No hay correcto o incorrecto cuando se trata del duelo

"Me siento enojado y culpable"

"Me sentí muy mal desde que murió mi madre, pero no pude ir a un grupo de apoyo para el duelo; no creí que encajaría. Mi madre fue muy crítica conmigo toda mi vida". Trataba de complacerla, pero nada de lo que hacía importaba. A pesar de esto, la cuidé cuando estaba enferma, porque sentía que era mi deber.

"Cuando ella murió, realmente sentí alivio. Entonces empezaron a aparecer otros sentimientos. ¡Me enojé con ella por la forma en que me trató durante todos esos años! Entonces me sentí culpable por no poder arreglar las cosas con ella. Últimamente, sentí como si un agujero negro se hubiera abierto a mi alrededor y no sé muy bien cómo salir de él.

"Pensé que me sentiría mejor después de que ella muriera. En cambio, siento un vacío y vergüenza. Desearía poder ir a un grupo de apoyo y hablar, pero me temo que escucharía lo maravillosas que eran otras madres y me sentiría peor".

El dolor puede ser muy difícil cuando se pierde a alguien cercano a uno. Pero puede ser aún más desafiante cuando su relación con alguien que murió fue tensa o, peor aún, inexistente. Puede aislarse de los demás, por temor a compartir todas las emociones que siente.

  • Tal vez usted se siente culpable porque anhelaba obtener alivio al haber brindado su cuidado.
  • Quizás otros no saben cómo era su relación y no puede explicarla.
  • Tal vez ya no era la persona que una vez fue.
  • Tal vez actuaba mejor frente a los demás que cuando ustedes dos estaban solos.
  • Tal vez se comportaba de manera impredecible, malhumorada, imposible de complacer o con enojo o exigencia.
  • Tal vez ella era verbal o emocionalmente agresiva o físicamente amenazante.
  • Tal vez usted ocultó las cosas durante tanto tiempo que ahora es difícil o imposible decir la verdad.

Su dolor es el adecuado para usted

Si las cosas estaban mal antes, se preguntará, ¿por qué no se siente mejor ahora? ¿Por qué no puede simplemente dejar el pasado atrás y disfrutar la vida? ¿Se olvidó de cómo disfrutar la vida o nunca aprendió a hacerlo?

  • Tal vez esté tan acostumbrado a cuidar que no sabe qué hacer usted mismo.
  • Tal vez seguía esperando poder componer las cosas con la fórmula o las circunstancias adecuadas. Ahora es demasiado tarde, ¡y teme que nunca tendrá la oportunidad de componer nada!
  • Quizás esté triste porque nunca ha probado lo que anhelaba; le preocupa que haya perdido la esperanza.
  • Tal vez sienta tanto enojo por cómo terminaron las cosas que no puede dejar ir el pasado para disfrutar de algo nuevo.

Nadie está realmente cómodo con el dolor. Es posible que se sienta cohibido o piense que no está "haciendo las cosas bien". Por extraño que sea, debe confiar en que su dolor está perfectamente adaptado a usted: su historia, su personalidad, su relación con la persona fallecida y sus circunstancias.

No hay un modo que sea el adecuado para todos... ¡para nada! Si su relación fue buena en su mayor parte, su dolor está formado por lo que tenía y lo que ahora extraña. Si su relación fue problemática, su dolor está formado por lo que quería pero nunca obtuvo. Es posible que se sienta más confundido y en conflicto que triste.

Eso no significa que haya algo mal con usted o con su dolor. Incluso si su duelo es diferente, sigue siendo un duelo, y usted tiene derecho a sentirlo. Tiene derecho a sentirse mejor con el tiempo.

Lo más importante que puede hacer es ser honesto con usted mismo y con los demás acerca de cómo se siente. No hay una manera correcta o incorrecta de sentir el dolor y no hay una cantidad de tiempo correcta. La pena se manifiesta de manera muy personal.

Averigüe si el cuidado de hospicio podría ayudar a su ser querido.

English 繁體中文