Recordar a los seres queridos en días festivos, aniversarios y días especiales

Los días especiales son importantes para mantener vivos los recuerdos de los seres queridos que han muerto, pero también pueden ser experiencias agridulces si todavía está de luto.

Los aniversarios, los días festivos y los cumpleaños tienen el poder de desencadenar recuerdos de buenos tiempos pasados. Les recuerdan a los sobrevivientes, a veces con dolor, que su ser querido no está aquí este año.

Pero los días especiales también pueden brindar oportunidades para recordar los buenos momentos que alguna vez se compartieron con sus seres queridos. Le dan la oportunidad de pensar, hablar o tomar medidas que honran a alguien que sigue siendo especial e importante. Crean ocasiones para invitar a otros a unirse a su proceso de recordar.

No hay una "manera correcta" para celebrar un día festivo, aniversario o día especial. Cada persona y cada recuerdo son especiales. Considere sus opciones y elija las actividades que sean más significativas para usted y para los recuerdos que desea honrar en nombre de su ser querido.

Comience por hacer preguntas:

  • ¿Cuáles son los resultados que quisiera obtener? ¿Qué es lo que espero experimentar o expresar?
  • ¿Qué recuerdos o valores de mi ser querido honraré? ¿Qué sentimientos expresaré?
  • ¿Lo haré en privado? ¿Se lo contaré a los demás después? ¿Invitaré a otras personas al evento?
  • ¿Será este un evento independiente o parte de otro evento? ¿Dónde? ¿Cuándo?
  • ¿Será planificado o espontáneo? ¿Implica compartir de manera informal, lectura, alguna acción simbólica o algo más?
  • ¿Resultará en algo tangible, como la dedicación o un objeto conmemorativo, una donación, un fondo o servicio comunitario en honor de un ser querido?

Considere un abanico de ideas... y elija personalmente:

  • Encender una vela conmemorativa en la mesa o por varias horas en un día especial.
  • Planificar una celebración conmemorativa con familiares o amigos. Intercambiar historias sobre su ser querido. Servir su comida favorita. Hacer un brindis.
  • Hacer duplicados y enmarcar fotos favoritas de su ser querido para regalar a la familia.
  • Hacer una lista con las maneras en que su ser querido enriqueció su vida y continúa influenciándolo.
  • Visite los lugares favoritos y saboree los recuerdos que usted y su ser querido comparten.
  • Haga algo que su ser querido haya disfrutado: asista a un juego, un concierto, un parque temático o un juego de béisbol.
  • Plantar un árbol, dedicar un ladrillo conmemorativo o un banco para una plaza en nombre de su ser querido.
  • Fabricar algo: una manta de retazos o un oso de peluche con las prendas de vestir favoritas de su ser querido.
  • Arreglar el jardín o instalar un comedero para aves en el lugar favorito de su ser querido.
  • Hacer los arreglos necesarios para conmemorar a su ser querido en una misa u otro servicio religioso.
  • Donar flores/plantas a su iglesia, sinagoga o lugar de culto en honor a su ser querido.
  • Donar objetos o materiales a usar para rendir culto o para la educación en nombre de su ser querido.
  • Establecer una beca o fondo conmemorativo en honor a su ser querido.
  • Hacer una donación a la organización benéfica favorita de su ser querido.
  • Ofrecerse como voluntario para ayudar a una persona necesitada u organización en honor a su ser querido.
  • Visitar/llevar flores al cementerio.

Elija lo que le parezca correcto para marcar un cumpleaños, aniversario o día festivo especial en honor a su ser querido. A pesar de que esa persona ya no está aquí, recuerde que él o ella continúa marcando una diferencia en su vida.

Averigüe si el cuidado de hospicio podría ayudar a su ser querido.

English 繁體中文