Duelo anticipado

Aquí le mostramos cómo identificar el duelo anticipado y estrategias para lidiar con él

Los pacientes y las familias que se enfrentan a una enfermedad terminal generalmente comienzan el proceso de duelo antes de la pérdida real. Esto se conoce como "duelo anticipado". Aunque puede ser incómodo, el duelo anticipado a veces es útil y puede causar menos complicaciones de dolor posteriormente. De la misma manera en que cada persona experimenta el dolor de una manera única, lo mismo ocurre con el duelo anticipado. Es un proceso natural que ayuda a las personas a prepararse para cerrar el proceso desde el punto de vista emocional y físico. También es un tiempo en el que tanto el paciente como la familia se preparan para el cambio.

Cosas a tener en cuenta

Los síntomas físicos y emocionales asociados con el duelo también pueden estar asociados con el duelo anticipado. Puede experimentar lo siguiente:

  • Pérdida de apetito
  • Tensión e irritabilidad
  • Fatiga e insomnio
  • Lágrimas o llanto inesperados
  • Agitación
  • Indecisión sobre qué hacer
  • Culpa o enojo
  • Cambios en el estado de ánimo en relación con pequeñas cosas

Con frecuencia, los pacientes también atraviesan un proceso de duelo anticipado. Algunos pueden querer "poner sus asuntos en orden" para que sus deseos sean respetados. Esto, a veces, se refiere a completar "asuntos pendientes".

Otros pueden estar preocupados por la forma en que sus seres queridos lidiarán con su ausencia cuando ya no estén. Por ejemplo, un paciente que está muriendo puede querer asegurarse de que sus seres queridos adquieran habilidades prácticas para la vida, como aprender a hacer el balance de la chequera o aprender a cocinar.

El paciente también puede expresar la necesidad de alejarse emocionalmente de otras personas. Los cuidadores pueden observar un comportamiento de "distanciamiento", como por ejemplo el paciente se vuelve menos conversador, pierde interés en actividades que antes tenían significado y rechaza la visita de amigos y familiares.

Qué hacer

  • Póngase en contacto con personas y grupos que puedan ofrecerle apoyo y ayuda.
  • Busque ayuda a través de consejos con un terapista, ministro, sacerdote o rabino.
  • Recuerde que todos necesitan el tiempo adecuado de duelo.
  • Recurra a cualquier creencia espiritual que le brinde confort o alivio.
  • Exprésese a través el arte, la poesía, la música, el registro diario o la jardinería.
  • Participe en la revisión de la vida a través de fotos, música, conversaciones y escritura.
  • Identifique problemas y preocupaciones, los que son importantes de resolver antes de la pérdida.
  • Hable de sus sentimientos.
  • Aborde los problemas legales/financieros/funerarios como corresponda.
  • Analice los planes futuros como corresponda.
  • Identifique si sus expectativas son realistas.

Averigüe si el cuidado de hospicio podría ayudar a su ser querido.

English 繁體中文