La ventaja de VITAS: Estudio de caso sobre modalidades complejas para instalaciones de cuidado a largo plazo

Se incrementa el uso del hospicio entre los pacientes de leucemia, lo que mejora su calidad de vida

Una creciente proporción de beneficiarios de Medicare con leucemia, incluidos aquellos que viven en instalaciones de cuidado a largo plazo, se inscribieron en el hospicio durante la década pasada y esto mostró que fueron menos propensos a morir en los hospitales o a recibir quimioterapia cerca de la muerte en comparación con los pacientes con leucemia que no reciben cuidados de hospicio.

Los datos arrojan que los cuidados de hospicio mejoraron la calidad de vida de los pacientes con leucemia y redujeron la probabilidad de muertes hospitalarias, aunque solo la mitad de los pacientes elegibles en esta población usan servicios de hospicio. Asimismo, las estadías en el hospicio siguieron siendo breves, especialmente entre una quinta parte de los pacientes que dependen de las transfusiones de sangre, según un estudio de 2017 presentado ante la American Society of Hematology (ASH) y publicado en su diario, Blood.

"Mientras que el uso del hospicio en los pacientes con leucemia parece ir en aumento, los pacientes con cánceres de sangre usan los servicios paliativos y de hospicio al final de la vida de manera menos frecuente que aquellos con tumores sólidos", escriben los autores. "Un tiempo significativamente más corto en el hospicio entre los pacientes dependientes de transfusiones indica que la necesidad de ayuda para las transfusiones puede demorar significativamente la inscripción al hospicio".

Usando la vigilancia asociada, Epidemiologia, y los Resultados finales (SEER) de la base de datos de Medicare, los investigadores analizaron los datos en 21,076 beneficiarios con leucemia aguda o crónica (edad media, 79 años; mujeres, 44%; leucemia aguda, 46%) que murieron entre 2001 y 2010. La dependencia en la transfusión fue definida como recibir dos o más transfusiones al menos cada cinco días dentro de los 30 días antes de la muerte o la inscripción al hospicio.

Entre los pacientes con leucemia:

  • Se incrementó el uso de hospicio del 35% al 49% de 2001 a 2011 (P < .0001).
  • Sin embargo, el tiempo de estadía medio en el hospicio fue solo de 9 días.
  • Disminuyeron las muertes de pacientes hospitalizados (de un 51% a un 38%), como sucedió con la realización de quimioterapias dentro de los 14 días de la muerte (de un 15% a un 10%).
  • 20% de los pacientes con leucemia dependían de transfusiones.

Se encontró que los cuidados de hospicio mejoraban la calidad de la experiencia al final de la vida del paciente. Los pacientes con leucemia que recibieron servicios de hospicio habían mejorado los puntajes de rendimiento sobre las mediciones de la calidad en los cuidados al final de la vida en comparación con aquellos que no reciben cuidados de hospicio.

Los pacientes con leucemia en el hospicio tenían:

  • Una probabilidad significativamente inferior de muerte en el hospital (3% contra el 75%)
  • Una menor probabilidad de recibir quimioterapia en los últimos 14 días de vida (5% contra el 16%)
  • Un menor índice de gastos de Medicare al final de la vida ($7662 contra $17,783)

Aunque los pacientes que dependen de las transfusiones habían tenido una probabilidad ligeramente más elevada de inscripción en el hospicio, también tuvieron un tiempo 51% menor en el hospicio y un riesgo 38% mayor de recibir servicios de hospicio durante menos de tres días.

"Estos resultados sugieren que los pacientes tienen que elegir entre recibir las transfusiones que necesitn y recibir cuidados al final de la vida de alta calidad", escriben los autores.

Entonces, mientras más pacientes con leucemia reciben cuidados de hospicio, aunque sea a última hora, aquellos que necesitan transfusiones de sangre paliativas están recibiendo este cuidado de calidad incluso más cerca de la muerte, lo que evita que el equipo multidisciplinario del hospicio tenga el tiempo necesario para proporcionar la gama completa de servicios paliativos y de apoyo para el final de la vida, señalan los autores.  Abogan por un cambio en la póliza de Medicare en relación con el suministro de transfusiones paliativas.

La ventaja de VITAS ofrece modalidades complejas para los residentes con enfermedades avanzadas

VITAS se especializa en modalidades complejas para pacientes que requieren atención de alta complejidad, un recurso que permite a residentes de hogares de ancianos y centros de cuidado a largo plazo envejecer en el lugar de su preferencia.

Las modalidades complejas proporcionadas por VITAS incluyen:

Para los profesionales en cuidado a largo plazo, el cuidado de hospicio en las instalaciones:

  • Garantiza que los residentes de cuidados reciban un cuidado centrado en el confort para las enfermedades avanzadas en su entorno preferido
  • Alivia la carga y el estrés del personal de cuidado a largo plazo al incorporar modalidades complejas para tratar el dolor, manejar los síntomas y los fluidos, brindar cuidado de las heridas, y ofrece tratamientos centrados en el confort para enfermedades avanzadas, como el cáncer, cardiopatía, enfermedad pulmonar, Alzheimer/demencia, sepsis/síndrome postsepsis, y más
  • Reduce las readmisiones de residentes de instalaciones de cuidado a largo plazo en hospitales o departamentos de emergencia y mejora los parámetros generales de calidad de atención en estadías a corto y largo plazo y la satisfacción del paciente y su familia.

Fuente: Olszewski, A. & Egan, P. (2017) Transfusion Dependence and Use of Hospice Among Medicare Beneficiaries with Leukemia. Blood, 130(Suppl 1): Abstract 277

¿Su paciente está listo para el hospicio?