¿Quiénes son los cuidadores? Las respuestas pueden sorprenderlo

Cuando una persona vive en su hogar con una afección de salud crónica o está llegando al final de su vida, la mayoría de los cuidados diarios son brindados por una persona cercana. El cuidado puede ser complementado por un equipo de cuidados de hospicio, un proveedor de servicios de salud en el hogar u otros, pero gran parte del estrés físico y psicológico recae en el cuidador familiar.

Un informe realizado por la National Alliance for Caregiving (NAC) y AARP, destaca que los cuidadores son:

  • 85 por ciento familiares
  • 10 por ciento amigos
  • 3 por ciento vecinos
  • 2 por ciento otra persona no pariente

Esa estadística del 85 por ciento no cuenta toda la historia. Aunque el pariente generalmente es el cónyuge o hijo adulto del paciente, a veces el cuidador no tiene la edad suficiente para tomar sus propias decisiones legales o médicas.

Niños como cuidadores

Según la NAC, más de 1.3 millones de personas en los Estados Unidos de entre 8 y 18 años atienden a familiares enfermos o discapacitados. Estas asumen una amplia gama de responsabilidades:

  • Tareas como hacer las compras, preparar las comidas o hacerle compañía al paciente
  • Atención práctica, lo que incluye ayudar al paciente con sus actividades cotidianas, como bañarse, vestirse, ir al baño, subirse y bajarse de la cama y de las sillas, y alimentarse

Cuidar a su ex

La cantidad de estadounidenses mayores que se han divorciado y no se han vuelto a casar ha aumentado más del 60 por ciento en la última década, según la Oficina del Censo de los EE. UU. Así que tal vez no sea una sorpresa que una cantidad creciente de personas enfermas o moribundas estén siendo atendidas por su ex.

El cuidador todavía puede sentir lazos profundos con su ex cónyuge debido a las experiencias comunes y la crianza de los hijos. Si bien los reencuentros en las últimas etapas de la vida pueden llevar a emociones complicadas, algunos excónyuges utilizan el tiempo para curar heridas antiguas.

Cuidar a padres ancianos que no se preocuparon por usted

Un estudio reciente de cuidadores adultos destacó que el 19 por ciento había recibido agresiones cuando eran niños y el 9 por ciento había sido descuidado. Brindar atención a un padre que no le brindó la atención adecuada a usted podría ser una oportunidad para establecer una nueva relación. O bien, podría significar ponerse de nuevo en una posición de victimización.

Estos cuidadores deben estar preparados para dejar de brindar cuidados, temporal o permanentemente, si las agresiones continúan. El costo psicológico potencial de tratar de cuidar a una persona agresiva es alto.

  • Los cuidadores de padres agresivos tienen más probabilidades de experimentar signos de depresión clínica
  • Los que deciden cuidar a un padre agresivo deben cuidar sus propias necesidades y mantener los límites

A medida que la población de los EE. UU. envejece, más personas estarán en estas situaciones especiales de cuidado. El cuidado se cobra su precio en las mejores circunstancias; cuando la relación con el paciente es tensa por cualquier motivo, un poco de apoyo profesional ayuda mucho. Los profesionales de la salud y de servicios sociales pueden ayudar a las familias a encontrar recursos para aliviar la carga del cuidado.

Averigüe si el cuidado de hospicio podría ayudar a su ser querido.

English 繁體中文