivo es brindar calma, confort y cuidado al paciente y a la familia, ya sea en el hospital o en casa.

El cuidado de hospicio beneficia a la paciente con cáncer de seno al proporcionarle alivio para el dolor y los síntomas. Los problemas comunes para las pacientes con cáncer de seno incluyen náuseas, insuficiencia respiratoria, constipación y fatiga, que son todos problemas que puede controlar el equipo de cuidadores de hospicio. También se abordan cuestiones como la ansiedad, la depresión y las preocupaciones sobre la imagen corporal también se abordan.

¿Cuáles son las preocupaciones del cuidador?

Los problemas son diferentes para el cuidador de una paciente con cáncer de seno. Un miembro del equipo de cuidadores de hospicio puede guiarlo a través de las opciones de tratamiento, explicar los efectos secundarios que puede esperar y los problemas psicológicos que puede enfrentar la paciente.

Comprender mejor la enfermedad y lo que la paciente está sintiendo tiene un efecto directo en la capacidad de la persona encargada de cuidarla.² Si un cuidador recibe ayuda con las tareas del hogar, una explicación sobre los procedimientos médicos complicados o simplemente una taza de té caliente y un oído atento, y sabe que no tiene que manejar todo solo, los sentimientos de depresión, ansiedad y sobrecarga de un cuidador pueden disminuir.³

"Tenemos un compromiso con el cuidador"

En VITAS, cada miembro del equipo interdisciplinar sabe que el cáncer de seno en etapa terminal no es un evento aislado; afecta a toda la familia.

"Los cuidadores se sienten confundidos. Si están dispuestos a hablar sobre sus propias necesidades, podemos brindar apoyo, especialmente apoyo emocional, así como sugerencias de lugares a los que puede ir: grupos de apoyo, iglesias o números a los que pueden llamar", dice Gustavo Giraldo, un capellán de VITAS. "Tuvimos una paciente con cáncer de seno que estaba siendo atendida por su hija. Me aseguré de llamar a la hija una vez a la semana para ver cómo estaba. Nos comprometemos con el cuidador; estamos con ellos incluso después de que su ser querido ha muerto".

Escuchar, ofrecer apoyo emocional y proporcionar información sobre los recursos de la comunidad son algunas de las formas en que el servicio de hospicio se ocupa del cuidador.

¹https://community.breastcancer.org/blog/including-palliative-care-as-part-of-your-treatment-from-the-time-of-diagnosis/

²https://getpalliativecare.org

³http://www.breastcancer.org/research-news/early-palliative-care-beneficial

Averigüe si el cuidado de hospicio podría ayudar a su ser querido.

English 繁體中文