No permita que la aflicción se convierta en depresión

El duelo es una reacción natural a una pérdida significativa, pero cuando el duelo se convierte en un desafío demasiado grande, o cuando dura tanto que interfiere con las actividades cotidianas y el disfrute, puede convertirse en depresión.

Estos son algunos consejos adicionales para identificar, evitar y superar la depresión relacionada con el duelo.

¿Qué es la depresión?

La depresión es un sentimiento de tristeza, desánimo, pesimismo o desesperación que dura varias semanas o meses e interfiere con la capacidad de manejar los asuntos cotidianos. El dolor dificulta concentrarse o encontrar la energía para resolver problemas. Si los problemas empeoran, también lo hacen la tristeza, y puede instalarse la depresión. La depresión también puede ser provocada por medicamentos o cambios químicos en el cuerpo. Algo tiene que interrumpir este patrón de conducta.

Buscar:

  • Cambios en el apetito
  • Insomnio o trastorno en el sueño
  • Disminución en el nivel de energía
  • Disminución de la capacidad de concentración
  • Falta de disfrute de cosas que solían proporcionar satisfacción, goce y felicidad

Cómo prevenir la depresión

  • Mantenga contacto con personas cuya compañía disfruta.
  • Manténgase lo más activo física, mental e intelectualmente posible.
  • Comente abiertamente sus sentimientos con un miembro de la familia, amigo o miembro del equipo de VITAS.
  • Dígale a otros lo que necesita o desea; no espere que nadie lea su mente.
  • Establezca objetivos razonables y alcanzables para usted mismo. Es mejor establecer un objetivo simple y lograrlo en lugar de establecer un objetivo muy ambicioso y fracasar.
  • Controle los pensamientos negativos y repetitivos.

Si descubre que su depresión está fuera de control, hable con su médico o busque la ayuda de un profesional de salud mental, ya sea a través de una terapia, medicamentos o una combinación de ambos.

Cosas a tener en cuenta

  • Sus sentimientos son reales.
  • Sus problemas son reales y cierto nivel de depresión es normal.
  • Es normal que las personas que no pueden comprender lo que usted siente intenten animarlo. Acepte sus intentos de ayudar, pero si su estilo lo altera, dígales que sus palabras o comportamiento no respetan sus sentimientos.
  • La fatiga y el agotamiento pueden contribuir con los sentimientos de depresión.
  • El dolor puede aumentar la depresión y la depresión puede aumentar el dolor.
  • Los pacientes que sufren depresión pueden tener tendencias egoístas que tal vez causan el enojo de la familia.
  • Si usted es un cuidador, recuerde que no es responsable de la depresión del paciente.

Qué hacer

Controle el pensamiento negativo al:

  • Gritar "BASTA" en voz alta cuando tenga pensamientos negativos.
  • Visualizar una señal roja de alto grande.
  • Al darse usted mismo una palmada.
  • Levantarse y visitar otro lugar.
  • Permitirse un breve tiempo (15 minutos) y un lugar para tener pensamientos negativos. De esta forma tiene el control de los pensamientos.
  • Distraerse. Ocupe su mente en algo diferente que reemplace el pensamiento negativo.
  • Pensar en los cambios que puede realizar para poder controlar la situación.
  • Pensar en qué lo hacía sentir valorado en el pasado y qué puede hacer ahora para reemplazarlo.
  • Arriesgarse con situaciones en las cuales puede alcanzar el éxito.
  • Crearse "pequeñas" esperanzas y eventos que esperar.
  • Relajarse a través de imágenes guiadas, visualización, arte, música u otras actividades de autoayuda.
  • Afirmar y reconocer su valor. Reconocer de manera afirmativa su autoestima.
  • Participar de una actividad artística.
  • Tomar medicamentos recetados por su médico para la depresión.

Averigüe si el cuidado de hospicio podría ayudar a su ser querido.

English 繁體中文