Recurrir al cuidado de hospicio no es darse por vencido. El cuidado de hospicio es esperanza.

Apoyo para el paciente y la familia

Existe una idea equivocada muy común que sostiene que elegir el cuidado de hospicio significa perder las esperanzas. Los datos sobre hospicio, sin embargo, demuestran todo lo contrario. ¿Perder esperanzas? Difícilmente. Con el tiempo, el cuidado de hospicio en realidad alivia el sufrimiento, promueve la dignidad y facilita la despedida al paciente y a su familia. Esos son los beneficios del cuidado de hospicio.

Una mujer en silla de ruedas junto a su hija, que está sentada en un banco del parque, y le sonríe

El equipo de cuidadores de hospicio está especialmente capacitado en cuidados al final de la vida, que se pueden proporcionar en el lugar donde vive el paciente, ya sea una comunidad de vida asistida, un hogar de ancianos o una residencia privada. El cuidado de hospicio también se puede proporcionar en hospitales y centros que atienden exclusivamente a pacientes de hospicio.

Además del manejo del dolor y los síntomas, los beneficios del cuidado de hospicio incluyen una variedad de servicios de apoyo para los pacientes y sus familias: educación, apoyo emocional y espiritual, ayuda con asuntos financieros, ayuda con el cuidado y la higiene personal del paciente, y cuidado temporal para darle un respiro de hasta cinco días al cuidador de la familia.

El hospicio está lleno de esperanza

Algunos pacientes de hospicio experimentan una mejora en su salud, a menudo como resultado de la atención solícita y los beneficios del cuidado de hospicio; algunos incluso eligen revocar sus beneficios de hospicio de Medicare por un tiempo.

Sin embargo, aunque la enfermedad siga avanzando tal como se espera, hay estudios que demuestran que los pacientes enfermos terminales que reciben cuidado de hospicio pueden vivir más tiempo que pacientes con enfermedades similares que no reciben este cuidado.

Los pacientes de hospicio logran un sentimiento de alivio y control. Las visitas regulares de su enfermero/a y auxiliar de hospicio permiten controlar el dolor y otros síntomas y evitan visitas de emergencia al hospital. El hecho de estar en casa, rodeado de familiares y amigos, puede mejorar la calidad de vida. Las charlas con el trabajador social del equipo o el capellán ayudan a sobrellevar el dolor emocional. Lentamente, un paciente de hospicio, y su familia, comienzan a esperar con ansias el mañana.

Los beneficios del cuidado de hospicio empoderan tanto a los pacientes como a sus cuidadores. Los pacientes pueden controlar cómo vivir sus últimos meses; los cuidadores pueden beneficiarse con el apoyo físico y emocional mientras disfrutan de tiempo de calidad con sus seres queridos.

Llame a VITAS para obtener más información sobre las opciones de cuidado paliativo y de hospicio.

English 繁體中文