5 formas de planificar para los días festivos después de la muerte de un ser querido

Afrontar los días festivos

Una silla vacía en la mesa de Acción de Gracias, un regalo que no se abrirá, la expectativa de una visita para las fiestas de un ser querido que no vendrá. Es difícil afrontar los días festivos después de la muerte de un ser querido, especialmente en los primeros años.

Nada puede aliviar el dolor que conlleva saber que los días festivos nunca serán lo mismo, pero hay algunas cosas que usted y su familia pueden hacer para sobrellevar la situación, disfrutar de su tiempo juntos y honrar durante esos días especiales a una persona fallecida.

1. Pida a cada miembro de la familia que exprese sus opiniones y preferencias sobre la participación en las preparaciones y tradiciones de los días festivos.

Una reunión familiar le ayudará a analizar el papel que desempeñó su ser querido en las tradiciones o festejos de los días festivos. ¿Mamá siempre traía el pastel de calabaza? ¿El abuelo siempre decía una oración especial? Tal vez usted y su papá siempre armaban juntos el árbol de Navidad. Al hablar sobre lo que más extrañará de la ausencia de su ser querido, usted y su familia están dando el primer paso para enfrentar su dolor.

2. Revise todas las actividades asociadas al día festivo. Considere qué conservar y qué cambiar este año.

Si usted y su familia deciden continuar con las tradiciones familiares de los días festivos, tal vez alguien más pueda desempeñar el papel de su ser querido. Replicar el pastel de calabaza de mamá puede ser un consuelo para todos y una excelente manera de honrar su memoria. Cada miembro de la familia debe hacer solo lo que se sienta más capaz de manejar, y todos deben respetar las decisiones tomadas por toda la familia.

Nadie dice que tiene que hacer las cosas como se hicieron en el pasado. Si solía ir a la casa del difunto para una cena festiva, este año puede decidir ir a un lugar diferente o quedarse en casa. Está bien si no tiene ganas de decorar o armar el árbol. Si lo hace, invite a familiares y amigos a ayudar. Esto aligerará el estado de ánimo y agregará un sentimiento festivo. Está bien si no tiene ganas de asistir a un servicio religioso. Si lo hace, invite a alguien que vaya con usted y compartan un momento especial juntos.

Este no es el momento para grandes expectativas. Los sentimientos de dolor van y vienen. Puede sentirse optimista y enérgico en un momento y abrumadoramente triste y cansado al siguiente. Es un momento para ser amable con usted mismo y ayudar a otros a comprender cómo se siente y qué necesita.

3. Decida de qué modo incluir la memoria de su ser querido en los eventos festivos.

La silla puede estar vacía, pero su ser querido estará presente en su mente y en su corazón durante la temporada de festividades. Puede incluirlo en reuniones familiares encendiendo una vela especial cuando se reúna o colocando notas en una caja para leer y compartir más tarde. Después de la comida de Acción de Gracias, o después de que se abran los regalos, mientras están todos juntos, miren los álbumes de fotos y cuenten historias sobre su ser querido que se ha ido. Esto puede hacer que se sientan conectados entre sí y con el ser querido que murió.

4. Responda a las invitaciones para las fiestas.

Las festividades están llenos de fiestas y encuentros. Debe planear pasar tiempo con las personas con las que disfruta estar, aunque solo sea por unos momentos. Para que sea más fácil, pídale a un amigo que lo acompañe y quédese solo el tiempo que desee. Pregunte a su anfitrión si está bien aceptar o rechazar a último momento, ya que no está seguro de cómo se sentirá. Además, permítase rechazar invitaciones que no quiera aceptar.

5. Tenga en cuenta que su miedo a las festividades puede ser más grande que la realidad.

A veces, la sola idea de estar cerca de las personas felices que asisten a la fiesta puede hacer que su dolor sea más notable. Es difícil ver cómo la vida transcurre a su alrededor mientras usted todavía está dolido por la muerte de su ser querido. Sin embargo, el temor de pasar las fiestas sin esa persona puede ser peor que la realidad cuando se rodea de familiares, amigos y otras personas que entienden lo que está pasando. Durante el tiempo de las festividades, permítase disfrutar de "momentos dorados" cuando pueda ver la alegría de las fiestas asomándose a través de las sombras de su dolor. Su ser querido querría eso para usted.

Averigüe si el cuidado de hospicio podría ayudar a su ser querido.

English 繁體中文