Sentimientos y reacciones ante una pérdida importante

El duelo es un proceso necesario que ayuda a una persona a adaptarse a una pérdida, una reacción normal a la pérdida de una persona o algo importante en su vida. No hay guiones sobre cómo hacer el duelo o cuánto tiempo durará, y todos reaccionan a una pérdida a su propio ritmo. Pero todas las personas que sufren una pérdida importante comparten diversas emociones y sentimientos comunes, todos ellos normales.

Sentimientos que a menudo se presentan durante el duelo

Tristeza

  • La tristeza es la reacción más común, y por lo general se manifiesta llorando.

Enojo

  • Es muy frecuente y a menudo es uno de los sentimientos más confusos
  • El enojo no asumido puede desencadenar un duelo complicado
  • Si no se expresa, el enojo puede provocar depresión o incluso sentimientos suicidas
  • El enojo tiene dos orígenes:
    • Un sentimiento de frustración por no haberse evitado la muerte
    • Una reacción regresiva o más infantil ante el hecho de ser abandonado
  • El doliente a veces culpa a otra persona por la muerte para darle sentido a su pérdida o para validar la idea de que pudo haberse evitado

Culpa

  • La culpa a menudo está asociada con algo que sucedió o algo a lo que no se prestó atención cerca del momento de la muerte
  • Ansiedad

    • Mientras más intensa y persistente la ansiedad, más ayuda externa se necesita para procesar la reacción de duelo
    • La ansiedad se produce por:
      • Miedo a no poder cuidarse a sí mismo
      • Conciencia de la propia mortalidad

    Fatiga

    • El cansancio y la fatiga a menudo se perciben y experimentan como apatía y desgano

    Conmoción

    • Puede presentarse tanto ante muertes repentinas como anticipadas

    Soledad

    Impotencia

    Anhelo de estar con la persona perdida

    Alivio

    • Frecuente cuando el difunto sufrió antes de la muerte
    • Al sentimiento de alivio le puede seguir la culpa

    Insensibilidad

  • A menudo se presenta como falta de sentimientos poco después de la muerte
  • Sensaciones físicas que a menudo se presentan durante el duelo

    • Sensación de vacío en el estómago o pérdida del apetito
    • Rigidez en el pecho o garganta
    • Fatiga, insomnio
    • Hipersensibilidad al ruido o irritabilidad
    • Suspiros profundos y repetidos
    • Llanto frecuente
    • Dificultad para respirar, boca seca, falta de fuerza muscular

    Pensamientos que a menudo se presentan durante el duelo

    Incredulidad

    • Reacción típica al enterarse de la muerte de un ser querido
    • Una sensación de despersonalización (nada parece real)

    Confusión

    • Dificultad para concentrarse
    • Incapacidad para organizar los pensamientos

    Falta de memoria

    Preocupación

    • Pensamientos constantes sobre el difunto y/o la manera de devolverle la vida

    Alucinaciones (sensación de presencia del difunto)

    • Visuales y auditivas

    Comportamientos que a menudo se presentan durante el duelo

    • Cambios en el apetito y en los patrones de sueño
    • Distracción o hiperactividad
    • Aislamiento social o evasión de cosas que recuerdan a la persona que murió
    • Soñar con el difunto
    • Buscar y llamar al difunto
    • Suspiros, llanto, visitas a lugares o transportar/atesorar recuerdos del difunto

    Averigüe si el cuidado de hospicio podría ayudar a su ser querido.

    English 繁體中文