Guardar duelo por el fallecimiento de un pariente

Una experiencia devastadora

La muerte de un padre es el tipo más común de duelo en los EE. UU. Todos los años, casi 12 millones de estadounidenses entierran a uno de sus padres, pero la sociedad tiende a creer que porque se espera que nuestros padres mueran, los hijos adultos en duelo deben "superar rápidamente su muerte y seguir adelante".

Una mujer de 45 de edad que perdió a sus dos padres en nueve meses se lamenta: "La muerte de mis padres fue una experiencia devastadora. De repente no hubo amortiguador entre mi mortalidad y yo. Me sentí como si no fuera hija de nadie, una huérfana abandonada. Me obligó a crecer de repente cuando todos empezaron a verme como la nueva figura materna en la familia".

Si la relación con un padre fue cercana, muchos hijos adultos sienten que han perdido a un amigo y consejero. Mientras lloran a un padre, lamentan la ausencia de cualquier persona que pueda compartir con ellos los recuerdos de su infancia o compartir los premios, logros o la vida cotidiana de sus hijos.

Los siguientes pasos

Las viejas rivalidades entre hermanos y los celos pueden reaparecer en el momento de la muerte de un padre, especialmente cuando hay disputa sobre la herencia. Cuando un padre muere, muchos hijos adultos comienzan a analizar el significado de sus vidas y examinan la dirección que están tomando. Algunos hacen cambios importantes en sus vidas.

Si ha perdido a alguno de sus padres, estas sugerencias podrían ayudarle:

  • Reconozca la importancia de la pérdida y permítase hacer su duelo completamente. Los sentimientos de ira, ambivalencia, culpa y vergüenza son normales.
  • No se presione para "volver a la normalidad".
  • Aborde cualquier asunto pendiente con su padre fallecido escribiendo una carta, hablando con alguien de su confianza o buscando ayuda de un profesional que se especialice en duelo.
  • Cree nuevos patrones, rituales y ceremonias familiares. Prepárese con anticipación para días festivos especiales y aniversarios.
  • Súmese a un grupo de ayuda para el doliente para compartir sus sentimientos con otros.
  • Todos los años, recuerde el aniversario de la muerte de su padre o madre. Puede homenajearlo donando a una organización benéfica en nombre de sus padres, plantando un árbol, visitando el cementerio, haciendo un libro de recuerdos o lo que sea que funcione para usted.
  • Acepte las ofertas de ayuda de sus amigos y familiares. Sea específico acerca de lo que necesita.
  • Aprenda a cuidarse solo. Rodéese de personas que lo amen.

Reconfórtese sabiendo que el dolor que siente mientras llora a su padre o madre va disminuyendo con el tiempo.

Averigüe si el cuidado de hospicio podría ayudar a su ser querido.

English 繁體中文